Su primera silla de coche: cómo elegir la mejor silla del Grupo 0+

Su primera silla de coche: cómo elegir la mejor silla del Grupo 0+
comparte

Es un elemento obligatorio desde que tu hijo nace hasta que supera los 135 cm de altura y es vital para su protección en el coche. ¿En qué debes basar tu decisión para comprar su primera sillita de coche?

La cabeza de un bebé supone un tercio de su cuerpo, por lo que está mucho más expuesta que la de un adulto. Además, los huesos de la pelvis de los niños no alcanzan la madurez hasta los 12 años. Según datos de la DGT (Dirección General de Tráfico), los Sistemas de Retención Infantil reducen un 90% las lesiones y un 75% la mortalidad. De ahí que sean, además de necesarios, obligatorios para los niños con una altura igual o inferior a 1,35m de altura y recomendables (aunque no obligatorios en España) hasta que alcanza la altura de 1,50m, a partir de la cual las medidas del cinturón de los coches se ajustan mejor.

 

La elección de este dispositivo, por tanto, es importante. Hoy nos vamos a centrar en los criterios que debes contemplar para adquirir una silla del Grupo 0, es decir, para bebés de 0-13 kg y 40-75 cm (más o menos hasta alrededor de los 18 meses, aunque depende de cada caso).

 

1. Peso y altura de tu bebé

 

Como resumen, las sillas de coche se suelen dividir en grupos en función del peso y altura.

No te puedes perder ...

Nuevos avances en la detección de las cardiopatías congénitas

Nuevos avances en la detección de las cardiopatías congénitas

Las ecocardiografías fetales (aquellas que sirven para comprobar el correcto funcionamiento del corazón del feto) han supuesto un gran adelanto en la localización y curación de este tipo de enfermedades, presente en 9 de cada 1.000 recién nacidos. Dado que es una dolencia muy grave, su conocimiento temprano permite que estos niños nazcan en centros especializados donde se les podrán dar los mejores cuidados posibles

 

  • Grupo 0/0+, dirigido a bebés de 0-13 kg y 40-75 cm
  • Grupo 1, para niños de 9-18 kg y 70-105 cm
  • Grupo 2, para niños de 15-25 kg
  • Grupo 3, para niños de 22-36 kg y hasta 135/150 cm

 

Para comprar la primera sillita de tu bebé debes recurrir al grupo 0/0+, aunque también puedes optar por otras más versátiles, que combinan los grupos 0 y 1.

 

2. Normativa R44 actualizada

 

La normativa R44 establece los requisitos básicos que deben cumplir los asientos para ser comercializados. Esta normativa europea se creó en 1981 y lleva actualizándose desde entonces. En la actualidad va por su versión 04 (suele aparecer como CEE R44/04 o ECE R44/04), por lo que debes observar que la silla cumpla la normativa más reciente posible. De ahí que esté prohibido el uso de sillas con la homologación R44 01 o 02, o la venta de las 03, ya anticuadas.

 

3. Normativa i-Size

 

Desde 2013, está vigente la normativa i-Size, también conocida como Un r129. Esta nueva normativa europea afecta a las sillas para niños hasta alrededor de los 4 años. Esta normativa, más reciente que la R44 (cuya versión 04 data de 2005), se considera también más segura. Atiende aspectos que la R44 no atendía como los impactos laterales o una mayor protección de cabeza y cuello. Esta normativa, aún en fase de aplicación, convivirá con la R44 hasta 2018, más o menos, cuando solo quedará la normativa i-Size.

 

4. Anclaje

 

Las sillas se pueden anclar de dos maneras, con el cinturón de seguridad o con el sistema Isofix. Este segundo cumple la función de facilitar la instalación de la silla y, por tanto, hacer más fácil que esta esté bien sujeta o anclada en el coche. No es una característica obligatoria, pero en general, las sillas que incluyen este sistema aportan un plus de seguridad. Se basa en un anclaje en tres puntos: dos van anclados en el hueco que hay entre el respaldo y el asiento del coche y un tercero puede ir anclado en forma de pata de apoyo (al suelo del vehículo) o en Top Tether, que sujeta la parte posterior de la silla al maletero del coche.

 

5. Retención

 

La sujeción del bebé a la silla se puede hacer con dos sistemas: un arnés de 5 puntos o un sistema de escudo. El arnés ancla al bebé por hombros y caderas (dos tiras en los hombros y tres en la cadera), uniéndose en el centro; el sistema de escudo es un cojín que se sitúa frente al niño y se sujeta con el cinturón de seguridad del coche. El arnés de 5 puntos suele ser recomendado frente al sistema de escudo al proteger al niño por cadera y hombros en lugar de las partes blandas -el abdomen- como hace el escudo. De hecho, diversos estudios y organizaciones como la Academia Americana de Pediatría no recomiendan el uso del sistema de escudo. Os explicamos por qué en este artículo

 

No obstante, esto es más relevante en el caso de las sillas del Grupo 1 (niños de 9-18 kg), ya que las dirigidas a bebés del Grupo 0+ siempre llevan arnés.

 

6. A contramarcha

 

Cada vez más sillas apuestan por ofrecer la opción de colocar la silla a contramarcha en el coche. Se ha demostrado que esta colocación de la silla es hasta un 500% más segura para el bebé que una que vaya en el sentido de la marcha, especialmente cuando aún es pequeño. Según las estadísticas, colocar la silla y al pequeño de espaldas a la marcha reduce la probabilidad de mortalidad infantil o lesiones al proteger las zonas más vulnerables del niño (cabeza, cuello y espalda) de impacto frontal y reducir en gran manera la fuerza del impacto general que recibe. 

 

7. Compatibilidad con tu vehículo

 

Las sillas suelen ser universales. No obstante, es conveniente que compruebes que el manual de instrucciones de tu vehículo especifica que se pueden instalar en él “asientos infantiles Isofix”. Además, si puedes, prueba la silla antes de comprarla. Si no, asegúrate de comprobar nada más comprarla que tu bebé se adapta bien a ella y que esta encaja bien en tu coche, por si hiciera falta cambiarla.

 

8. ​Accesorios

 

Las sillas del Grupo 0+, dirigidas a niños desde recién nacidos hasta, más o menos, los 18 meses, suelen incluir complementos necesarios como el reductor, una especie de colchón que aumenta la sujeción cuando el bebé es aún pequeño, o la faja abdominal, una sujeción que evita que el bebé se golpee con las paredes; u otros que aportan comodidad como una capota, un cubrepiés, hebillas de plástico que pesen menos que las de metal…

 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>