¿Hasta qué edad deben ir los bebés a contramarcha?

¿Hasta qué edad deben ir los bebés a contramarcha?
comparte

La normativa actual permite que los niños vayan hacia delante a partir de los 9 kilos (en torno a los 10 meses), pero la nueva normativa i-Size amplía esta edad hasta los 15 meses y con la recomendación de llevarlos a contramarcha siempre que sea posible hasta los 4 años.

Los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte infantil y todos los estudios afirman que llevar al niño a contramarcha reduce hasta en un 80% el riesgo de que sufra una lesión grave en caso de accidente.


Esto es así porque los impactos más graves son los frontales y los frontolaterales. Estos impactos, a una velocidad relativamente reducida como 50 km/h, suponen que 1 kg de peso se multiplique en caso de impacto. Un niño de 20 kg, por ejemplo, ante un impacto a 50 km/h adquiere un peso mucho mayor, con los potenciales riesgos a su columna, su cuello o sus zonas blandas como el abdomen.


Pero en una silla a contramarcha, la fuerza de este impacto es absorbida por el respaldo y los laterales por lo que el niño, en lugar de salir despedido hacia delante, con la cabeza siguiendo una trayectoria antinatural que puede causarle lesiones graves, se ve presionado contra la silla, disminuyendo hasta en un 80% sus daños.


Por eso, la nueva normativa i-Size, que se está implantando por fases en España, amplía la obligatoriedad de llevar a los niños a contramarcha hasta los 15 meses, independientemente de su peso. No obstante, aunque esto es lo obligatorio para las nuevas sillas (las antiguas se pueden seguir usando por el momento), tanto la Dirección General de Tráfico (DGT) como la Asociación Española de Pediatría recomiendan llevar al niño a contramarcha hasta los 4 años, o incluso los 7 si es posible. Esto ya es una práctica común en países como Suecia, donde las cifras de muertes y lesiones infantiles en accidentes de coche son muy bajas.


Muchos padres piensas que el niño se va a marear más si va sentado hacia detrás, se va a aburrir o va a ir incómodo, pero tienes que tener en cuenta que estas sillas están preparadas para que sus piernas entren perfectamente y esté cómodo y, a partir de una edad, para que vayan flexionadas, lo cual es mejor para su circulación a que vayan colgando. Además, la tele para entretenerle puedes ponerla en el asiento suyo y puede ir cantando o contando cuentos igual si va hacia delante que si va a contramarcha.


Por lo tanto, no busques excusas y piensa en la seguridad de tu hijo a la hora de comprar la silla de seguridad. Hay sillas a contramarcha del grupo 0, 1, 2 que se pueden usar desde recién nacido hasta los 4 años o más, apuesta por una de estas.


Y, si ya tienes una silla comprada y es del grupo 0+, recuerda que puedes usarla hasta que el bebé tenga 13 kilos, que es aproximadamente a los 2 años, por lo que deberás usarla hasta que tu bebé pese 13 kilos para que vaya todo el tiempo posible a contramarcha y así esté más seguro.


A medida que crece, su cuello se fortalece y los accidentes frontales le afectan menos, por lo que no le cambies de silla antes de tiempo y aguántale en una a contramarcha todo el tiempo que puedas o, si es posible, compra una nueva que le valga hasta los 4 años. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×