Ovulación y calambres, ¿qué hacer?

Ovulación y calambres, ¿qué hacer?
comparte

Durante el proceso de ovulación es normal sentir calambres en la zona baja del abdomen, lo cual puede llegar a ser bastante molesto. Si esto te ocurre, debes saber cómo aliviarlo.

La ovulación es el proceso por el que uno de los dos ovarios libera un óvulo para que pueda ser fecundado por un espermatozoide y dé lugar al comienzo de una nueva vida. Si durante las 24-48 horas que vive el óvulo no es fecundado, muere y se expulsa unos 14 días después por la vagina junto con los restos de endometrio preparado para un posible embarazo en lo que se denomina como regla o menstruación.

 

Este proceso se produce cada 28 días, aproximadamente, desde la primera regla hasta la llegada de la menopausia y es la manera que tiene el ser humano de reproducirse y tener hijos. Por lo tanto, es un proceso muy importante que sucede durante toda la vida fértil de la mujer, unos 40 años más o menos.

 

El proceso de ovulación consta de dos fases, la folicular y la lútea, separadas por la ovulación en sí. En la fase folicular se desarrolla el folículo donde se encuentra el futuro óvulo. La hipófisis comienza a segregar grandes cantidades de la hormona folículo-estimulante o FSH, que desarrolla los folículos (entre 10 y 100 en cada ciclo). Estos a su vez comienzan a segregar grandes cantidades de estrógeno, mientras el hipotálamo libera otra hormona llamada prolactina que interviene en la maduración de los folículos del ovario.

¿Qué hacer con un bebé insolado?

¿Qué hacer con un bebé insolado?

Tu bebé apenas se encuentra en desarrollo, por lo que su piel es muy delicada y todavía no cuenta con la melanina suficiente para soportar el calor y el sol. Una exposición a temperaturas elevadas puede llegar a terminar en muy malas condiciones para tu pequeño. Te dejamos una guía para saber qué hacer si tu bebé ya fue expuesto a estas condiciones y puede estar sufriendo una insolación. 

 

Cada ciclo selecciona aleatoriamente un folículo que crece hasta alcanzar una medida aproximada de 20 mm. En ese momento, comienza la fase ovulatoria en la que la hormona luteinizante o LH completa la maduración del folículo, transformándolo en un gran folículo que entre las 12 y 36 horas posteriores se romperá, liberando al óvulo.

 

Entonces, el ovocito se dirige a la cavidad peritoneal, donde es atrapado en el extremo de los tubos de las trompas de Falopio, donde espera a los espermatozoides. Si no ha habido fecundación se produce la muerte funcional del cuerpo lúteo y los elementos acumulados se desprenderán y se romperán los vasos sanguíneos, produciéndose una hemorragia, que es la menstruación.

 

Como hemos visto, son muchas las hormonas que se ponen en marcha este proceso, lo que puede causar diversos síntomas como dolor en el bajo vientre, pecho tenso y sensible, flujo vaginal más abundante y calambres en la zona baja del abdomen y la espalda.

 

Generalmente este dolor es leve y no necesita tratamiento, pero en algunas mujeres se produce lo que se conoce como “mittelschmerz” u ovulación dolorosa, causando muchas molestias que pueden durar hasta 48 horas.

 

Estos calambres y dolores se deben a dos motivos: el crecimiento del folículo ovárico que puede causar una tensión violenta en las membranas del ovario y, por lo tanto, dolor; y el sangrado que se produce al romperse el óvulo que puede irritar el revestimiento abdominal y provocar calambres.

 

Si este es tu caso y te encuentras muy molesta durante la ovulación, puedes recurrir a diversos consejos para aliviar los calambres y el resto de molestias, como tomar analgésicos o antiinflamatorios, seguir un tratamiento hormonal para controlar los niveles hormonales, usar calor seco en la zona, beber mucha agua, tomar alimentos ricos en hierro y potasio que evitan los calambres, beber infusiones antiinflamatorias y calmantes como té rojo, manzanilla, salvia, caléndula, artemisa, canela, pasiflora, melisa, enebro, etc.

 

La única buena noticia de estos calambres y molestias que se notan durante la ovulación es que te avisan de cuándo estás ovulando, lo que te puede ayudar a saber cuándo son tus días fértiles y, por lo tanto, cuándo debes mantener relaciones sexuales sin protección para lograr un embarazo. Así que si quieres quedarte embarazada y notas que tienes los calambres propios de la ovulación, no esperes más y mantén relaciones con tu pareja. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×