×
  • Buscar
Publicidad

¿Qué muebles debo comprar para el bebé?

¿Qué muebles debo comprar para el bebé?

Después de la eco de la semana 20, cuando te confirman que todo está bien y el sexo de tu bebé, es normal que empieces a preparar todo lo que necesitas para la llegada del bebé, incluyendo los muebles que necesitas para su habitación.

Publicidad

Los preparativos para el nacimiento del bebé son complicados y suponen una gran inversión de dinero, por eso es importante que pienses bien antes de comprar qué necesitas realmente y que busques los mejores productos y precios.


Uno de los mayores desembolsos de dinero es el relacionado con los muebles de la habitación del bebé: moisés, cuna, cómoda, cambiador… Muebles que además deberás ir cambiando ya que cuando tenga unos 2 años tendrás que comprarle una cama, más adelante mesas y sillas para estudiar, etc. Por eso, es importante que sigas una serie de consejos a la hora de elegir los muebles para la habitación de tu hijo:


1- Antes de comprar, piensa aquello que realmente necesitas. Puede que algún familiar pueda prestarte la cuna o la minicuna, o que puedas esperar a que el bebé crezca para comprar alguno de los muebles ya que no necesita una mesa cuando nazca. También puedes pedir alguno de regalo ya que los amigos y familiares estarán deseando que les des ideas para comprar el regalo del bebé.


2- Ten en cuenta las dimensiones de tu casa a la hora de buscar los muebles ya que puede que la cuna no quepa en tu habitación o que necesites una cómoda más pequeña.

No te puedes perder ...

Los beneficios del contacto piel con piel con el bebé

Los beneficios del contacto piel con piel con el bebé

La evidencia lo demuestra: el contacto de piel con piel con el bebé recién nacido es tremendamente positivo. El apego directo no solo fortalece el vínculo emocional y afectivo con el bebé, sino que es decisivo para el desarrollo del bebé.

Y tambien:


3- No compres lo primero que veas, es conveniente que visites varias tiendas de muebles y compares precios y calidades. Una buena idea es comparar precios en las webs de las tiendas para no tener que patearte todas las tiendas de tu ciudad. O usar portales como Livingo, una web que te permite visitar varias tiendas en un solo portal y sin salir de casa. De esa manera puedes comparar los precios del mismo producto en diferentes tiendas y ver dónde te interesa más comprar cada uno de ellos.


4- Busca productos funcionales, prácticos, seguros y sencillos que tengan una vida útil larga. Por ejemplo, puedas comprar una cómoda con muchos cajones para guardar la ropita del bebé en la que puedas colocar en la parte superior un cambiador blandito y así tener dos productos en uno. O una cama evolutiva que te sirva mientras el niño crece.


En cuanto a los muebles y productos esenciales para el bebé en sus primeros meses de vida, encontramos:


. Minicuna o moisés para dormir de los 0 a los 6 meses, muy conveniente sobre todo si la cuna no cabe en tu habitación ya que el bebé debe dormir en vuestra habitación sus primeros meses de vida.


. Cuna para dormir de los 6 a los 2 años, aproximadamente. Es conveniente que tenga varias alturas para que se pueda usar según la altura del bebé de manera más cómoda y segura.


. Ropa de cama para la minicuna y la cuna: protector de colchón, sábana bajera, sábana, etc. Recuerda que los niños no deben dormir con almohada en sus primeros 2 años de vida.


. Cambiador para poder cambiar sus pañales. Debe estar a tu altura para que no te dañes la espalda al cambiar a tu bebé (piensa que al principio lo harás unas 12 veces al día).


. Cómoda y armario grande para colocar de manera ordenada toda su ropita.


. Lámpara para que su habitación esté bien iluminada.


Más adelante, podrás ir comprando el resto de los muebles que irás necesitando para su habitación, como la cama, la mesa para estudiar, silla, estanterías para sus libros y juguetes, etc.


Fecha de actualización: 25-06-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.