Síndrome de Hipotensión Supina en el embarazo

Síndrome de Hipotensión Supina en el embarazo
comparte

A partir del cuarto mes de embarazo no debes tumbarte boca arriba ya que el peso del bebé, del líquido amniótico y de la placenta pueden aplastar la vena cava inferior, provocándote el Síndrome de Hipotensión Supina

Seguro que has oído que a partir del cuarto mes de embarazo es mejor dormir de lado, especialmente tumbada sobre el lado izquierdo. Esto se debe a que boca abajo tanto el bebé como tú estaréis incómodos, pero boca arriba, aunque estés a gusto, no debes permanecer mucho tiempo ya que el peso del útero y de todo lo que comporta (bebé, placenta, líquido amniótico) pueden aplastar la vena cava inferior, la que lleva la sangre de retorno al corazón para que vuelva oxigenada a distribuirse a través de la aorta.

 

Si esta vena se ve aplastada disminuirá la circulación sanguínea  través de ella, lo que afectará también al flujo del resto de venas y arterias. Esto provocará una serie de síntomas que conforman el Síndrome de Hipotensión Supina:

 

- Descenso de la tensión arterial

- Taquicardia compensatoria

- Náuseas

- Sudores fríos

- Mareo

- Palidez

- Dolor de cabeza

Insomnio en el embarazo

Insomnio en el embarazo

Los trastornos del sueño son muy frecuentes en el embarazo: el estrés, los nervios, las preocupaciones y las molestias típicas de estos meses dificultarán tu capacidad de conciliar el sueño. Sin embargo, la mayoría de las veces siguiendo una serie de recomendaciones básicas podrás dormir y descansar durante la gestación

 

Si notas estos síntomas, cambia inmediatamente de postura. En cuanto la sangre vuelva a fluir, se pasarán.

 

Y, para acostumbrarte a no dormir boca arriba, puedes colocarte unas almohadas o cojín de lactancia a un lado.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×