¿Una embarazada puede dormir del lado derecho?

¿Una embarazada puede dormir del lado derecho?
comparte

Seguro que has oído que es mucho mejor dormir sobre el lado izquierdo, sobre todo durante la segunda mitad del embarazo. Pero, aunque esto es cierto, eso no significa que no puedas dormir también sobre el lado derecho.

Durante el embarazo dormir puede llegar a convertirse en un auténtico problema ya que a los temores y preocupaciones que nos causa la gestación, se unen las dificultades para encontrar una postura cómoda cuando la tripa no para de crecer y crecer. Y, encima, es posible que tú estés mucho más cómoda tumbada sobre el lado derecho pero te dé miedo causar daño al bebé porque has oído que hay que dormir sobre el lado izquierdo. ¿Es cierto? ¿Es malo dormir sobre el lado derecho?


Tranquila, no pasa nada. Si bien es cierto que es mucho mejor dormir sobre el lado izquierdo el mayor tiempo posible para evitar el síndrome de hipotensión supina, no pasa nada por dormir algunos periodos sobre el otro lado, incluso boca arriba, pero no deben ser muy largos.


¿Por qué? El problema es que si estás tumbada boca arriba durante mucho tiempo cuando tengas ya mucha tripa, el peso del útero puede aplastar la vena cava inferior, cortando el riego sanguíneo a las extremidades. Si esto ocurre, volverá menos sangre al corazón y el cuerpo reaccionará como si hubiera perdido sangre. Eso provocará una disminución de la presión sanguínea y una elevación del ritmo cardiaco y la mujer se sentirá mareada, sudorosa y tendrá palpitaciones.


Pero este síndrome sólo es peligroso si se ignora y se continúa en esta postura mucho tiempo, pudiendo llegar a perder la conciencia. Si te das cuenta y cambias de postura, no pasará nada, ni a ti ni al bebé.


Además, dormir sobre el lado izquierdo favorece que llegue el oxígeno y los nutrientes al bebé, por eso se recomienda también en casos en los que el bebé está cogiendo poco peso.


Sin embargo, como decíamos, la recomendación es dormir el mayor tiempo posible sobre ese lado, pero no hay ningún inconveniente en que duermas sobre el lado derecho si estás más cómoda, solo tendrás que intentar cambiar de vez en cuando de postura, algo que tu propio cuerpo te pedirá ya que, embarazada, lo normal es que se te duerma la pierna sobre la que estás apoyada si pasas mucho tiempo sobre ella, por lo que tu propio cuerpo te indicará cuándo cambiar de lado.


Otro problema que encuentran muchas mujeres al acostarse es el bebé, ya que, muchas veces, tumbada sobre un lado molestamos al pequeño, que se pone a dar patadas como un loco hasta que cambiamos de postura, por lo que en esas ocasiones será él quien mande cómo dormir.


Por último, para que la tripa no te moleste y puedas estar cómoda de lado, lo mejor es recurrir a un cojín de lactancia grande o una serie de almohadas. Coloca una entre tus piernas para que queden ligeramente separadas; otra en la espalda y otra delante, en el abdomen. Si tienes un cojín de lactancia de los grandes, puedes colocarlo también por detrás o por delante y entre tus piernas. Estarás mucho más cómoda y te permitirá permanecer más tiempo tumbada sobre el lado izquierdo.


Asimismo, para dormir bien, es importante que tengas un colchón firme, nada demasiado blando, o te hundirás y te costará levantarte de la cama.


Otros consejos útiles para conciliar el sueño en el embarazo son darse una ducha de agua tibia antes de irse a la cama, beber un vaso de leche, hacer ejercicios de relajación y practicar ejercicio regular.


Fuente:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar