• Buscar

Consejos para que el bebé camine rápido

Consejos para que el bebé camine rápido

Cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo y puede costarle más caminar. Hay una serie de recomendaciones para estimular a tu bebé a caminar más rápido, ¿quieres saberlas?

Publicidad

Índice

 

¿A qué edad camina un bebé?

Como en todo lo que tiene que ver con el desarrollo de los bebés, cada uno tiene su ritmo. Lo normal es que los bebés empiecen a caminar entre los 13 y os 15 meses, pero hay algunos que lo logran a los 10 meses y otros que no lo consiguen hasta los 17 o incluso 18 meses. A partir de los 18 meses si tu bebé no camina debes consultar con un pediatra para que averigüe el motivo del retraso.

 

¿Por qué mi bebé aún no camina?

Hay multitud de razones por las que un bebé puede tardar en caminar:

- El bebé tiene miedo: esto pasa sobre todo en los casos donde ha habido una caída previa. Esto puede llevarle a no atreverse a volver a arriesgarse.

- Es un bebé muy tranquilo: hay algunos bebés que se encuentran a gusto con lo que tienen a su alcance y no tienen la necesidad de explorar más allá.

- Es un experto gateando: gatea tan bien y tan rápido que no necesita ponerse de pie.

- No gatea, culetea: los niños que se desplazan sentados suelen caminar más tarde porque no han desarrollado los músculos y el sentido del equilibrio de la manera en la que lo hacen los niños que gatean.

- Es de desarrollo lento en general: esto con frecuencia tiene un origen genético, puede que alguno de los padres también haya tenido un desarrollo tardío.

- El bebé es prematuro: los bebés que nacen antes de tiempo suelen tardar más en desarrollarse que los bebés nacidos a término.

- Es un bebé gordito: su peso puede llegar a quitarle agilidad y dificultarle sus primeros pasos.

- No está muy estimulado: los bebés poco estimulados tardan más en caminar. Si se le ha mantenido atado a una silla sin moverse, se ha jugado poco con él, se habla poco con él, etc.

- El bebé no ve bien: los problemas con la vista pueden hacer que tenga miedo a caminar.

- El retraso puede deberse a otros problemas de tipo psicomotor: para esto se debe consultar con el pediatra para que lo identifique.

 

¿Cómo puedo estimularle a caminar?

Hay multitud de formas para estimular a tu bebé a caminar:

- No le obligues: el gateo es tan importante (o más) que caminar para su desarrollo psicomotor. Los juegos y las actividades que le propongas al bebé deben incitarle a caminar, pero sin obligaciones, que salga de su voluntad. Invítale a intentar coger algo.

- Para aprender a andar, mejor sitúate detrás de él. Dale tus manos y eleva sus brazos. Poco a poco los echa hacia delante y sustituyes tus manos por un dedo. Así poco le quedará para conseguirlo.

- Enséñale a frenar: deja que dé unos pasos solo y párale ofreciendo uno de tus dedos de cada mano. Deja que se quede quieto y en equilibrio y le sueltas, seguro que aguanta.

- Estimula su confianza: su instinto le lleva a levantarse, pero si tiene miedo va a permanecer inmóvil. Puede llegar incluso al llanto para que “le rescates”. Si es así, es importante que estés a su lado y que le ayudes.

- Potencia su equilibrio: procura que tu bebé este de pie y descalzo. Es importante saber que sin zapatos su estabilidad es mayor. Lo mejor es que escoger un calzado con la suela suave para que pueda reconocer la superficie por donde camina, esta información es útil para su equilibrio.

- Permite a tu bebé andar descalzo por la casa. Esto hará que mejore su equilibrio y agarre al suelo, lo que le dará más confianza.

- Haz que esté descalzo en la hierba: esto pondrá a prueba su capacidad de percepción, al principio puede parecerle que pincha un poco, pero cuando coja confianza apreciará su frescura y suavidad.

- También es una buena opción pisar la arena: caminar sobre la arena de la playa suele dar mucha confianza a los niños ya que, si se caen, no se hacen daño. Además, se desarrolla el arco plantar, que da forma al pie, y se estimula una correcta actividad muscular. Puedes intentar que camine por donde rompen las olas, el paso de seco a mojado y de frío a calor refuerza sus vasos sanguíneos y mejora su circulación.

- Caminar sobre piedrecitas planas y lisas. Esto estimula las terminaciones nerviosas de sus piececitos. Un masaje plantar que beneficia a todo su cuerpo.

- Dale seguridad: colócate frente a él y sostén sus manos tratando de que camine hacia ti. Después, puedes darle sólo una mano y alternarlas para que poco a poco se le quite el miedo a soltarse.

- Vigilar siempre: es lo más importante, asegúrate de que siempre está en un lugar por donde caminar sea seguro, nunca dejes a tu bebé sin supervisión durante esta etapa para evitar que una caída le frene.

- No dramatices cuando se caiga: si lo hace acude sonriente y quítale importancia.

- Ofrécele un apoyo móvil: un andador, una caja que pueda arrastrar, la cesta de la ropa, etc. Esto puede servirle como apoyo para empezar a andar. Juega con él a trasportar sus juguetes en el cesto, arrastrándolo por la habitación.

- Ten paciencia: no todos los niños siguen el mismo ritmo, a unos les cuesta más que otros, así que no tengas demasiadas prisas por ver a tu bebé caminar. Deja que tu bebé sea el que marque su ritmo.

 

¿Qué precauciones debo tomar en esta etapa?

Dado que tu hijo se va a mover más por todas partes, también se enfrentará a más peligros. Algunos consejos de seguridad a seguir durante esta etapa son:

- No dejar a los niños pequeños solos cerca del agua (bañera, piscina, estanque, etc.). Si tienes piscina la mejor opción es colocar unas vallas de seguridad. El ahogamiento es la principal causa de muerte o lesiones en este grupo de edad.

- Bloquea las escaleras con puertas o vallas pequeñas. Cierra con llaves las puertas que conduzcan a sitios peligrosos.

- Asegúrate de que tu casa es segura para niños pequeños colocando tapas de seguridad en todas las tomas de corriente.

- Mantén los electrodomésticos de la cocina, la plancha, calentadores, etc. lejos del alcance de los niños. Coloca las asas de las ollas apuntando hacia atrás.

- Guarda los objetos punzantes como tijeras, cuchillos, bolígrafos, etc. en un lugar seguro.

- No dejes a tu hijo pequeño solo en ningún vehículo, ni siquiera “un momentito”.


Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, https://www.cdc.gov/ncbddd/spanis...

Fecha de actualización: 13-05-2021

Redacción:

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×