×
  • Buscar
Publicidad

¿Puede una embarazada dormir boca abajo o boca arriba?

¿Puede una embarazada dormir boca abajo o boca arriba?

Durante los primeros meses de embarazo, hasta que tengas tripita, puedes dormir como más cómoda estés, pero a medida que avance la gestación dormir boca abajo te resultará imposible y dormir boca arriba mucho tiempo puede resultar peligroso. Tendrás que acostumbrarte a dormir de lado.

Publicidad

Indice

 

Problemas de sueño en el embarazo

El sueño es uno de los principales problemas para muchas embarazadas durante estos meses. Las molestias, el insomnio, las preocupaciones o la dificultad para encontrar una postura cómoda hacen que sea complicado dormir del tirón durante estos meses. Así, la investigación 'Trastornos del sueño durante el embarazo', llevada a cabo por un equipo de matronas del Hospital Virgen de la Luz, de Cuenca, revela que más del 86% de las gestantes españolas sufre cambios en la calidad de su sueño desde que se inicia su embarazo.

No te puedes perder ...

Y tambien:

En cuanto a la postura, cada persona está acostumbrada a dormir de una forma pero, durante el embarazo, deberás tener en cuenta una serie de consejos.


¿Puedo dormir boca abajo?

No hay problema para que duermas boca abajo, no es malo para ti ni para el bebé ni vas a aplastarle, simplemente, en cuanto tengas un poco de tripita te será imposible colocarte así porque la tripa no te dejará estar cómoda.

Además, muchas embarazadas, antes de tener tripa, se sienten incómodas boca abajo porque piensan que harán daño al bebé, por lo que su cuerpo, involuntariamente, cambia de postura y es raro que se duerma boca abajo durante el embarazo.


¿Y boca arriba?

Durante el primer trimestre no hay ningún problema para que duermas boca arriba, incluso durante gran parte del segundo también puedes seguir acostándote en esta postura. Pero a medida que el útero y el bebé crecen es mejor que no pases mucho tiempo acostada sobre tu espalda ya que puede ser peligroso.

Y es que en esta postura el peso del útero puede aplastar la vena cava inferior, encargada del retorno venoso de la parte inferior del cuerpo al corazón. Si esto sucede podría producirse el síndrome de hipotensión supina, que causa mareos, problemas respiratorios y digestivos… Además, podría afectar al flujo de sangre que llega al bebé a través de la placenta, interfiriendo la corriente de nutrientes y oxígeno, lo que podría ser muy peligroso.

Asimismo, un reciente estudio Real Hospital del Príncipe Alfredo en Sídney, Australia, afirma que dormir boca arriba, unido a otros factores de riesgo, puede causar un parto de mortinato. Este estudio hizo un seguimiento a 103 mujeres que habían dado a luz un mortinato en un momento tardío, tras 31 semanas de embarazo, así como a 192 mujeres embarazadas que estaban en el tercer trimestre. Sus conclusiones fueron que casi el 10% de las mujeres que tuvieron un mortinato aseguraban haber dormido de espaldas durante el embarazo, incluyendo el último mes. Eso contrastaría con solamente el 2% de las mujeres con embarazos saludables.

No obstante, no se puede tomar este estudio al pie de la letra ya que habría que ver qué otros factores pudieron influir en este trágico desenlace. Investigadores opinan que, si bien es cierto que es bastante factible que el flujo sanguíneo al feto pueda verse reducido cuando una mujer duerme de espaldas, no hay evidencias objetivas que hagan pensar que solo por dormir boca arriba se aumente el riesgo de parir un mortinato y, al contrario, que haciéndolo de lado se evitará este riesgo.

De todas formas, no te preocupes si te despiertas y ves que estabas durmiendo boca arriba, para que esto pase tienes que estar mucho tiempo tumbada boca arriba y, lo normal, es que tu cuerpo solo se gire en cuanto note que algo no va bien y no llegue a pasarte nada ni a ti ni al bebé.


¿Por qué es mejor dormir de lado?

Por lo tanto, a partir de la semana 24 de embarazo, aproximadamente, se recomienda dormir de lado, preferiblemente sobre el lado izquierdo, por las siguientes razones:

- Evitas el síndrome de hipotensión supina

- La circulación sanguínea es más fluida y llega mejor tanto el oxígeno como el alimento al bebé (de hecho, en bebés que están cogiendo poco peso se recomienda a la mamá estar mucho rato tumbada sobre ese lado para que le llegue mejor el alimento)

- Evitas también que el peso recaiga sobre el hígado, lo que podría causar daños al mismo

- Es una postura más cómoda, sobre todo si te colocas unas almohadas entre las piernas y en la espalda, disminuyendo así el dolor de espalda y de pelvis propio de estos meses

Pero, como decíamos, no te obsesiones con la postura, lo importante es que estés cómoda y descanses bien ya que tu cuerpo es sabio y cambiará de postura si nota que pasa algo.

 

¿Por qué es difícil dormir durante el embarazo?

- Dificultad de encontrar una postura, como ya hemos dicho antes los cambios pueden hacer que dificulten tu sueño, sobre todo si estabas acostumbrada a dormir boca arriba o boca abajo.

- Necesidad de orinar con mayor frecuencia: los riñones están trabajando con más de lo normal al tener que filtrar más volumen de sangre. A esto se le suma que a medida que el bebé crece hará que el útero aumente de tamaño y por consiguiente también aumentará la presión que este ejerce sobre la vejiga. Las visitas al baño pueden aumentar si tu bebé está más activo por la noche.

- Aumenta el ritmo cardíaco: es necesario que se aumente el ritmo cardíaco para bombear más sangre.

- Puede que a la embarazada le falte el aire: el aumento de las hormonas hace que las embarazadas respiren más hondo y puede que tengas que esforzarte más al respirar. Además, a medida que el bebé crezca el útero, ocupará más tamaño y puede que presione el diafragma (músculo que se encuentra debajo de los pulmones).

- Puede que tengas calambres en las piernas y dolor en la espalda debido al peso extra que te aposta el bebé. A todo esto le acompaña que durante el embarazo se produce una hormona que hace que los ligamentos se aflojen y pueden producir lesiones (con mayor frecuencia en la espalda).

- Acidez y estreñimiento debido al enlentecimiento del aparato digestivo.

- Otras causas pueden ser los sueños más vividos, pesadillas, o incluso las preocupaciones que puedes tener, que no te dejan conciliar el sueño.

 


Fuentes:

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Sleeping on Back in Pregnancy Tied to Stillbirth Risk in Study https://consumer.healthday.com/pregnancy-information-29/pregnancy-news-543/sleeping-on-back-in-pregnancy-tied-to-stillbirth-risk-in-study-695333.html

Fecha de actualización: 13-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.