• Buscar
Publicidad

Consejos para comprar la cuna de viaje

Consejos para comprar la cuna de viaje

Las cunas de viaje son muy prácticas y útiles, no solo para viajar, sino también para que tu bebé pueda dormir tranquilo su siesta o descansar si vais a casa de los abuelos o de cualquier amigo o familiar. Busca una ligera y que sea fácil de transportar.

Publicidad

Las cunas de viaje son muy útiles y necesitarás tener al menos una ya que te vendrá muy bien cuando vayas de vacaciones o de viaje con tu bebé, o simplemente para tener una cuna donde el pequeño pueda dormir y jugar cuando está en casa de los abuelos.

A la hora de comprar una cuna de viaje, ten en cuenta las siguientes condiciones para elegir la mejor y más conveniente para ti:

- Hay un gran abanico de cunas de viaje en el mercado, según sus funcionalidades y accesorios será más o menos cara. Ten en cuenta tu presupuesto antes de buscar.

Articulo relacionado: Viajar con bebés en tren

- Lo mejor es una cuna de viaje de dos alturas ya que te permite colocar el colchón del bebé a diferente altura según su edad. Cuando es más pequeño puedes ponerlo más arriba y así no tienes que agacharte para meterlo y sacarlo de la cuna. Y, cuando crezca, puedes ponerlo abajo del todo y así, te sirve también de parque de juegos.

- La cuna se tiene que plegar fácilmente y ocupar el menor espacio posible para poderla transportar. Debe caber en tu maletero del coche y ser ligera.

- Es conveniente que incluya bolsa de transporte para guardarla y llevarla mejor.

- Si tiene 2 ruedas en cada una de las patas se empujará fácilmente para llevarla de una habitación a otra.

- Comprueba que una vez abierta es estable y segura, sin riesgos para que pequeño.

- Se recomienda que al menos una de las paredes sea de rejilla, para facilitar la ventilación y poder ver a tu bebé desde fuera.

- Algunos modelos incorporan además barra de juegos o mosquiteras.


Fecha de actualización: 08-11-2013

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×