¿Cómo limpiar y cuidar los pañales de tela?

¿Cómo limpiar y cuidar los pañales de tela?
comparte

Cada vez son más los papás que, concienciados con el medio ambiente, deciden usar pañales de tela en lugar de los desechables. Estos, además, son más cuidadosos con la piel de tu bebé, solo tienes que emplear un poco más de tiempo en ellos ya que hay que lavarlos en la lavadora en lugar de tirarlos directamente.

Los pañales desechables normales están fabricados con plásticos y productos derivados del petróleo, por lo que su degradación es muy lenta y, además, contaminan el medio ambiente y no son muy saludables para la delicada piel del bebé.


Si tenemos en cuenta que cada año, solo en Estados Unidos, se desechan unos 18.000 millones de pañales, es normal entender que sean la tercera mayor fuente de residuos sólidos en los vertederos.


Por eso, cada vez son más los papás que optan por los pañales ecológicos, fabricados con tejidos orgánicos briodregadables, o por los pañales de tela.


A muchos esta última opción les parecerá una locura y un atraso, pesando en nuestros abuelos y los “picos” que se usaban hace años cuando no existían los pañales. Sin embargo, los pañales de tela actuales son muy cómodos de poner y quitar (se asemejan a los desechables en su forma, solo que cuentan con un velcro) y se lavan en la lavadora. Si señores, recordemos que actualmente tenemos lavadoras y no hay que lavar a mano.


Por lo tanto, aunque es cierto que es un poco más trabajoso que quitarlo y tirarlo a la basura, no lleva mucho más tiempo que lavar otro tipo de ropa interior que, al fin y al cabo, tu hijo usará tarde o temprano.

¿Cómo cuidar los dientes de leche?

¿Cómo cuidar los dientes de leche?

A pesar de lo que la mayoría de los padres piensan, los dientes de leche también pueden sufrir caries y otras enfermedades dentales. Por eso una higiene adecuada es fundamental desde que nacen los primeros dientes. Así, además, el niño se irá acostumbrando a lavárselos y será más fácil enseñarle a que lo haga solo y lo adopte como un hábito


Y, además, ¡es mucho más barato!


¿Cómo se deben lavar?


Todos los pañales de tela son reutilizables, lo que significa que se pueden lavar para volver a usarlos, independientemente del modelo.


Lo primero, lee bien las instrucciones del fabricante ya que algunos requieren un tratamiento especial, un determinado programa en la lavadora o lavarlos a una temperatura concreta.


Cuando el pañal esté sucio, puedes darle un agua previa antes de meterlo a la lavadora para que la caquita no se quede mucho tiempo y no coja olor ni cree una mancha difícil de quitar (ya que no vas a poner una lavadora con cada pañal, debes tener muchos para poder esperar a que haya unos cuantos sucios y lavarlos todos juntos). No obstante, comprueba cómo queda tu pañal si lo lavas directamente, quizá no te haga falta esa agua previa.


El jabón que pongas en la lavadora, como para el resto de ropita de tu bebé, debe ser hipoalergénico, sin aromas, enzimas o blanqueantes. Evita también los suavizantes.


Para eliminar malos olores, algunos padres añaden un poco de bicarbonato a la lavadora o una taza de vinagre blanco, que también suaviza la tela, pero algunos fabricantes no lo recomiendan, por eso es importante que antes de lavar leas bien las instrucciones de tus pañales.


Lava los pañales de tela y las cubiertas por separado del resto de la ropa y no llenes la lavadora o no quedarán bien limpios. Lo normal, aunque depende de la capacidad de la lavadora, es no lavar más de 24 pañales por carga.


La temperatura, como decíamos, dependerá de la tela y del pañal. Los pañales de algodón se lavan en caliente, por ejemplo, pero algunas cubiertas pueden deteriorarse si la temperatura es muy alta.


Es mejor que el programa cuente también con ciclo de prelavado. Asegúrate también de que el enjuague es adecuado para que queden totalmente libres de jabón.


Al salir de la lavadora deben oler a limpio y fresco. Si no es así, significa que quedan restos de bacterias que pueden irritar la piel de tu bebé y provocarle dermatitis. Vuelve a lavarlos.


A la hora de secarlo, lo mejor es hacerlo en un tendedero y dejar que se sequen solos al aire ya que muchos de ellos se estropean en la secadora. Pero, como ya hemos dicho, revisa las instrucciones que quizá los tuyos sí aguanten la secadora.


En poco tiempo te habrás hecho a la rutina y no te resultará nada trabajoso ya que, al fin y al cabo, solo supone poner una lavadora más cada dos o tres días (según manche tu hijo).
 

Foto: Creado por Peoplecreations - Freepik.com


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar