Peligros en el entorno del bebe y el niño

Peligros en el entorno del bebe y el niño
comparte

Totalmente ignorante de los peligros de la casa, tu bebé, en una permanente etapa de desarrollo y exploración del mundo en el que vive, tratará de descubrir todos los secretos que le rodean. Supervisar a estos aprendices de Marco Polo es siempre el mejor remedio para mantenerlos seguros, dentro y fuera de la casa, pero como sabemos que esto es prácticamente imposible, queremos mostrarte los lugares de tu hogar donde debes extremar las precauciones para evitar accidentes domésticos

 

 

EN CASA

 

1. El baño

 

- En la bañera, peligro de ahogamiento: es sabido que los niños pueden ahogarse incluso con 15 cm de agua. Durante el baño es fundamental la vigilancia de los cuidadores, dado que el niño puede ahogarse en unos segundos. Los asientos de baño, dispositivos de ayuda al baño y las bañeritas para bebés y niños pequeños son elementos que facilitan la labor, pero es importante tener en cuenta que son elementos de ayuda y no dispositivos de seguridad, por lo que la vigilancia de los padres/cuidadores es el factor clave para impedir accidentes fatales.

 

- Temperatura del agua del baño, quemaduras: antes de bañar al niño es importante que los cuidadores se aseguren de la temperatura del agua para evitar quemaduras, para ello se puede emplear un termómetro de baño que cumpla con las exigencias de seguridad.

 

- Medicamentos: nunca se deben dejar los medicamentos al alcance de los niños.

 

- Cambiadores: para evitar caídas nunca se debe dejar al pequeño sin vigilancia sobre el cambiador.

No te puedes perder ...

¿Cuánto debe pesar un bebé de 2 meses?

¿Cuánto debe pesar un bebé de 2 meses?

Conocer y controlar el peso de un bebé es fundamental para evaluar su correcto desarrollo y crecimiento y detectar a tiempo posibles problemas. Por eso, en los primeros meses de vida del bebé es importante controlar su peso periódicamente. 

 

2. La cocina

 

- Quemaduras: las ollas y sartenes en los fuegos de la cocina suponen un gran peligro. Algo tan sencillo como colocar los mangos de las sartenes hacia dentro puede evitar muchos accidentes. Además existen barreras de protección para las placas de la cocina que protegen a los más pequeños de los accidentes domésticos.

 

- Productos de limpieza (lejías, detergentes…): no se deben dejar los productos de limpieza al alcance de los niños.

 

- Trona para niños: utilice siempre el sistema de retención. La principal causa de accidentes relacionados con este tipo de productos se debe a caídas desde la trona.

 

3. El cuarto de estar

 

- Quemaduras e incendios: no se deben dejar velas o estufas cerca de los niños.

 

- Electrocución (enchufes): se pueden utilizar protege-enchufes que impiden que el niño introduzca los dedos en el enchufe.

 

- Golpes, cortes y contusiones: los cantos vivos y esquinas de muebles y mesas son una fuente continua de cortes, moratones y golpes para los niños. Las conocidas esquineras nos ayudan a proteger a los más pequeños de las puntas y esquinas, previniendo este tipo de accidentes.

 

- Las puertas: ¡Atención a los dedos! Los bloqueos para puertas ayudan a evitar este tipo de percances.

 

- El parque: los parques, además de retener al niño, te ofrecen un espacio sin peligros para que juegue durante tiempos cortos. Asegúrate de que el parque cumple con la normativa europea de seguridad EN 12227. En los parques de uso doméstico no debe haber tubos con final abierto, ya que el niño podría introducir alguna parte de su cuerpo (dedos, manos, brazos…) con el consiguiente riesgo de aprisionamiento. No deben existir huecos y partes salientes en el parque en los que se puedan enganchar la ropa, pelo o cadenita del niño que está utilizando el producto. La malla debe ser lo suficientemente resistente para no desgarrarse o romperse aun aplicando fuerza. Es muy importante comprobar regularmente el borde del parque con el fin de asegurarse que la espuma de relleno no queda accesible al niño, dado que su ingesta podría producir asfixia.

