Lista de compras para un bebé

Lista de compras para un bebé
comparte

A partir de la semana 20, una vez que te confirman que el embarazo va bien y ya sabes el sexo del bebé, conviene empezar a preparar todo lo necesario para el nacimiento del pequeño. Una vez que empieces a mirar tiendas de puericultura alucinarás con la cantidad de productos que hay, pero ¿es realmente necesario comprarlos todo? ¿Qué debo comprar para mi bebé?

El mercado de la puericultura ha evolucionado mucho en los últimos años y cada vez hay más productos diferentes para ayudar a los papás en el cuidado y el desarrollo de los bebés y niños pequeños. Existen todo tipo de objetos y productos que ayudan a hacer la vida más rápida y sencilla, pero realmente no todos son necesarios ni útiles para todos los papás, lo que a uno le resulta imprescindible, otros no lo usan ni una sola vez. Por eso, aunque es bueno consultar a otros papás, también debes tener claro lo que realmente es necesario o lo que piensas que tú vayas a usar según tu forma de vida y la educación que quieras dar a tu hijo.


Este es un listado de las cosas que sí son necesarias:


1- Moisés/Minicuna: para los primeros meses de vida es conveniente que el bebé duerma en una minicuna o moisés ya que en la cuna puede sentirse desprotegido. No obstante, si vas a hacer colecho no hace falta que compres nada ya que el bebé dormirá contigo al menos los primeros meses de vida. Otra opción es comprar una cuna de colecho, que cuenta con un lateral abatible para que se quede pegada a tu cama. Piensa en cómo quieres dormir con tu bebé, pero ten en cuenta que luego los bebés deciden muchas veces y es posible que tengas que hacer otra cosa para facilitar el sueño de todos.

No te puedes perder ...

Productos para el bebé que no debes reutilizar

Productos para el bebé que no debes reutilizar

Cuando vas a tener un niño, es normal que tus familiares o conocidos te presten ciertos productos para así no tener que gastar tanto dinero en lo necesario para el bebé; o que aproveches cosas de tu hijo mayor para el segundo. Sin embargo, hay ciertos objetos que no se deben reutilizar por diferentes motivos.


Además, si compras una minicuna necesitarás el colchón, que debe ser antiahogo y firme, empapadores para el colchón, sábanas y saco de dormir.


2- Cuna: la mayoría de las minicunas solo pueden usarse hasta los 6 meses, por lo que a esta edad deberás pasar a tu bebé a una cuna más grande. De nuevo, no te hará falta la cuna si practicas el colecho y piensas seguir un tiempo con ello ya que podrás cambiarle directamente a su cama cuando llegue el momento. Si no, elige una cuna segura, con varias alturas regulables y un colchón firme que puedas usar hasta los 2 años más o menos.


Para la cuna necesitarás también protectores para las barreras, empapadores, sábanas y manta o saco de dormir.


3- Silla de paseo: para sacar al bebé a pasear lo más cómodo es una silla de paseo. En los primeros meses debe ir tumbado, por lo que necesitarás un capazo. A partir de los 5 meses, más o menos, podrás llevarle ya sentado en la hamaca. Por lo tanto, necesitarás un dúo que cuente con capazo y hamaca para poder usarla más tiempo. Existen muchas opciones de sillas y marcas en el mercado, con precios que van desde los 300 hasta los 2.000 euros. Por supuesto, a la hora de elegir debes tener en cuenta tu presupuesto, pero también la maniobrabilidad, el tamaño, el peso, la facilidad de plegado, si te cabe en el maletero, etc. No compres una silla demasiado grande si luego no va a ser cómoda.


4- Silla para el automóvil: es obligatorio llevar al bebé en el coche sentado en un sistema de retención infantil adecuado a su edad y su tamaño. La nueva legislación obliga a llevar a los niños a contramarcha hasta los 15 meses, aunque la Asociación Española de Pediatría recomienda hacerlo al menos hasta los 2 años y, si se puede, hasta los 4. Por lo tanto, como las sillas de seguridad buenas son caras, y hablamos de la seguridad de tu hijo, lo mejor es que compres una silla a contramarcha que te valga desde el nacimiento hasta los 4 años.


5- Bañera: aunque cuentes con bañera en tu baño, las bañeras de bebé son muy útiles ya que permiten tener al bebé en un espacio más reducido y bañarlo con más facilidad y seguridad. Estas bañeras cuentan con un fondo antideslizante y, muchas de ellas, con un soporte para ayudar a colocar al bebé y dejar una mano libre. Además, si la compras con patas te olvidarás de tener que agacharte, tu espalda te lo agradecerá.


6- Ropa: por supuesto que el bebé necesita ropa, y mucha ya que se ensucian a menudo, pero también hay que tener en cuenta que crecen muy rápido los primeros meses y que algunos conjuntos no los llegarás a estrenar. Por lo tanto, no compres ropa en exceso de talla 0 a 3 y, si te prestan ropa, no dudes en cogerla, sobre todo bodis, pijamas y peleles ya que es lo que más usarás en estos primeros meses. Ten en cuenta la época del año en que va a nacer tu pequeño para comprar la ropa de invierno o de verano.


7- Productos de higiene y salud: para cuidar la piel de tu bebé, lavarlo y curarlo cuando se ponga malo necesitarás una serie de productos que seguro que usas a menudo:


- Pañales (no compres muchos de la talla recién nacido no sea que tu bebé nazca grande y no llegues a usarlos…). Aunque lo normal son los pañales desechables, una buena opción son los pañales de tela, más ecológicos y respetuosos con la piel de tu bebé, pero debes estar segura de querer usarlos ya que hay que lavarlos a menudo.


