Cómo tratar la dermatitis del pañal

Cómo tratar la dermatitis del pañal
comparte

La dermatitis del pañal es uno de los problemas más frecuentes en recién nacidos, sobre todo durante el primer año de vida del niño. Aunque se desconoce la prevalencia exacta, se ha visto que afecta por igual a ambos sexos y se estima que entre un 7 y un 35% de los niños la desarrolla durante el periodo de lactancia.

La dermatitis del pañal o dermatitis irritativa del área del pañal es un proceso cutáneo irritativo e inflamatorio que aparece como consecuencia de las especiales condiciones de humedad, maceración, fricción y contacto con la orina y las heces que se producen en la zona cubierta por el pañal. Normalmente se trata de un problema leve y pasajero pero también puede agravarse llegando incluso a requerir tratamiento con medicamentos.


¿Cómo se manifiesta?


Lo primero que se observa es la aparición de rojeces o eritema en la zona que está en contacto más directo con el pañal como son las nalgas, los genitales externos y las zonas perineales.


Si esta dermatitis se agrava, el eritema se hace más vivo e intenso y empieza a afectar a los pliegues. Y si no se trata con rapidez puede llegar a afectar a la zona de las nalgas apareciendo zonas erosionadas, vesículas y pápulas, e incluso puede sobreinfectarse por Candida Albicans.


¿Cómo prevenirla y tratarla?


Para prevenirla se aconseja cambiar con frecuencia el pañal con el fin de mantener el culito seco, limpio y protegido. Parece claro que el número de cambios de pañal al día es un factor clave.

El cuidado del culito del bebé: el pañal

El cuidado del culito del bebé: el pañal

La higiene del culito del recién nacido: Al nacer los bebés tienen la piel suave y delicada y hasta los 4 años aproximadamente ésta no alcanza el grosor de la de un adulto, por lo que su cuidado e higiene debe extremarse, especialmente en la zona del pañal.


En cada cambio de pañal, es muy importante realizar una buena higiene de la zona, ésta se hará con agua tibia y un gel lavante neutro, sin jabón. Después se tendrá la precaución de secarla bien, con una toalla suave, sin frotar, dando ligeros toques y haciendo especial hincapié en los pliegues.


Una vez esté el culito limpio y seco, se debe aplicar una crema bálsamo a base de óxido de zinc que aísle eficazmente la piel del culito y la proteja hasta el siguiente cambio de pañal.


Siempre que se pueda, también se recomienda dejar la zona del culito al descubierto.


En el caso de aparición de dermatitis del pañal y de no mejoría en unos días o en caso de empeoramiento antes de nada, se debe acudir al pediatra. Él será quien valorará el problema y quien podrá indicarte el tratamiento más adecuado.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar