¿Es normal no dormir durante el embarazo?

¿Es normal no dormir durante el embarazo?
comparte

La gestación afecta a todas las funciones del organismo, incluida el sueño; por lo tanto, es muy habitual tener dificultades para dormir en estos nueve meses, aunque los motivos son diferentes según el momento del embarazo en el que te halles.

Primer trimestre


En las primeras semanas de embarazo es normal sentir mucho sueño a cualquier hora del día. Los cambios hormonales (sobre todo el aumento de progesterona) hacen que sientas mucha somnolencia. Si puedes, es recomendable dormir una pequeña siesta después de comer, de no más de 20 minutos. Este aumento del sueño se pasa en torno a los tres meses.


Sin embargo, también hay mujeres que no pueden conciliar el sueño en estos primeros meses, normalmente por los nervios y la preocupación del embarazo.


Asimismo, son habituales las pesadillas, casi siempre relacionadas con el bebé o tu salud. Es muy normal, no debes preocuparte, tan solo habla con tu médico para que te aconseje cómo vencer el insomnio y comparte con tu pareja y tus familiares más cercanos tus miedos. Hablar de ello te ayudará.


Segundo y tercer trimestre


El segundo trimestre suele ser mejor ya que las molestias disminuyen y la ansiedad también una vez se pasa el peligro de aborto de las primeras semanas. A medida que el embarazo avanza y ves que todo va bien, te tranquilizarás y aprenderás a disfrutar del momento.

No te puedes perder ...

¿Es normal tener ansiedad en el embarazo?

¿Es normal tener ansiedad en el embarazo?

La ansiedad puede lograr que sientas que te encuentras en peligro o que pienses que algo va a salir mal. Recuerda que en el embarazo tendrás muchos cambios físicos y fisiológicos, por lo que el nivel de tus hormonas, unido a los cambios en tu cuerpo, los síntomas del embarazo y planear todo para la llegada de tu pequeño pueden estar ocasionando este problema.


No obstante, los continuos viajes al baño por la noche pueden desvelarte y que te cueste volver a dormirte.


A partir del sexto mes surge otro problema: encontrar una postura cómoda en la cama en la que no aplastes al feto. Asimismo, el bebé suele estar despierto cuando tú te acuestas, y sus continuos movimientos pueden impedirte dormir.


Otro problema que aparece en estas últimas semanas a muchas mujeres es el síndrome de las piernas inquietas, un hormigueo constante en las piernas mientras estás tumbada. Si te despiertan estos calambres, date un masaje y tira de los dedos hacia ti hasta que desaparezca la molestia. Una dieta rica en vitamina B y potasio también ayuda a calmar este hormigueo.


En cuanto a la mejor postura en estos meses, es tumbada sobre el lado izquierdo. Boca arriba te costará respirar ya que el bebé aplasta tus costillas y pulmones. Esta postura la recomiendan los médicos para evitar el síndrome de hipotensión supina, un síndrome poco común pero que puede surgir si te tumbas sobre el lado derecho mucho rato y el útero comprime la vena cava inferior. Si esto pasara, retornaría menos sangre venosa al corazón y te sentirías mareada, sudorosa, con taquicardias… Normalmente no hay peligro, porque la mujer cambiaría de postura en cuanto notara estas molestias, pero es mejor acostumbrarse a dormir sobre este lado.


Algunas recomendaciones…


- Duerme al menos 9 horas al día.

- Date un baño o ducha antes de acostarte para relajarte.

- Para estar más cómoda, coloca una almohada entre las piernas, otra en la espalda y otra en el abdomen.

- No cenes mucho ni comida muy grasa, mejor una cena ligera: ensalada, pescado a la plancha, fruta…

- Reduce las situaciones de estrés antes de irte a la cama: conversaciones telefónicas problemáticas, películas de miedo o de intriga, etc.

- No bebas mucho agua justo antes de irte a la cama para levantarte lo menos posible por la noche.

- La leche tibia o el té de tilo ayudan a conciliar el sueño.

- Crea una rutina para antes de irte a la cama.

- Si no consigues dormirte y empiezas a ponerte nerviosa, levántate, lee un libro, elabora la lista de la compra… cualquier actividad que te impida darle vueltas a la cabeza.


Te puede interesar:
El peso durante el embarazo es una de las variables que el obstetra controla periódicamente con el fin de que la madre gestante adquiera más peso del debido. Tanto la madre como el bebé pueden sufrir importantes problemas de salud si se adquieren más kilos de los precisos.


Fecha de actualización: 17-04-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>