×
  • Buscar
Publicidad

Cómo y cuándo usar la faja de embarazo

Cómo y cuándo usar la faja de embarazo

Durante el embarazo se suelen sufrir bastantes molestias, una de las cuales, y muy común, es el dolor lumbar por el exceso de peso que debe sujetar la espalda. Las fajas específicas para esta etapa son una buena solución para corregir la postura corporal y ayudar a sostener el vientre.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué aparece el dolor de espalda en el embarazo?


Entre la semana 25 y 30 de embarazo es normal que se empiecen a sentir molestias en la espalda o la pelvis. El dolor de espalda es uno de los más comunes cuando el bebé ya empieza a tener un tamaño considerable. Esto ocurre principalmente porque el aumento de peso obliga a la futura mamá a cambiar de postura corporal para mantener el equilibrio, se inclina hacia atrás de manera excesiva lo que puede provocar contracturas y mucho dolor. . Es lo que se conoce como hiperlordosis y es la responsable de la aparición de intensos dolores lumbares.

Además, los cambios hormonales debilitan los músculos que soportan la columna vertebral y el aumento de la relaxina en el organismo hace que los ligamentos estén más relajados. El útero también puede ejercer presión sobre algún nervio de la zona, causando un dolor más agudo.

Si las molestias son muy intensas, se pueden usar fajas específicas para el embarazo que ayudan a sujetar el peso y mejoran la postura corporal.

Para aliviar los dolores de espalda durante el embarazo es recomendable hacer ejercicio leve como caminar, hacer yoga y nadar pero si finalmente nos hemos decidido a usar una faja, es recomendable seguir una serie de indicaciones.
 

Consejos para el uso de faja en el embarazo

No te puedes perder ...

¿Cómo superar la depresión posparto?

¿Cómo superar la depresión posparto?

Este trastorno de la salud mental puede afectar a madres de todo tipo: primerizas, multíparas, que han tenido un embarazo sencillo o que han pasado por un embarazo problemático… Independientemente de la situación de cada caso, se trata de una alteración 100% tratable.

Y tambien:


- Lo primero que hay que hacer es acudir al médico para que nos recomiende qué hacer en caso de dolor de espalda y que descarte cualquier tipo de problema. También es importante seguir las instrucciones del obstetra a la hora de escoger la faja más adecuada para cada caso o si está contraindicado su uso en tu caso.

- Solo se pueden usar fajas específicas para esta etapa. Lo que buscamos es que ayude a soportar el peso no que moldee la figura ni que adelgace.

- Es importante escoger la faja de maternidad que más convenga. Existen varios tipos dependiendo del tipo de soporte que necesitemos: las fajas clásicas que tapan todo el abdomen o los cinturones para el embarazo que se colocan por la parte baja de la espalda y presentan un refuerzo en la zona pélvica.

- Debe estar hecha con tejidos naturales y hay que tener muy en cuenta la talla, no puede oprimir demasiado ni provocar problemas a la hora de respirar hondo o sentarse.

- Si cuando la empezamos a usar sentimos molestias o mareos, hay que quitársela de manera inmediata, puede estar dificultando la circulación de la sangre. 

- En general la suelen necesitar mujeres con embarazo múltiple, cuando la musculatura abdominal está débil o cuando ya se padecían problemas de espalda anteriores al embarazo.

- En el caso de sentir náuseas, molestias, malestar o mareos hay que dejar de usarla de forma inmediata y acudir al profesional de medicina. 
 

¿Cuáles son las ventajas de utilizar una faja de embarazada?


1- Ayudan a aliviar la sensación de peso en la zona baja del abdomen, principal causa del dolor lumbar o lumbalgia.

2- Favorecen la reducción de la presión que ejerce el peso del bebé en la parte del pubis y la pelvis, disminuyendo el dolor que aparece en esa zona desde el segundo trimestre de gestación. Por ello se aconseja su uso entre las 25 y las 30 semanas de embarazo cuando surgen las molestias más fuertes.

3- Al elevar el abdomen, la presión del peso de esta se distribuye de manera uniforme reduciendo la presión que se ejerce en la columna vertebral.

4- Alivian los calambres que se producen en las piernas.

6- Son muy beneficiosas para mujeres con embarazos múltiples.

7- En segundos embarazos, aplaca la presión en las caderas que, al no tener el mismo tono muscular, provoca pinchazos y molestias.
 

¿Cuándo debo consultar con mi médico?


Si tu dolor de espalda es muy intenso o persiste por más de dos semanas, habla con tu médico, quien podría recomendar medicamentos como paracetamol o acetaminofeno u otros tratamientos.

El dolor de espalda puede ser una señal de parto prematuro o de infección de las vías urinarias, así que estate atenta a otros síntomas como fiebre, dolor abdominal, contracciones, pérdida de líquido amniótico, sangrado, ardor al orina…


Te puede interesar:

El embarazo y el aumento de peso vienen de la mano. Es importante realizar un control mensual de cómo se está engordando con el fin de evitar adquirir más kilos de los deseables y así evitar posibles problemas en la madre o el bebé.

Fuente: 

OMS: https://apps.who.int/iris/bitstream/10665/250802/1/WHO-RHR-16.12-spa.pdf?ua=1

Fecha de actualización: 24-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.