¿Qué se debe hacer cuando dan calambres en las piernas?

¿Qué se debe hacer cuando dan calambres en las piernas?
comparte

Los calambres se producen cuando los nervios irritados envían a los músculos la orden de contraerse con una duración que va de segundos a insoportables minutos. Y sí, estos son mucho más comunes de lo que pensamos. De hecho, y según algunas investigaciones al menos una tercera parte mayor de 60 años sufre de manera bastante común estas contracciones musculares involuntarias. Pero no todos son mayores de sesenta, ya que en el embarazo los calambres también son habituales para muchas mujeres.

Según la American Cancer Society los calambres o espasmos en las piernas son contracciones dolorosas de los músculos de la pierna. La deshidratación, los medicamentos o ciertas enfermedades suelen ser, sin duda, las causas más frecuentes de la aparición de dichos calambres. Otras causas posibles son la comprensión de los músculos de la pantorrilla o de la parte posterior de la rodilla.

 

Aunque no existe una causa exacta de por qué se producen los calambres en las piernas lo cierto es que sí existen determinadas situaciones que hacen que estos se produzcan como, por ejemplo, un esfuerzo excesivo, la deshidratación, no estar en forma, la falta de electrolitos en la dieta, el insuficiente riego sanguíneo en los músculos o las altas temperaturas. Pero ¿qué hacer cuando sufrimos alguno?

 

Pues bien, lo cierto es que siguiendo algunos consejos como estos fácilmente conseguiremos reponernos de un calambre ya que simplemente habrá que parar de realizar ejercicio físico, estirar con cuidado el músculo para así reducir la presión que se ejerce sobre el mismo y mantener el músculo estirado hasta que los calambres cesen. Pero, por ejemplo, habrá que tener en cuenta también que si el calambre es en la pantorrilla habrá que colocar la mano sobre el músculo e irla subiendo poco a poco hasta llegar a la rodilla, y si, se sufre, por el contrario, un calambre en el cuádriceps saber que lo ideal es mantenerse de pie, levantar el tobillo hacia las nalgas y mover la parte superior del pie y el talón para estirar el músculo.

No te puedes perder ...

Las preguntas más frecuentes en el embarazo

Las preguntas más frecuentes en el embarazo

Un embarazo, sobre todo en madres primerizas, suscita muchas dudas y preguntas sobre qué se debe o no se debe hacer. A continuación respondemos a algunas de las cuestiones que surgen de manera más frecuente.

 

¿Cómo estiraremos los isquiotibiales? Para esto lo primero que habrá que hacer es sentarse y estirar la pierna manteniendo la rodilla sin flexionar e intentar inclinarse hacia delante hasta tocar el pie. Después, habrá que masajear suavemente el músculo. Suele ser bastante recomendable, además, beber agua o bebidas isotónicas, caminar un poco o ponerse algo de hielo. El hielo alivia cuando uno tiene los músculos sensibles y dolorosos.

 

Pero ¿hay forma de prevenirlos?

 

Por supuesto. Además, como sucede con cualquier lesión siempre es preferible prevenir a curar directamente ¿no? A la hora de entrenar hay que tratar siempre de graduar la intensidad y también la duración del ejercicio físico. De esta manera el cuerpo tendrá tiempo de adaptarse al incremento de la actividad. En cuanto a hidratación, ten en cuenta que es fundamental, es decir, que siempre has de estar muy bien hidratada porque una de las principales causas de la aparición de calambres es, sin duda, la deshidratación.

 

También reemplazar los electrolitos perdidos tras el ejercicio puede ayudarte a prevenirlos. Para lograrlo has de tener claro que debes seguir una dieta lo suficientemente sana y equilibrada, y realizar ejercicio físico en climas cálidos o húmedos. Y sí, aunque se tenga la creencia de que estirar los músculos va a reducir la posibilidad de sufrir calambres en realidad si estos se sufren con frecuencia lo ideal será consultar con el médico de cabecera, o con el obstetra en caso de estar embarazada, para poder solucionarlo cuanto antes. Además, será totalmente necesario también consultar al médico cuando los calambres causen molestia intensa, cuando estos estén relacionados con la debilidad muscular, cuando sucedan muy a menudo, cuando no mejoren con cuidado personal y cuando no estén estos relacionados con una causa obvia.

 

No obstante, también habrá que tener en cuenta que, a pesar de existir la forma de prevenir los calambres en la medida de lo posible, existen por desgracia algunos factores que aumentan, sin duda, el riesgo de padecerlos, como la edad, la deshidratación, el embarazo o las afecciones. Cuando hacemos referencia a la edad es porque las personas más mayores pierden masa muscular por lo que el músculo restante puede llegar a sobreexigirse más fácilmente. En cuanto a deshidratación, porque, por ejemplo, los atletas que se fatigan y deshidratan al practicar deportes en climas cálidos son los que padecen más calambres, y en el embarazo porque es cuando estos más frecuentes son, especialmente en el segundo y tercer trimestre de embarazo.

 

Si dudas sobre si tienes calambres o no debes estar atenta a algunas señales, como podría ser el dolor repentino o molestia en una pierna o un pie, la sensación de tirantez o rigidez muscular y la dificultad para mover el pie, o el dolor al mover el pie o la pierna.

 


Te puede interesar:
Tener síntomas del embarazo pero sin retraso de la regla puede resultar confuso. En estos casos siempre se recomienda realizar un test de embarazo para salir de dudas y, si se confirma que es negativo, acudir al ginecólogo para que valore por qué se están produciendo los síntomas.


Fuentes:

American Cancer Society

Sanitas

Mayo Clinic

Fecha de actualización: 06-09-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>