- Toallitas (busca toallitas hipoalergénicas).


- Gasas estériles para lavar sus ojos, oídos, colocar en el cordón umbilical…


- Toallas de baño. Las capas de baño suelen ser más cómodas, cómpralas de tejidos naturales como el algodón.


- Termómetro para el agua, no es realmente imprescindible ya que puedes comprobar la temperatura con el codo, pero para los papás primerizos, más inseguros, es muy útil.


- Una esponja natural.


- Gel y champú especiales para bebés.


- Crema protectora del culito por si aparecen rojeces o dermatitis del pañal. Solo se debe usar si hay irritación, no a diario.


- Cepillo o peine.


- Aceite o crema hidratante para la piel ya que, sobre todo las primeras semanas, se les seca mucho.


- Suero fisiológico para lavar la nariz y los ojitos.


- 1 tijera con punta redondeada para cortar sus uñas.


- Termómetro. Existen muchos tipos de termómetros, compra uno que sea lo más exacto posible.

Si no tienes muy claro qué productos son mejores, no dudes en pedir nuestra Canastilla del Embarazo, con muestras de las mejores marcas para que las vayas probando.


8- Alimentación: si vas a dar el pecho a tu bebé, lo único que necesitarás de primeras serán sujetadores de lactancia y discos protectores por si se te sale la leche entre toma y toma. No obstante, es probable que también acabes usando un sacaleches para poder sacarte leche y dársela al bebé si no estás delante, sobre todo cuando vuelvas al trabajo si quieres continuar con la lactancia materna exclusiva. Si es así, también necesitarás recipientes para conservar la leche y biberones par dársela. De todas formas, estas compras pueden esperar hasta que el bebé nazca, para que vayas viendo lo que realmente necesitas.


Si no vas a darle el pecho, necesitarás biberones desde el primer día. También es aconsejable comprar un esterilizador para limpiar los biberones, aunque los pediatras cada vez más optan por lavar bien los biberones con agua caliente y esterilizarlos solo de vez en cuando, para lo cual puede bastarte con meterlos en agua caliente. De igual modo, un calientabiberones es más rápido, pero no imprescindible ya que puedes usar el microondas o la vitrocerámica.


Productos que no son imprescindibles, pero son cómodos


1- Trona: la trona no se usa hasta los 6 meses, así que no es algo que necesites desde el nacimiento. Y, aunque es cierto que puedes sentar a tu bebé encima de ti, colocarlo en una trona te permite darle mayor libertad y tenerla también tú. Es muy cómoda, por lo que sí aconsejamos comprarla.


2- Cuna de viaje: si vas a viajar mucho, la cuna de viaje te será muy útil ya que se pliega fácilmente, ocupa poco y permite al bebé dormir en cualquier sitio hasta que duerma en cama. No obstante, no os hará falta si viajáis poco o si hacéis colecho.


3- Cambiador: si bien es cierto que se puede cambiar al bebé en cualquier superficie dura y segura, es muy cómodo tener un cambiador elevado para no tener que agacharte, si además cuenta con cajones en la parte inferior, podrás usarlo para guardar las cositas del bebé.


4- Hamaca: no a todos los bebés les gusta estar en la hamaca, pero si a tu hijo le gusta será muy cómodo para dejarle ahí algunos ratitos y que no esté siempre en la cuna. Podrá jugar con los juguetes de la hamaca, balancearse o dormirse algunos ratitos. Eso sí, como te decimos, no a todos los bebés les gusta estar en la hamaquita.


5- Intercomunicador: si tu casa es pequeña, es poco probable que uses un vigilabebés o intercomunicador ya que oirás a tu hijo en cuanto llore. No obstante, es muy útil para chalés o casa de varias plantas o cuando estás con mucha gente y hay mucho alboroto. De igual modo, hay intercomunicadores muy sencillos y baratos y otros con mil artilugios y muy caros. Si necesitas uno, elige en base a tu presupuesto y lo que realmente vayas a usar.


6- Mochila portabebés: el fular o mochila portabebés cada vez se usa más ya que a los niños les encanta ir pegados a sus papás y deja las manos libres, lo cual es muy cómodo para dormir o calmar al bebé en casa o para salir de excursión o a pasear. Sin embargo, no todos los padres lo usan lo mismo, así que deberás tener en cuenta si crees que la vas a usar o no. Del mismo modo, si la quieres usar desde recién nacido asegúrate de que con esa mochila o fular puedes.


7- Juguetes: los juguetes son imprescindibles para el bebé ya que es una manera de estimularlo y ayudarle en su desarrollo, pero no necesitas tenerlos todos. Para los bebés son muy recomendables los móviles de cuna, los peluches blanditos, los libros blanditos, los juguetes para el baño, las mantas de juego o gimnasio, los sonajeros, etc.


8- Robot de cocina: no es necesario ya que puedes hacer la comida del bebé en una olla y triturarla con batidora, pero es cierto que son más cómodos y rápidos. De todas formas, si quieres hacer Baby Led Weaning no lo necesitarás.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de medidas de leches para lactantes que arroja como resultado una recomendación de cuánta leche debería tomar un bebé según su edad. Se trata sólo de una recomendación ya que los últimos estudios científicos sugieren que los bebés se alimenten a demanda.


Fecha de actualización: 07-11-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>