 

- El andador: los andadores están destinados a niños que son capaces de sentarse por sí solos, aproximadamente a partir de 6 meses de edad hasta que pueden andar por sus propios medios, momento en el que no es conveniente su uso. El control de la persona que cuida al niño es de suma importancia, ya que los accidentes se producen principalmente debido a que el cuidador no se anticipa al alcance y velocidad extras que los niños pueden alcanzar con el andador. Para un uso seguro del andador asegúrate de impedir el acceso del niño a escaleras y superficies irregulares, la colocación de una barrera de seguridad podría ser una opción. Se deben proteger las chimeneas, estufas y utensilios de cocina. Se deben retirar los líquidos calientes y cables eléctricos. Se debe evitar el acceso a partes con cristal de puertas, ventanas y muebles. Asegúrate de que el parque cumple con la normativa europea de seguridad EN 1273.

 

4. Las escaleras

 

¡Atención a las caídas! Las barreras de seguridad limitan el acceso de los niños pequeños a escaleras y zonas peligrosas del hogar, ya que están diseñadas para ser colocadas transversalmente en ciertas aberturas de la casa. Así, evitan que el bebé acabe policontundido. Estas barreras están destinadas a impedir el paso de niños de hasta 2 años, pero deben poderse retirar o abrir por personas de más edad capaces de accionar el mecanismo de bloqueo. Comprueba que la barrera de seguridad cumple con la norma europea de seguridad EN 1930.

 

5. La habitación

 

- Caídas de desde ventanas: Actualmente los accidentes debidos a caídas desde ventanas o balcones representan la principal causa de muerte o daño cerebral o rotura de huesos para niños menores de 5 años. Cada año mueren entre 15 y 20 niños debido a este tipo de caídas y más de 4.000 acuden a Urgencias por lesiones relacionadas con caídas desde una ventana o balcón. Para reducir o prevenir accidentes se pueden utilizar dispositivos de bloqueo de ventanas y puertas diseñados para impedir la apertura de una ventana o la puerta de un balcón a una cierta posición; y además, al ser “a prueba de niños”, el bloqueo no puede ser abierto por un menor de 4 años.

 

- Los juguetes: deben cumplir con todas las exigencias de seguridad. Entre otros aspectos, no deben contener piezas pequeñas y deben estar fabricados con materiales no tóxicos.

 

- La cuna: la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EE UU, en su informe anual, apunta que las cunas se ven implicadas en accidentes mortales de niños más que cualquier otro artículo de puericultura. Los accidentes se deben principalmente al enganche de la ropa/cordeles o cadenitas de los niños en partes salientes de la cuna, con el consiguiente peligro de estrangulación. En la construcción de la cuna deben evitarse bordes afilados y aristas vivas, tubos con final abierto, huecos interiores que puedan producir aprisionamientos, partes accesibles desde el interior que puedan provocar enganches, así como diseños que puedan dar lugar a cortes o pellizcos. La altura interior de los laterales debe ser de al menos 600 mm, medidos desde la base de la cuna. Si ésta es regulable en altura, en su posición más alta, la distancia entre su superficie y el borde superior de los laterales debe ser como mínimo de 300 mm. Si la cuna tiene barrotes, la distancia entre ellos debe estar comprendida entre 45 y 65 mm. Comprueba que la cuna viene marcada con la norma europea de seguridad EN 716.

 

- El chupete: cuando te dispongas a comprar un chupete, verifica que la información visible en el punto de venta (sobre el envase o sobre el producto) hace referencia a la norma europea de seguridad EN 1400. Para un uso seguro del chupete nunca sujetes cintas o cuerdas al chupete, tu bebé podría estrangularse con ellas. Inspecciona el chupete antes de cada uso, especialmente cuando el niño tenga dientes. Tira el chupete a los primeros síntomas de deterioro. Comprueba con qué material está fabricado por si tu hijo es alérgico, por ejemplo al látex de caucho natural.

 

EN EL PASEO

 

La silla de paseo: las sillas y cochecitos deben cumplir la norma europea de seguridad EN 1888. Antes de utilizar la silla debes asegurarte de que todos los dispositivos de cierre están engranados. Las cargas sujetas al manillar afectan a la estabilidad de la silla. Utiliza siempre el sistema de retención. Según las estadísticas, la mayoría de las lesiones relacionadas con este tipo de productos fueron causadas por caídas, de ahí la importancia de la utilización del sistema de retención.

 

EN EL PARQUE

 

La superficie de un área de juego es un factor crítico para garantizar la seguridad de los usuarios. Aunque la superficie de impacto no previene la caída del niño desde un elemento de juego, sí reduce la gravedad de las lesiones. El 80% de las lesiones en áreas de juego se debe a caídas, por ello es fundamental un mantenimiento adecuado de las superficies de impacto. La aplicación de la norma EN 1177 permite evaluar el alcance de las lesiones craneales que puede sufrir un niño al caer desde una altura determinada, mediante la estimación del valor de HIC (Head-Injury- Criterion). La norma establece un límite máximo de 1.000 de HIC para que la gravedad de las lesiones no sean susceptibles de tener consecuencias fatales, es decir, una altura de caída para un revestimiento determinado con un valor de 1.000 HIC representa la altura de caída crítica por encima de la cual el niño podría sufrir lesiones irreversibles o incluso la muerte. La arena, la viruta de pino calibrada y las baldosas de caucho, entre otros, son materiales que aplicados con el grosor adecuado se convierten en amortiguadores de caídas y aportan un nivel óptimo de seguridad.

 

Aunque la seguridad en las áreas de juego depende del niño como individuo y su capacidad de afrontar nuevos retos, un diseño seguro de sus zonas de juego permite evitar ciertos accidentes o reducir en la medida de lo posible la gravedad de las lesiones. El área de juego debe cumplir con la norma europea de seguridad EN 1176.

 

EN EL COCHE

 

- SRI: el modo más seguro de llevar a los niños en el coche es utilizando sistemas de retención infantiles (sillitas infantiles) adecuados en función del peso y tamaño del niño. Encaso de impacto menor o frenada, un niño no sujeto podría chocar contra estructuras delvehículo (asientos, puertas, ventanas...) o contra otros ocupantes, pudiendo llegar a serdespedidos a través de las ventanillas con consecuencias fatales. Los estudios realizados han demostrado que el uso correcto de las sillas infantiles reduce un 75% las lesiones encaso de siniestro. Los dos aspectos clave a la hora de escoger una sillita son asegurarseque ésta se puede instalar en tu(s) coche(s) y que es adecuada para el niño.

 

PESO DEL NIÑO SRI ADECUADO

 

De 0 a 10 kg (aprox. desde el nacimiento hasta 6-9 meses): Grupo 0

De 0 a 13 kg (aprox. desde el nacimiento hasta 12-15 meses): Grupo 0 y 0+

De 9 a 18 kg (aprox. desde 9 meses hasta 4 años): Grupo 1

De 15 a 25 kg (aprox. desde 4 años hasta 6 años): Grupo 2

De 22 a 36 kg (aprox. desde 6 años hasta 11 años): Grupo 3

 

Esta clasificación ha quedado obsoleta según la última actualización de la Ley de Tráfico de mayo de 2014.

 

La silla-cesta de seguridad del grupo 0 se coloca siempre en posición contraria al sentido de la marcha, acoplándose con el propio cinturón de seguridad en el automóvil para evitar lesiones en la parte superior del cuerpo, ya que si va en sentido de la marcha la cabeza quedaría sin apenas sujeción.

