¿Cómo saber si mi bebé ya va a nacer?

¿Cómo saber si mi bebé ya va a nacer?
comparte

Cuando te quedas embarazada, una de las primeras cosas que se hacen es calcular la fecha de parto para saber, más o menos, cuándo nacerá tu bebé. Sin embargo, a medida que se acerca la fecha empiezas a ponerte nerviosa, ya que es imposible saber con exactitud cuándo nacerá tu bebé, por lo que debes conocer las señales que te indican que el momento está cerca.

Durante las últimas semanas de embarazo se experimentan lo que se conoce como pródromos de parto, es decir, una serie de síntomas relacionados con los cambios que está experimentando el organismo para prepararse para el momento del parto. Los pródromos pueden durar horas, días o semanas, depende de cada mujer, de si es primeriza o no, de cómo esté colocado el bebé, etc.


Es importante saber en qué consisten estos pródromos para que no te pases estas semanas yendo a Urgencias cada dos por tres, puesto que se aconseja, si no pasa nada grave, no ir hasta que realmente el parto haya comenzado.


Algunas de las señales que indican que el parto se acerca son:


- Aumento de las contracciones: para ir ablandando el cuello uterino y preparar al útero de cara al parto, durante las últimas semanas es normal que las contracciones de Braxton Hicks, o contracciones de parto falsas, se vuelvan más frecuentes. Sin embargo, podrás distinguirlas de las de parto porque ceden al cambiar de posición y no se hacen cada vez más intensas, regulares y dolorosas. Además, estas contracciones suelen durar solo entre 20 y 40 segundos y se sienten en la zona inferior del abdomen, mientras que las de parto duran más de 50 segundos y se extienden a la espalda.

¿Cómo saber si mi bebé aún tiene hambre?

¿Cómo saber si mi bebé aún tiene hambre?

Casi todas las madres primerizas siempre tienen la incertidumbre en saber por qué motivo llora el bebé y si el bebé se queda con hambre, pero esto es muy normal mientras se va dando el proceso de entender al bebé.


- Acortamiento y borrado del cuello uterino: este síntoma no puedes notarlo tú misma, sino que te lo indicará tu médico cuando vayas a las revisiones de las últimas semanas. En ellas se suele hacer un tacto vaginal para ver si el cuello uterino ha empezado a ablandarse y borrarse. Si es así, te indicarán cuánto y, si es más de 1 cm y borrado al 50%, queda poco para que empiece el parto.


- Descenso del vientre: cuando el bebé empieza a bajar por el canal de parto, la tripa baja y dejarás de notar tanta presión en las costillas y podrás respirar mejor, aunque notarás más dolor en la pelvis y más ganas de orinar.


- Expulsión del tapón mucoso: el tapón mucoso es una sustancia gelatinosa que se crea en las primeras semanas de embarazo para sellar el útero y evitar que pasen a él gérmenes y bacterias. Cuando el cuello uterino comienza a borrarse y dilatarse puede expulsarse este tapón, lo que indica que queda poco para el parto, aunque ese poco pueden ser horas o días. Generalmente, no más de una semana o 10 días. El tapón puede expulsarse entero de una vez o ir perdiéndose poco a poco, tanto, que a veces la mamá ni lo nota ya que lo confunde con flujo. Puede ir acompañado de alguna hebra de sangre.


- Nervios, ansiedad y problemas para dormir. El organismo presiente que el momento se acerca y por eso es normal estar nerviosa.


- Síndrome del Nido: de repente, te entran unas ganas increíbles de limpiar, ordenar y preparar la casa para la llegada del bebé, casi de manera compulsiva.


- Pérdida de peso: justo antes del parto, algunas mujeres pierden hasta un kilo de peso.


- Diarreas: las diarreas en estos últimos días son muy habituales, causadas por los nervios y por la presión del bebé sobre el aparato digestivo y excretor. No debes preocuparte, pero sí prepararte porque queda muy poco.


- Sensación de pesadez en la pelvis y de congestión en la vagina a causa de la presión del bebé en la zona al haber empezado a entrar por el canal de parto.


Todas estas señales que indican que el parto esté cerca no deben confundirse con las dos señales que nos dicen que sí, que ya llega y que debemos ir al hospital:


1. Rotura de la bolsa amniótica: cuando “rompes aguas”, como se dice popularmente, debes fijarte en el color del líquido que sale y apuntar la hora. Si el líquido es claro o transparente, no hay problema, puedes coger tranquilamente tu maleta e irte al hospital con calma. Si es de color verduzco, debes ir rápido a Urgencias porque el bebé puede haber expulsado el meconio dentro de la bolsa, lo cual es muy peligroso.


Asimismo, no esperes una rotura como en las películas que haga que, de repente, caiga un litro de líquido a tus pies. La rotura puede ser franca y salir mucho líquido de una vez, o una pequeña fisura que haga que vayas expulsando líquido poco a poco.


2. Contracciones de parto: como decíamos, las contracciones de parto se vuelven cada vez más intensas regulares, fuertes y dolorosas. Cuando tengas dos contracciones cada 10 minutos durante 2 horas seguidas, es momento de ir al médico. Si eres secundípara, debes ir antes, puesto que es normal que este parto sea más corto.


Estas señales te harán saber que tu bebé ya viene y que quedan solo horas para cogerlo en tus brazos y verle la carita, así que tranquilidad y calma que todo va a ir bien. ¡Por fin ha llegado el momento!

 

 


Fuente:

 Elena Arroyo Bello. Docente: Carmen Duque Teomiro. Unidad Docente de Matronas de Toledo

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×