¿Con cuántos meses se sabe si es niño o niña el bebé?

¿Con cuántos meses se sabe si es niño o niña el bebé?
comparte

La gran mayoría de futuros papás y mamás están deseando conocer el sexo del bebé. ¿Será niño? ¿Será niña? Algunos prefieren niñas porque en su casa son todo chicos, otros desean un chico para tener la parejita si la primera ha sido niña, etc. Durante el primer y el segundo mes tanto la familia como los propios padres están ansiosos por saberlo, pero ¿cuándo podrán estar seguros del sexo del bebé?

La decoración de la nueva habitación del bebé, la ropita, los juguetes…Todo lo necesario para recibir al bebé en casa de la mejor manera posible es una tarea algo complicada si todavía no sabemos su sexo. Pero claro, el ser humano es impaciente por naturaleza y las futuras mamás lo son mucho más. La gran mayoría de vosotras no puede esperar y rápidamente vais a mirar tienda por tienda ropita para el bebé que viene en camino, y muchas veces no viene lo que una pensaba o deseaba al principio por lo que es preferible esperar un tiempo hasta que os confirmen su sexo y estéis seguras de ello.


La primera ecografía realizada durante el primer trimestre se debe hacer entre la semana 11 y la 13. Esta suele ser conocida con el nombre de la ecografía de las 12 semanas, que se realiza principalmente para estudiar una serie de signos que pueden indicarnos la posible presencia o existencia de una alteración cromosómica. Aquí, el más importante de los signos es el pliegue o la translucencia nucal, que debe estar por debajo del percentil 95, o sea no estar aumentado; y también se mide el hueso natal del feto, que en el 70% de los casos de los fetos con Síndrome de Down es muy pequeño o casi inexistente.

¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

¿En qué semana se sabe si es niño o niña?

Después de saber que estás embarazada, sigue la discusión de pareja en la que comenzarás a descifrar si su bebé será niño o niña. Claro que todos queremos saber cuanto antes el sexo del bebé, pero tenemos que esperar un poco para saberlo.


Y sí, es posible que gracias a esta ecografía conozcáis el sexo del bebé si está bien colocado de perfil y si la calidad de la imagen también es buena. El doctor o ginecólogo será quien te pueda indicar con una precisión cercana al 80% si se trata de un niño o de una niña. ¿Por qué? En esas semanas el feto no tiene todavía los genitales formados por completo, sino que simplemente se trata de un esbozo de estos. Por ello, no es 100% seguro. Sin embargo, si el esbozo del que hablamos es paralelo a la dirección de la columna vertebral hay más probabilidad de que sea una niña, pero si es más bien perpendicular es probable que sea niño.


Una vez se cumplen las 16 semanas, los papás y las mamás deben saber que los genitales masculinos y femeninos ya se diferencian claramente, así que si por algún motivo en concreto el doctor que te corresponde solicita que te hagan una ecografía alrededor de la semana 16 tendrás la suerte de poder saber con certeza el sexo de tu hijo. Pero esto ocurre en muy pocas ocasiones ya que una embarazada de bajo riesgo, sin ninguna complicación en el embarazo, no se realizará esta ecografía a no ser que siga su embarazo en un seguro privado, y tendrá que esperar a la ecografía de la semana 20 para estar segura.


El inconveniente aquí está en que muchas mamás no pueden aguantar ni un minuto más y lo de esperar a la semana 20 para estar seguras les parece demasiado tarde. Por eso, muchas de ellas necesitan algún indicio que les pueda ayudar algo más (aunque no estén comprobados científicamente). Y sí, existen algunos métodos caseros para descubrirlo, pero como decimos, se trata de unos métodos que forman parte de creencias populares, pero que no tienen ninguna base científica por lo que, aunque quieras comprobarlo antes de esta manera, recuerda que no siempre acertarás.


- El latido del corazón. Se cree que si el corazón del bebé late más de 140 veces por minuto es una niña y si lo hace menos veces es un niño.


- El test de la col roja. Se debe hervir una col, guardar el agua de la cocción y mezclarla con unas gotas de orina. Si el agua se vuelve de color morado, dicen que será niño, pero si se vuelve de color rosa, será niña.


- La prueba del anillo. Este truco consiste en atar una cuerda alrededor de un anillo que signifique algo para la futura mamá y tumbarse. A continuación, se le pedirá a la pareja, un familiar o una amiga que sostengan el cordel del anillo sobre la barriga. Si el cordel se balancea de un lado a otro como si fuera un péndulo, viene un niño. En cambio, si el cordel se balancea en movimientos circulares, lo que llega es una niña.


- El ajo. Este truco requiere de cierta fuerza de voluntad ya que consiste en comerse un diente de ajo. Si después de haberlo hecho, se nota que la piel desprende mal olor, será un niño. En cambio, si no desprende nada de olor, será una niña.


- La tabla china. Esta tabla de tradición ancestral determina, teniendo en cuenta la edad de la madre y el mes en que el bebé ha sido concebido, el sexo del bebé. También existe la tabla maya para predecir el sexo del niño, que combina la edad de la madre y el mes en el que una se ha quedado embarazada.


- El calendario lunar. Uno de los métodos caseros más populares entre los futuros papás y mamás para conocer el sexo del bebé. Dicho calendario tiene en cuenta la fecha del día de su concepción, aunque esto es más complicado de predecir en las mujeres que tienen ciclos menstruales irregulares.


- La forma de la barriga. Aunque carezca de relevancia científica como el resto de los métodos caseros anteriormente mencionados, lo cierto es que dependiendo del tipo de barriga que la futura mamá tenga se podrá predecir si es niño o niña. Si la barriga es más redonda será niña, pero si esta es algo más puntiaguda será niño.


- La forma de la cara. Las abuelas son muy de mirar la cara a sus nietas. ¿Habrá alguna razón? Claro, y no te sorprendas cuando lo hagan. Si te dicen que tienes la cara redonda como un panecillo será que viene una preciosa niña en camino, pero si estás mucho más guapa que de costumbre (porque para ellas tú siempre estás guapa) es que viene un niño.


Pero ¿por qué es tan importante ser paciente para conocer el sexo del bebé? Pues bien, porque incluso en ciertas ocasiones a algunos padres y madres les ha tocado vivir más de una sorpresa en el paritorio porque se esperaban un niño y les vino la niña, sin avisar, o al revés. Pero podéis respirar tranquilos porque actualmente con todas las ecografías existentes y todos sus avances es difícil fallar, aunque eso sí, es mucho más rápido conocer su sexo si se trata de un niño, pues sus genitales se ven mucho antes que los genitales femeninos.


Y recuerda que, si esto sucede (aunque es menos probable), será bueno tener en mente algunos nombres unisex, es decir, que valgan tanto para niña como para niño y así si alguien se lleva la sorpresa no tiene que estar pensando en otro nombre completamente distinto. Estos son algunos de los que están más de moda y que valen tanto si tienes un niño como si te viene una niña.


1. Paris

2. Alex

3. Emo

4. Jessie

5. Andrea

6. Josmar

7. Joss

8. Ariel

9. Darly 

10. Akira


Y vosotros, ¿ya sabéis si es niña o niño?

 


Fuente: http://www.scielo.org.bo/pdf/rfer/v12n12/v12n12_a10.pdf

Redacción: Ana Ruiz

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×