Alimentación contra los calambres del embarazo

Alimentación contra los calambres del embarazo
comparte

Pasado el ecuador del embarazo es común sufrir calambres musculares, uno de los síntomas más molestos. Estos se centran normalmente en las extremidades inferiores: gemelos, pantorrillas, dedos de los pies, y en ocasiones en otras partes del cuerpo como abdomen o manos.

La aparición de estas molestias se debe a la alteración hormonal, típica de la gestación, que dificulta la correcta circulación sanguínea. El aumento de peso también favorece y si además la dieta es pobre en algunos minerales como el magnesio, calcio, potasio, etc. o en vitaminas del grupo B, los calambres pueden agravarse y repetirse con frecuencia.

Evitar la pasividad y llevar una alimentación adecuada puede ayudar a mantener los calambres musculares a raya.

Consejos:

-          Incluye en tus menús diarios alimentos ricos en magnesio, calcio y potasio, como legumbres, espinacas, acelgas, aguacate, lácteos, plátano, guisantes, frutos secos, frutas secas (ciruelas, higos, pasas…), mariscos, col, cereales integrales, cacao, perejil, soja, etc.

-          Asegúrate de consumir alimentos con vitaminas del grupo B (cereales, carne, pescado, huevos, legumbres…)

-          Bebe mucho líquido a lo largo de todo el día

Además…

-          Camina y haz ejercicio regular

-          Evita el calzado con mucho tacón

-          Aplícate chorros de agua fría en piernas y pies

-          Date masajes en las zonas afectadas y haz estiramientos musculares de manera rutinaria.
 

No te puedes perder ...

Ejemplos de menús:


Te puede interesar:
La fecha de embarazo se calcula añadiendo 280 días al primer día de la última regla de la mujer gestante. Este dato dará la fecha prevista de parto y permite calcular el tiempo de gestación.


Fecha de actualización: 05-02-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>