Dolores en el tercer trimestre de embarazo

Dolores en el tercer trimestre de embarazo
comparte

El aumento del volumen del abdomen y los cambios hormonales de estos últimos meses de gestación provocarán la aparición de nuevas molestias típicas del embarazo: dolores de espalda, hemorroides, contracciones, etc.

Contracciones de Braxton Hicks

A partir de la semana 20 (aunque pueden sentirse desde la semana 12 de gestación), las embarazadas comienzan a notar contracciones, es decir, una sensación extraña en el abdomen que se endurece durante unos segundos y causa un dolor débil. Estas contracciones leves y pasajeras, que no son aún las de parto, se llaman contracciones de Braxton Hicks, y son un entrenamiento de los músculos del útero para el momento del nacimiento.

 

La primera vez que se notan pueden asustar, por eso hay que saber qué son y cuáles son las diferencias entre este tipo de contracciones y las de parto, puesto que se hacen más habituales y dolorosas a medida que avanza la gestación, sobre todo desde que comienza el tercer trimestre:

 

- Las contracciones de Braxton Hicks son irregulares, duran entre 30 y 60 segundos, no son sucesivas en el tiempo, se sienten en el bajo abdomen o en las ingles y el dolor se pasa al cambiar de postura.

 

- Las contracciones de parto son regulares, duran entre 40 y 70 segundos, el tiempo entre una y otra se va acortando a medida que avanza el parto, se vuelven cada vez más intensas y fuertes, comienzan en la espalda y luego en el bajo abdomen, el dolor no desaparece al cambiar de postura.

 

Dolores de espalda

La lumbalgia y la ciática son muy habituales en estos meses, sobre todo desde la semana 28, momento en el que el peso del abdomen empieza a desequilibrar a la embarazada. Este incremento de peso obliga a la mujer a cambiar su centro de gravedad para no perder el equilibrio y caer hacia delante, con lo que inclina su torso hacia atrás de manera excesiva en una postura que se conoce como hiperextensión lumbar. Esta postura forzada provoca muchos dolores.

 

Además, las hormonas debilitan los músculos que soportan la columna vertebral, por eso se recomienda hacer ejercicio en estos meses, para fortalecer la zona. También el útero puede ejercer presión sobre algún nervio de la zona, causando un dolor más agudo e intenso.

 

¿Cómo aliviar estas molestias?

- Utiliza una faja de embarazo para repartir el peso de la zona del abdomen.

 

- Realiza ejercicios especiales a diario para fortalecer los músculos. Un fisioterapeuta puede indicarte los más apropiados.

 

- Una postura correcta en cada momento del día (en la cama, al agacharse, sentada, de pie, caminando, haciendo las tareas del hogar…) te ayudará a evitar muchos dolores.

 

- Si es muy intenso, acude a un masajista.

 

- El calor seco también contribuye a aliviar estas molestias.

 

Hemorroides

La causa principal de las hemorroides es el peso del útero sobre la zona y el estreñimiento que sufre la mayoría de gestantes. Por eso su aparición es más frecuente a partir del tercer trimestre, cuando el peso del útero aumenta rápidamente. También es habitual que aparezcan tras el parto por el esfuerzo al empujar durante todo el proceso.

 

¿Cómo evitar las hemorroides?

- Una alimentación rica en fibra combate el estreñimiento y favorece el tránsito intestinal.

 

- Elimina la comida picante de tu dieta.

 

- No pases mucho tiempo sentada en el inodoro ni realices un esfuerzo excesivo.

 

- Límpiate con suavidad y cuidado.

 

- Lávate la zona con jabones que no estén perfumados ni tengan colorantes.

 

- Date un baño con agua templada (no caliente) para calmar las molestias y picores de las hemorroides.

 

- Evita permanecer sentada o de pie mucho rato sin moverte.

 

- Realiza a diario los ejercicios de Kegel.

 

Síndrome de piernas inquietas (RLS)

Es un trastorno neurológico del sueño caracterizado por sensaciones desagradables en las piernas (hormigueo constante, tirantez, dolor…), que suelen producirse en la pantorrilla, pero pueden afectar a la pierna entera (a una sola o a las dos). En ocasiones es tan molesto que dificulta el sueño. Es común en el tercer trimestre de embarazo por el aumento de volumen de la sangre y la disminución de hierro en el organismo.

 

Consejos

- Evita la cafeína.

 

- Cuando ocurra en medio de la noche, date un masaje en las piernas con una crema especial.

 

- Sigue una dieta rica en hierro.

 

Dificultad para respirar

Al crecer el bebé y ocupar más espacio en el útero, éste empieza a aplastar el resto de órganos internos de la mujer, que se ven desplazados para dejar sitio al pequeño. Una de las consecuencias de este crecimiento es que el diafragma aprieta los pulmones, por lo que no tienen hueco para expandirse al coger aire. Asimismo, la progesterona dificulta la respiración.

 

Hacia el final de la gestación, a las embarazadas les cuesta mucho respirar, sobre todo si se trata de un embarazo múltiple.

 

¿Cómo aliviar esta molestia?

- Mantente bien erguida cuando estés de pie o sentada. Al dormir, colócate una almohada en la espalda para estar más cómoda.

 

- No hagas esfuerzos ni realices movimientos bruscos.

 

- Existen muchos ejercicios que te ayudan a controlar la respiración. Algunos te los enseñarán en las clases preparto, por eso es importante acudir a ellas.

 

- Evita las comidas abundantes.

 

Incontinencia urinaria

Hacia la semana 35 del embarazo, el feto se encaja en el canal del parto preparándose para la llegada del nacimiento (aunque este proceso puede ocurrir antes o después). En ese momento la presión que el útero ejercía sobre la vejiga se hará aún mayor, con lo que deberás orinar más a menudo y puede que sufras leves pérdidas de orina al toser, estornudar o reírte.

 

Para evitar esta incontinencia (y que no se vuelva habitual después del parto), debes realizar los ejercicios de Kegel durante todo el embarazo y continuar una vez te hayas recuperado del parto.

 

 


Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar