Hamaquitas y andadores para bebes

Hamaquitas y andadores para bebes
comparte

El descanso de los bebés repercute irremediablemente en su desarrollo y crecimiento. De nada sirven nuestros esfuerzos por que el pequeño se relaje y duerma de un tirón si el lugar para su descanso no es el correcto.

Garantizar el óptimo reposo pasa, por lo tanto, por integrar los elementos imprescindibles de confort y seguridad en los artículos de asiento. Nos referimos, entre ellos, a las hamaquitas y los andadores, cuya seguridad nos ocupa este mes


HAMACAS RECLINABLES

Las hamacas, que permiten acomodar al niño en una posición reclinada, pueden ser de tipo estático, balancín o botador, o cualquier combinación de éstos. Estos artículos están destinados a niños de hasta 6 meses y/o hasta un peso de 9 kg.

Al igual que en otros artículos de puericultura, existe una normativa europea que establece los requisitos mínimos de seguridad que deben cumplir las hamacas. En este caso la norma europea aplicable es la Norma EN 12790 y su aplicación permite evaluar la seguridad de la hamaca en cuanto a:

- diseño del artículo

- medidas de protección

- toxicidad/inflamabilidad de materiales

- estabilidad

- resistencia, siempre en las condiciones más desfavorables simulando un uso continuado

Además la norma exige que, junto al producto, se suministren las instrucciones de uso, advertencias necesarias, y el marcado del mismo.

        
ANDADORES

Los andadores (o tacatás de toda la vida) están destinados a niños que son capaces de sentarse por sí solos, aproximadamente desde los 6 meses hasta que pueden andar por sus propios medios, momento en el que ya no es conveniente su uso.

El control por parte de la persona que cuida al niño es de suma importancia, ya que los accidentes se producen principalmente debido a que el cuidador no se anticipa al alcance y velocidad extras que los niños pueden alcanzar con el andador.
El propósito de la Norma Europea EN 1273 es, precisamente, reducir el riesgo de accidentes.


El dato

Durante el año 2002 en Reino Unido, 2.350 niños acudieron al hospital tras lesionarse mientras se encontraban en su andador. Casi el 70% de ellos, tenían menos de un año. Los estudios demuestran que los accidentes con andadores suceden muy deprisa, incluso cuando el cuidador está cerca.


Cómo usar el andador de forma segura

Para evitar accidentes, es fundamental utilizar el andador de manera segura y correcta.
Decálogo para un uso seguro del andador

Andadores y correpasillos para bebés

Andadores y correpasillos para bebés

Cuando los niños están empezando a dar sus primeros pasos, los andadores y correpasillos pueden ayudarles en este aprendizaje. A la hora de comprar uno de estos artículos para tu bebé, debes tener en cuenta, sobre todo, la seguridad.

1. NO DEJES NUNCA AL NIÑO DESATENDIDO

2. Ten en cuenta que cuando el niño está en el andador podrá desplazarse más rápidamente y alcanzar más objetos

3. Impide el acceso a escaleras y superficies irregulares, la colocación de una barrera de seguridad podría ser una opción

4. Protege las chimeneas, estufas y utensilios de cocina

5. Retira los líquidos calientes y cables eléctricos

6. Evita el acceso a partes con cristal de puertas, ventanas y muebles

7. Un andador debe utilizarse sólo durante períodos cortos de tiempo (por ejemplo 20 min.)

8. Un andador está destinado a ser utilizado por niños que puedan sentarse por sí solos, aproximadamente a partir de los 6 meses

9. No utilices el andador si algún componente está roto o se ha perdido

10. No emplees el andador con niños que pesen más de 12 kg.


En el laboratorio

El laboratorio de AIJU, laboratorio de referencia en productos infantiles, lleva a cabo todas las pruebas y ensayos necesarios para comprobar que los artículos de uso infantil cumplen con los requisitos mínimos de seguridad según normativa europea. En el caso de andadores y hamacas, éstos son algunos de los ensayos que se realizan en el laboratorio.

- Ensayos de inflamabilidad y toxicidad

Los materiales y tejidos, presentes en hamacas y andadores, accesibles al niño no deben superar los límites establecidos para la migración de metales pesados de acuerdo con la Norma EN 71-3.

Además, los materiales no deben producir combustión rápida (efecto flash) ante la presencia de una llama.

- Ensayos de estabilidad

Con el fin de evitar lesiones provocadas por una caída del niño, estos artículos deben ser suficientemente estables. Para comprobar la estabilidad de la hamaca, ésta se coloca sobre una superficie inclinada de 13.5º, cargándola con un maniquí de ensayo que simula un niño.
Aunque las hamacas nunca se deben colocar sobre pendiente, los ensayos según norma siempre se realizan del lado de la seguridad,  es decir, en los supuestos más desfavorables.
Para prevenir la caída del niño, la norma para andadores contempla un ensayo que simula el choque del andador contra un escalón (por ejemplo, lo que podría ser el borde de una alfombra), verificando así la estabilidad también en esta situación.

- Resistencia

Normalmente las hamacas van equipadas con asas para su transporte. En este sentido la norma contempla un requisito para evaluar la resistencia de las asas. Para ello, se simula la acción de caminar con la hamaca estando el niño (maniquí de ensayo de 15 kg) dentro. Tras el ensayo, se comprueba que las asas no han sufrido daño alguno y la hamaca continúa funcionando normalmente.


Consejos para la compra

Aunque la seguridad de los productos se evalúa en los laboratorios de ensayo, tú mismo puedes intuir el grado de seguridad que ofrece el artículo que vas a comprar teniendo en cuenta lo siguiente:

HamacaHamacas

-La hamaca no debe tener tubos con terminación abierta en la que pueda quedar atrapado el dedo del niño.

-Para evitar el atrapamiento de dedos, las aberturas deben tener una anchura inferior a 5 mm o bien superior a 12 mm.

-Todos los bordes y esquinas accesibles deben estar redondeados para evitar riesgos de cortes o laceraciones.

-La hamaca debe ir equipada con un sistema de retención, ajustable al tamaño del niño, con al menos una correa para la cintura y una correa para la entrepierna.

-El ángulo entre el respaldo y el asiento debe estar entre 90º y 180º.

-La hamaca ha de estar señalada, al menos, con la marca del fabricante/importador y las advertencias:

NO DEJAR NUNCA AL NIÑO DESATENDIDO
ES PELIGROSO UTILIZAR ESTA HAMACA EN UNA SUPERFICIE ELEVADA



AndadorAndadores
 
-Para evitar el atrapamiento de dedos, las aberturas deben tener una anchura inferior a 5 mm o bien superior a 12 mm.

-Todos los bordes y esquinas accesibles deben estar redondeados para evitar riesgos de cortes o laceraciones.

-El andador debe llevar una tira para la entrepierna.

-La altura del asiento en la posición más baja del andador debe ser como mínimo de 18 cm.

-Los mecanismos de plegado y ajuste de la estructura no deben permitir un plegado accidental. Comprueba su funcionamiento y resistencia al plegado.

-El andador ha de estar etiquetado con la marca del fabricante/importador, la norma EN 1273: 2001, la referencia del producto y la advertencia:

NO DEJES NUNCA AL NIÑO DESATENDIDO


Fuente: AIJU

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×