Parques infantiles, ¿seguros o inseguros?

Parques infantiles, ¿seguros o inseguros?
comparte

Desde 1998 existe una normativa europea en torno a los requisitos que deben cumplir los parques infantiles para que éstos sean seguros para los niños.  La EN 1176 sobre los equipos y la EN 1177 sobre los pavimentos de los parques. Pero, esta normativa no es de cumplimiento obligado: se trata de meras recomendaciones técnicas. Así, Francia es el único país de Europa que las pone en práctica, mientras que en nuestro país las autoridades han establecido su “libre aplicación”. Tan sólo Galicia y Andalucía tienen una ley específica sobre este tema.

La Organización de Consumidores y Usuarios, tras visitar e inspeccionar 33 parques infantiles en Madrid, Barcelona y Sevilla, sacó el pasado mayo, un estudio sobre el estado de estas áreas recreativas. El resultado fue claro: todavía deben mejorar más. El 45% de los parques presentaban problemas.



Para el estudio de la OCU, a la hora de decidir qué parques visitar se tuvieron en cuenta cuestiones como que fueran lugares frecuentados, de acceso gratuito, con distribución uniforme por la ciudad, con equipos diferentes, etc. Contando, igualmente, con la información oficial proporcionada por los ayuntamientos de las 3 ciudades visitadas.


Una vez seleccionados los parques a investigar, para evaluar la seguridad, los investigadores de la OCU siguieron criterios de concepción y mantenimiento del equipamiento; acceso y emplazamiento y limpieza e información del parque.

 

Según la OCU, en España, el 7% de los accidentes infantiles ocurren en las áreas recreativas, lugares expresamente indicados para niños.

 

Para la Organización de Consumidores y Usuarios, además de la necesaria actuación por parte de las autoridades competentes respecto a la adopción de una ley vinculante, y por tanto de obligado cumplimiento, y del mantenimiento de parques y equipos, a los adultos les corresponde prevenir a sus hijos de posibles accidentes. Así, ofrece una serie de consejos básicos para padres entre los que destacan familiarizarse con la zona del parque y verificar que no haya cristales en el suelo ni suciedad, que no existan desniveles que hagan que el niño se caiga; enseñar al niño a esperar su turno para jugar, a descender del aparato de la misma posición de subida y, por supuesto, vigilar que juegue en equipamientos adecuados a su edad.

Barreras de seguridad y parques infantiles

Barreras de seguridad y parques infantiles

Ajenos a los peligros que puede entrañar cada rincón de tu casa, los niños, en su permanente etapa de desarrollo, tratarán de descubrir todo lo que les rodea. Extremar las medidas de seguridad en el hogar puede ahorrarnos más de un disgusto



Además, la organización recomienda fijarse en aspectos como los siguientes:

 

 

  Columpios

Image• Hay que fijarse en el posible riesgo de colisión con otros niños que estén jugando.

• En el número y tipo de asientos: no debe haber más de dos asientos por aparato y deben estar adaptados a la edad de los niños.

• En la altura para las piernas y en la distancia entre los asientos y las barras.

 • En el deterioro de ganchos, cadenas y asientos.


  Muelles

Image• Hay que fijarse en los asientos: que sólo haya espacio para un niño y que ninguna parte golpee contra el suelo.

• En que no haya bordes cortantes.






 
  Toboganes


Image• Hay que fijarse en la altura de la zona de salida, es decir, en que el tramo de salida y frenada del tobogán sea suficiente para que el niño salga despacio y se pueda poner de pie cómodamente.

• En los bordes cortantes.

• En el acceso a la plataforma y el riesgo de caída.

 • En los asideros y la barra frontal.

 • En el estado de la superficie de deslizamiento, en la inclinación y en que no esté orientada al sur.


  Balancines

Image• Hay que fijarse en la amortiguación para que el asiento no golpee contra el suelo y el niño se pueda dañar la columna.

• En que el eje de giro del balancín esté lo suficientemente protegido.





  Multiestructuras

Image• Hay que fijarse en que no incluyan juegos con elementos en movimiento, como los columpios.

• En evitar que los niños puedan trepar a zonas peligrosas que no estén diseñadas para jugar.

• En las plataformas. Deben estar dotadas de barreras o barandillas de protección. El suelo debe estar protegido para amortiguar las caídas.



• En el riesgo de atropamiento: son muy peligrosos para los niños porque puede llegar a estrangularse o sufrir facturas graves (tubos sin tapas, ranuras, agujeros…)


Carruseles


• Hay que fijarse en la altura de caída al sueño y en el riego de atropamiento en el eje de giro.

• En los elementos protuberantes que pueden golpear a alguien cuando el aparato está dando vueltas.

• Estructuras de trepar.

• Hay que fijarse en el riesgo de caídas: en general, la altura máxima de la estructura no puede superar los 3 metros y en función de esta altura se exige un grado de amortiguación en el suelo (arena, losetas de caucho, etc.)

• En el diámetro de los asideros (barras para agarrarse)

• En los riesgos de atropamiento o puntos en los que el niño pueda quedar atrapado por una extremidad o por la ropa.


Otros juegos



• Hay que fijarse en el riesgo de golpearse con las partes móviles.

• En los bordes cortantes y puntos de atropamientos

• En la altura de caídas.    


Fuentes: Estudio sobre los parques infantiles realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios. 

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×