• Buscar
Publicidad

¿Cuándo puede ir un niño en silla de paseo?

¿Cuándo puede ir un niño en silla de paseo?

Existen distintas maneras de transportar al bebé. Con seguridad, antes de que haya nacido el tuyo, ya te habrás planteado en el embarazo cómo vas a pasear con él, haciendo acopio de carrito y todos los accesorios destinados a ese fin (sombrilla, burbuja para la lluvia, bolso, saquito, etc.).

Publicidad

Índice

 

Tipos de silla de paseo

Sin embargo, y más cuando se es novato y el desembolso económico que supone adquirir estos bártulos es tan grande, se plantean varias dudas previas: ¿Cuándo dejará de usar el carrito? ¿A qué edad puede ir incorporado el niño? ¿Cuándo puede ir en silla de paseo?

En el mercado hay infinidad de modelos para satisfacer las necesidades y gustos particulares de cada modelo de familia. No obstante por simplificar a fin de hacer más sencilla la decisión, podemos decir que, en términos generales, los coches de paseo se dividen en tres grandes grupos, cada uno destinado a una franja de edad del bebé.

Cochecitos: (DE 0 a 6 MESES) Normalmente están compuestos de dos partes, un chasis con ruedas y un portabebés, una especie de capazo, cuco o moisés donde el bebé descansa tumbado. Este capazo le proporciona comodidad y es muy útil para que el pequeño duerma durante los paseos de sus primeros meses.

Sillas de paseo: (DE 4 MESES a 2 AÑOS) Se compone de un chasis y un asiento que permite al niño estar sentado. Cuentan además con una parte para reposar los pies, con una barra delantera, a veces también con reposabrazos, así como con un arnés o cinturón de seguridad. Alrededor de los 4 o 5 meses, el bebé empieza a dar muestras de querer incorporarse. Se interesa por lo que sucede a su alrededor y le gusta observar qué sucede. Cuando percibas estos gestos puede ser un buen momento para cambiarle a una silla de paseo. Pero para ello es necesario que el peque ya sea capaz de sostener la cabeza y de sentarse. ¿La edad para cambiarle a la silla de paseo? Pues como todo, dependerá de cada niño. Hay algunos que a los 4 meses están preparados para ir en silla de paseo y otros que siguen a gusto en el capazo hasta los 7 meses. Los hay más grandes que otros y el coche de niño se les queda pequeño pronto, o quienes se desarrollan a distinta velocidad y prefieren ir sentados antes de cumplir los 6 meses. Por eso no hay nadie mejor que los propios padres para observarle y saber cuándo el niño necesita cambiar a una silla de paseo.

Sillas de paseo con plegado tipo paraguas: (DE 1 a 5 AÑOS) Suelen ser más ligeras, plegables y fáciles de guardar y transportar. Es ideal cuando el niño es mayor, controla sus movimientos y posturas y ya anda con soltura, por lo que el tiempo que permanece en la silla es cada vez menor. Generalmente estas sillas se utilizan para largos trayectos cuando se prevé que el pequeño va a cansarse o a dormirse. El asiento suele ser de lona y tiene forma en L. Algunas marcas cuentan con distintas posiciones de reclinado para permitir al niño tumbarse.

Por lo tanto, dependiendo del tipo de silla podrás llevar a tu bebé antes o después. Si es un coche de niño con capazo, desde recién nacido. Si es una silla de paseo con hamaca, no puedes llevar al bebé hasta los 4 o 6 meses, dependiendo de las posturas de reclinado de la hamaca y del tipo de silla.
 

¿Cuándo cambiar al bebé a una silla de paseo?

Si se trata de una silla ligera, deberás esperar hasta los 12 meses. Sin embargo, si se trata de la silla del coche, la mayoría están pensadas para bebés de entre 4 y 6 meses, aunque la edad de cambiarlo de una a otra depende de si el niño se mantiene sentado y erguido solo o no, si sostiene su cabecita, etc.

El paso a la silla de paseo tiene una serie de ventajas para tu hijo: mayor libertad de movimientos, mayor visibilidad y desarrollo de los sentidos, mayor estimulación y entretenimiento… Pero, como decíamos, depende de su desarrollo cambiarlo antes o después. No se aconseja pasarlo antes de estar preparado ya que puede ser malo para los músculos de su cuello y espalda. No hay que forzarlos.

Además, el cambio debe ser gradual. Primero lo llevas más reclinado, poco a poco más sentado…
 

¿Qué silla de paseo elegir?

Hay modelos para todo. Desde sillas que en un mismo chasis se intercambian capazo, silla y silla de coche, hasta los capazos que se convierten en silla de paseo. Lo importante, sea cual sea el que elijas, es que indique la edad y el peso del niño al que va destinado y sigas las recomendaciones.

Además a la hora de adquirir una silla de paseo se deben tener en cuenta muchos más factores, como la edad del niño, su tamaño, el espacio de la casa, el nivel y el tipo de actividades que realiza la familia, la época en la que se va a utilizar, etc.


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 14-09-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×