Cómo y cuándo usar la faja de embarazo

Cómo y cuándo usar la faja de embarazo
comparte

Durante el embarazo se suelen sufrir bastantes molestias, una de las cuales, y muy común, es el dolor lumbar por el exceso de peso que debe sujetar la espalda. Las fajas específicas para esta etapa son una buena solución para corregir la postura corporal y ayudar a sostener el vientre.

Entre la semana 25 y 30 de embarazo es normal que se empiecen a sentir molestias en la espalda o la pelvis. El dolor de espalda es uno de los más comunes cuando el bebé ya empieza a tener un tamaño considerable. Esto ocurre principalmente porque el aumento de peso obliga a la futura mamá a cambiar de postura corporal para mantener el equilibrio, se inclina hacia atrás de manera excesiva lo que puede provocar contracturas y mucho dolor.


Si las molestias son muy intensas, se pueden usar fajas específicas para el embarazo que ayudan a sujetar el peso y mejoran la postura corporal.


Para aliviar los dolores de espalda durante el embarazo es recomendable hacer ejercicio leve como caminar, hacer yoga y nadar pero si finalmente nos hemos decidido a usar una faja, es recomendable seguir una serie de indicaciones:


- Lo primero que hay que hacer es acudir al médico para que nos recomiende qué hacer en caso de dolor de espalda y que descarte cualquier tipo de problema. También es importante seguir las instrucciones del obstetra a la hora de escoger la faja más adecuada para cada caso.

Cuándo hacerse la prueba de embarazo

Cuándo hacerse la prueba de embarazo

Existen algunos síntomas inequívocos que acompañan a la gestación casi desde el momento de la concepción. Pero no siempre es así. Es más, la mayor parte de las mujeres no notan nada hasta pasadas varias semanas, o hasta que la barriga evidencia irremediablemente su estado de buena esperanza.


- Solo se pueden usar fajas específicas para esta etapa. Lo que buscamos es que ayude a soportar el peso no que moldee la figura ni que adelgace.


- Es importante escoger la faja de maternidad que más convenga. Existen varios tipos dependiendo del tipo de soporte que necesitemos: las fajas clásicas que tapan todo el abdomen o los cinturones para el embarazo que se colocan por la parte baja de la espalda y presentan un refuerzo en la zona pélvica.


- Debe estar hecha con tejidos naturales y hay que tener muy en cuenta la talla, no puede oprimir demasiado ni provocar problemas a la hora de respirar hondo o sentarse.


- Si cuando la empezamos a usar sentimos molestias o mareos, hay que quitársela de manera inmediata, puede estar dificultando la circulación de la sangre. 


- En general la suelen necesitar mujeres con embarazo múltiple, cuando la musculatura abdominal está débil o cuando ya se padecían problemas de espalda anteriores al embarazo.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar