¿Es normal que falte la respiración en el embarazo?

¿Es normal que falte la respiración en el embarazo?
comparte

¿Has oído hablar de la disnea en el embarazo? La falta de aire (o disnea) es una molestia bastante común en el embarazo, sobre todo ya hacia el último trimestre, más concretamente en las últimas semanas de embarazo.

Por norma general la disnea no suele ser peligrosa sino más bien una molestia leve que no suele disminuir el aporte de oxígeno que llega a los pulmones de la madre ni tampoco el oxígeno de la madre que llega al feto. No obstante, cuando comiences a notarlo lo más recomendable es que acudas al médico. La disnea es el ahogo o la dificultad en la respiración. Esta suele derivar en una respiración deficiente englobando sensaciones cualitativas distintas variables en intensidad. Además, la disnea se origina a partir de interacciones en las que intervienen factores psicológicos, fisiológicos, sociales y ambientales que se pueden inducir desde respuestas fisiológicas a comportamientos secundarios. Hay distintos tipos de disnea:


- Disnea de decúbito: un tipo de disnea que se alivia con la posición erecta. Esta puede alcanzar distintos grados de intensidad.

- Disnea de esfuerzo: al realizar esfuerzos es cuando aparece.

- Disnea paroxística nocturna: aparece durante la noche mientras el individuo duerme.

- Disnea de reposo: sin realizar esfuerzo.

No te puedes perder ...


¿Por qué aparece la disnea en el embarazo?


A medida que el bebé va creciendo y, por consiguiente, este aumenta de tamaño, el útero eleva el diafragma y presiona los músculos que intervienen en la respiración haciendo a su vez que los pulmones queden más comprimidos disminuyendo la capacidad de expansión de la caja torácica y generando, por tanto, la sensación de falta de aire. También es posible que sea debido a otros factores como, por ejemplo, las enfermedades respiratorias, las reacciones alérgicas o el exceso de peso.


Otra causa frecuente a esta falta de aire entre las madres gestantes es el aumento de la progesterona durante el embarazo, sobre todo en la etapa inicial en la que también es posible padecer esa falta de respiración. Esta hormona, entre otras muchas cosas más, expande la capacidad de los pulmones. Y, de esta manera, la futura mamá se asegura de que le esté llegando suficiente oxígeno a su bebé. El hecho de inhalar más en cada inspiración es lo que produce esa sensación de falta de aire y/o aliento.


¿Quiénes están más predispuestas a sufrir disnea o falta de respiración durante el embarazo?


Las futuras mamás que previamente han sufrido ataques de ansiedad, anemia o cardiopatías congénitas tendrán mayor probabilidad de sufrir algún episodio de disnea en el embarazo, pero también las mujeres embarazadas que han tenido algún problema respiratorio como el asma bronquial, la bronquitis o la neumonía.


Las mujeres embarazadas ¿qué pueden hacer para evitar su aparición?


La futura madre deberá evitar en la medida de lo posible realizar grandes esfuerzos, no acostarse boca abajo y tratar de reducir su ansiedad. Además, cuando comience a notar esa falta de respiración deberá sentarse, concentrarse en su respiración y tratar de calmarse cuanto antes. Una buena idea para aliviar esa falta de aire en el embarazo es preparar un jarabe natural con miel y berro. El berro es una planta herbácea de tallos gruesos conocida por ser un ingrediente ideal para ensaladas y salsas.


Para dormir, la futura mamá deberá colocar varias almohadas que le ayudará a aliviar el peso de su barriga sobre los pulmones pudiendo dormir un poco más cómoda. Si, además, la embarazada comienza a tener fiebre o a sentir escalofríos en cualquier trimestre del embarazo también deberá acudir al médico para investigar la causa de ello. Además, hay algunos otros consejos que podrían ayudar a prevenir esa aparición de falta de respiración cuando estamos embarazadas:


- tanto en casa como en el trabajo hay que procurar mantener un ambiente lo suficientemente limpio y con la humedad adecuada.

- también es conveniente realizar algún ejercicio físico moderado como, por ejemplo, pasear y nadar, o hacer algunas técnicas de relajación.

 -mantener siempre la calma, y evitar en la medida de lo posible agobiarse, estresarse o sobresaltarse.

- si la situación se agrava, es común que el ginecólogo os aconseje algún fármaco como un sedante suave o un mucolítico.


Lo fundamental: la respiración


Es muy importante, y también necesario, que la mujer embarazada realice antes del parto un curso de preparación porque será allí donde mejor puedan enseñarle todos los ejercicios de inspiración y espiración tan eficaces para aumentar su capacidad respiratoria. Aunque para sacarles partido la futura mamá deberá ser constante y practicarlos varias veces al día. No solamente serán beneficiosos durante los meses de gestación, sino que también podrán serlo durante el parto.


Al inicio del embarazo ¿también es normal?


Lo cierto es que al inicio del embarazo no es tan común la falta de aire como al final del trimestre, pero sí podría ocurrir si, por ejemplo, la mujer sufre de asma, bronquitis o está resfriada. En caso de que aparezcan también otros síntomas como la falta de aire, la tos, las palpitaciones, el corazón acelerado o las uñas y los labios morados habrá que acudir de urgencia al médico porque podría tratarse de una enfermedad cardiaca o respiratoria que debe tratarse en la mayor brevedad posible.


Más causas posibles


Existen otras causas posibles de la falta de aire en el embarazo como son:


- exceso de actividad física

- cansancio

- crecimiento del bebé

- ansiedad

- asma

- bronquitis

- enfermedades del corazón


Cuando el bebé ya se ha podido encajar en la pelvis alrededor de las treinta y cuatro semanas de embarazo, la barriga de la mujer embarazada ya ha comenzado a bajar, y la falta de aire suele comenzar a disminuir porque el pulmón queda con un poco más de espacio para llenarse de aire. Sin embargo, al acostarse de nuevo podría continuar sintiéndose.


¿Le perjudica al bebé esa falta de aire en el embarazo?


Una falta de aire ligera en el embarazo que una gran mayoría de mujeres siente durante su embarazo y sobre todo en las últimas semanas de gestación no perjudica al bebé de ninguna manera pues está recibiendo el oxígeno que necesita a través de la sangre que pasa a través del cordón umbilical.


De hecho, esa falta de aire más que un problema es más bien una molestia. Si la mujer tiene asma o alguna infección de tipo respiratorio sí debería consultarlo con su médico y si, además, esa falta de aire resulta en palpitaciones, dolor en el pecho, tos persistente o mareos también debería acudir de inmediato.

 

 


Te puede interesar:
Algunos padres se preguntan "¿cómo saber si mi bebé tendré ojos de color?" y la respuesta no es sencilla ya que el bebé será producto de la combinación al azar de los genes de los progenitores y su resultado no se sabrá hasta el nacimiento. Eso si, si se analizan los rasgos de los padres y más aún aquellos en los que coinciden es probable que el bebé también los herede.


Fuentes:

“Falta de aire en el embarazo” Causas y qué hacer https://www.tuasaude.com/es/falta-de-aire-en-el-embarazo/

"Disnea" http://medfinis.cl/img/manuales/disnea.pdf

Fecha de actualización: 13-02-2019

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>