 

La forma de los coches, la longitud de los cinturones de seguridad y los puntos de anclaje de los cinturones son distintos en unos coches y otros. Por ejemplo, puede ocurrir que el cinturón de un determinado coche sea demasiado corto para rodear cierta sillita. A tener en cuenta:

 

- Comprueba que la sillita puede instalarse en todas las posiciones posibles de uso (asiento delantero, extremos y posición intermedia en asientos traseros) correctamente en tu coche. Es importante que esta instalación sea firme y sin excesivas complicaciones.

 

- Comprueba que la silla está homologada de acuerdo con la normativa vigente ECE R 44. Si el producto está homologado llevará un distintivo que así lo certifique.

 

- Las sillas de segunda mano podrían tener pequeños desperfectos, restando seguridad y efectividad al producto.

 

- Los sistemas de retención infantiles para cada grupo mejoran los niveles de seguridad, ya que se adaptan mejor que los sistemas que cubren varios grupos.

 

- Comprueba en el manual de su vehículo qué sistemas de anclaje permite. Los sistemas de retención pueden ir sujetos al vehículo a través de los sistemas Isofix o el cinturón de tres puntos. En cualquier caso, lo más importante es verificar la colocación correcta de los sistemas.

 

- Los juguetes en el coche: los elementos sueltos, como pueden ser los juguetes, en el interior del vehículo se convierten en proyectiles en caso de frenazo o impacto. Es conveniente guardarlos para impedir que salgan despedidos, o bien dejar jugar a los niños con juguetes de goma o peluches.

 

EN LA GUARDE

 

Cada centro infantil debe cumplir con la normativa legal existente, a nivel nacional o autonómico, según la comunidad. Sencillas medidas de seguridad permiten evitar accidentes y lesiones:

 

Mobiliario, paredes y radiadores con protecciones antigolpes y, en el caso de los radiadores, antiquemaduras.

Puertas con antipilladedos.

Ventanas inaccesibles para los niños y con protección.

Muebles auxiliares estables, cambiadores, tronas y hamacas que cumplan con la normativa de seguridad vigente.

Enchufes altos y protegidos.

Zona de juegos exterior con juguetes estables, suelos acolchados y material adecuado a cada edad, sin piezas pequeñas o desmontables, y con limpieza diaria.

Material de limpieza, higiene y medicamentos inaccesibles para los menores.

Detectores de humos, gases y monóxido de carbono, así como material antiincendios según normativa vigente y revisados periódicamente para su buen funcionamiento.

Limpieza e higiene absoluta.

Planes de evacuación, salidas de emergencias señalizadas, visibles y sin obstaculizar y teléfonos de emergencia en zonas visibles.

 

“SEGURIDAD CONTROLADA”: MARCA DE SEGURIDAD PARA PRODUCTOS INFANTILES

Cada vez más aumenta la demanda, por parte de los consumidores y de la opinión pública, de productos infantiles con garantías de seguridad y calidad. AIJU, como centro especializado en seguridad infantil, ofrece a las empresas la posibilidad de obtener la marca Seguridad Controlada para sus productos. La marca de Seguridad Controlada es una herramienta más que permite distinguir un producto con respecto a los de su competencia, y ayuda a que el consumidor final tenga la confianza de estar adquiriendo un artículo bien hecho, con garantías de seguridad y calidad. Además de las exigencias de la Unión Europea sobre seguridad, AIJU exige requisitos adicionales que variarán en función del tipo de producto, realizando además un seguimiento anual que garantizará un nivel de calidad homogéneo de estos artículos.

 

Avda de la Industria 23 Ibi 03440 (Alicante)

tfno +34 96 5555 44 75

fax +34 96 5555 44 90

e-mail: puericultura@aiju.info


Te puede interesar:
La OMS ha confeccionado una tabla de pesos y medidas de bebés para determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.


Fuente:

AIJU

Sancho Mateu, Dr. J., Guía completa de seguridad para padres. Asociación Española de Pediatría (AEP), Comité de seguridad y prevención de Accidentes de la Asociación Española de Pediatría.

Fecha de actualización: 05-05-2010

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>