¿Cómo dormir estando embarazada? Posiciones y consejos

¿Cómo dormir estando embarazada? Posiciones y consejos
comparte

El sueño se ve alterado durante la gestación por motivos físicos (molestias, dificultades para encontrar una postura cómoda…) y mentales (preocupaciones, miedos…). Pero descansar es fundamental durante estos meses, por lo que debes intentar seguir una serie de consejos para dormir lo mejor posible.

La mayoría de embarazadas a las que les preguntas sobre cómo duermen te contestarán más o menos lo mismo: durante las primeras semanas tenían mucho sueño y se quedaban dormidas en cualquier sito y a cualquier hora, pero a medida que avanza el embarazo, el crecimiento del abdomen, las molestias y las preocupaciones comienzan a dificultar el sueño.

 

Muchas personas dicen que es normal dormir mal durante las semanas previas al parto ya que es una manera de que el organismo se prepare para lo poco que va a dormir durante los primeros meses de vida del pequeño. Pero lo cierto es que dormir mal las semanas anteriores al nacimiento no ayudará a que sea más llevadero, por lo que tenemos que intentar justo lo contrario, dormir y descansar lo más posible.

 

Uno de los principales problemas para conciliar el sueño es encontrar la postura adecuada. Boca abajo imposible (¡además de peligroso!). Boca arriba tampoco se recomienda a partir del segundo trimestre de embarazo por el síndrome de hipotensión supina. Este síndrome es poco común pero hay que tener cuidado ya que puede llegar a ser muy peligroso. Se produce cuando una mujer embarazada permanece, mucho tiempo tumbada sobre su espalda. El peso del útero puede comprimir la vena cava inferior haciendo que llegue menos sangre al corazón, lo provoca una reacción del cuerpo disminuyendo la presión sanguínea y elevando el ritmo cardiaco. Si no se cambia de postura, puede llegar a ser muy peligroso.

No te puedes perder ...

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Las dietas vegetarianas durante el embarazo

Desde el momento en que te enteras de que estás embarazada,  debes poner especial cuidado y atención a la alimentación. Para permitir un desarrollo normal del bebé es fundamental aumentar tanto la calidad como la cantidad de calorías que ingieres. Esta atención en tu alimentación durante el embarazo, y también durante la lactancia, es especialmente importante para las mujeres vegetarianas.

 

Por eso, se recomienda dormir de lado, especialmente sobre el lado izquierdo el mayor tiempo posible ya que en ese lado  se encuentra el hígado, un órgano bastante grande que puede contribuir a aplastar la vena cava si se coloca sobre ella.

 

No obstante, este síndrome es muy extraño y solo puede llegar a producirse si se pasan muchas horas tumbada boca arriba, por lo que si estás cómoda en esa postura, no pasa nada siempre que no permanezcas mucho tiempo así.

 

Lo mejor es dormir de lado y alternar cada hora, más o menos, permaneciendo siempre más tiempo sobre el lado izquierdo. Así también le llegará más sangre y alimento a tu bebé.

 

Consejos para un buen descanso

 

Ahora que ya sabes que debes dormir de lado, intentarás adoptar esta postura, pero es posible que no te resulte cómoda, se te duerma la pierna, el bebé te dé patadas cada vez que te apoyas ligeramente sobre él… ¿Cómo lograr entonces dormir?

 

- Usa un cojín de lactancia para acomodarte mejor. Colócalo delante de ti, entre tus piernas o detrás de tu espalda.

- Toma un baño o ducha antes de irte a la cama para relajarte.

- Tu habitación debe estar tranquila y en silencio para ayudarte a dormir.

- Como probablemente tengas que levantarte una o más veces al baño a lo largo de la noche, intenta dar una luz tenue para que te desvele lo menos posible.

- Crea una rutina de sueño, las rutinas funcionan también con adultos.

- Si empiezas a darle vueltas a la cabeza, haz listas de planes o cosas que necesitas para mantener tu mente entretenida.

- Si no puedes dormir de ninguna manera y te pones nerviosa, levántate, date un pequeño paseo por la casa, lee un rato, bebe agua…

 

Foto: Diseñado por Photoduet - Freepik.com


Puedes estar interesado en:
Calcular la fecha de parto es muy sencillo. Sólo es preciso añadir 280 días (40 semanas) al primer día de la última regla de la mujer gestante.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>