Tronas y cambiadores para bebés

Tronas y cambiadores para bebés
comparte

Enseñar a comer a tu hijo no es únicamente enseñarle a alimentarse como un adulto. Los niños deberán aprender necesariamente cómo comportarse en la mesa de manera adecuada. En este aprendizaje la ayuda de las tronas puede ser francamente útil. Estos primeros asientos les permitirán acercarse e integrarse en la vida familiar, participando en las horas de comidas con el resto de los miembros de la familia. El cambio de pañal es otro de los momentos que compartirás con tu bebé y sabiendo que esta tarea se repetirá varias veces al día, el empleo de un cambiador especialmente diseñado para ello, te facilitará notablemente la labor

Nuevamente, de la mano de AIJU, no ocupamos de la seguridad de los productos infantiles, centrándonos en esta ocasión en las tronas para niños que facilitan su asiento y nos permiten darles de comer cómodamente. Además queremos mostrarte cómo escoger un cambiador/bañera seguro para tu bebé.


Tronas

Dentro de la gama de tronas para niños podemos diferenciar dos tipos de productos: Por un lado encontramos la trona alta, consistente en una silla independiente que eleva al niño a la altura aproximada de una mesa de comedor. Otra opción es la trona de mesa, silla que se fija a una mesa u otra superficie horizontal.

Ambos modelos, la trona alta y la trona de mesa, están destinadas a niños de edades comprendidas entre 6 meses y 3 años, capaces de sentarse por sí mismos. Aunque para las tronas de mesa sólo se prevé el uso por parte de niños de hasta 15 kg.

En el momento de adquirir una trona, como en todos los productos destinados a niños, la seguridad debe ser prioritaria. Para ello es exigible la normativa aplicable en este caso, cuya finalidad es reducir los accidentes que puedan sufrir los niños durante el uso normal o un mal uso razonablemente previsible del artículo.

Las tronas altas, conformes a la regulación europea, deberán estar marcadas con la Norma EN 14988: 2006, mientras que las tronas de mesa, vendrán etiquetadas con la Norma EN 1272: 1998.

Los principales peligros asociados a la utilización de las tronas se deben a dos factores principales: un mal uso del producto y/o un diseño que no cumple con las exigencias mínimas de seguridad.

Tronas altas

Mal uso
La mayoría de las lesiones son causadas por caídas desde la silla cuando no se emplea el sistema de retención o bien cuando el niño no es vigilado. Los pequeños pueden salirse de la silla en un instante si no están bien sujetos. Al igual que en otros artículos de puericultura, la vigilancia de los cuidadores es fundamental para evitar accidentes, y lo es especialmente en este tipo de productos, ya que el sistema de retención del pequeño ofrece una falsa sensación de confianza que puede inducir a pequeñas distracciones de los cuidadores en un momento dado.

Diseño inseguro

La mayoría de los accidentes mortales suceden cuando el niño se desliza por debajo de la bandeja, llegando a estrangularse. Para que esto no suceda el diseño de la silla debe ser lo suficientemente estable para evitar caídas de la silla cuando el niño está dentro.


EL DATO

Sólo en Austria durante el año 2003, se registraron 550 lesiones en niños relacionadas con el uso de tronas altas. Según las estadísticas de hospitales en 15 países de la Unión Europea, durante el año 1998 se produjeron 247 hospitalizaciones debido a lesiones severas en tronas altas.


Tronas mesa

A priori las tronas de mesa aparentan ser inseguras, puesto que únicamente se fijan a la mesa, quedando el asiento, prácticamente, suspendido en el aire.

En el laboratorio de AIJU se evalúa el nivel de seguridad de este tipo de artículos, sometiendo las tronas a duras pruebas de resistencia y fijación. Por ejemplo, la trona montada para su uso, debe resistir una carga de 40 kg durante 24h. Aunque las tronas estén destinadas a niños de hasta 15 kg, las normas exigen que los productos resistan en las condiciones más desfavorables posibles. Además muchas de las pruebas simulan el uso previsible de la trona por parte del niño que la utiliza (por ejemplo, dando botes) o el niño que está alrededor (el hermanito mayor estirando de la trona).

Sin embargo el cumplimiento con la norma europea no es suficiente; la correcta utilización del artículo es clave para la seguridad del niño.


Consejos de uso de la trona mesa

MUY IMPORTANTE: No dejes nunca al niño desatendido.

- Ten en cuenta el espesor máximo y mínimo de la superficie de soporte recomendada por el fabricante.

- No utilices la trona mesa en mesas cubiertas con cristal, mesas con el tablero superior sin fijar, mesas abatibles de bisagras, mesas con un único pedestal, mesas de juego o mesas de camping.

- No emplees la trona de mesa si el niño no puede sentarse por sí mismo.

- Comprueba que la mesa no volcará cuando la trona de mesa, fijada a ésta, esté en uso.

- No uses telas o manteles que cubran la mesa u otros objetos sobre la superficie de soporte, ya que puedan interferir en el correcto funcionamiento de los elementos de anclaje. Mantén la estructura de la mesa y la superficie limpias y secas.

- No utilices la trona de mesa con niños que pesen más de 15 kg.

- Rutinariamente verifica cualquier tornillo de presión y reapriétalo si fuera necesario. Revisa también las ventosas.

- No fijes la trona de mesa allí donde el niño pueda empujarse utilizando sus pies contra una parte de la mesa, otra silla o cualquier otra estructura que pudiera ocasionar que la trona de mesa se saliese de la mesa.

- No utilices la trona de mesa si cualquier componente está roto o se ha perdido.

- No coloques ninguna silla o superficie soporte bajo la trona mesa, ya que podría ayudar al niño a ponerse de pie con el consiguiente riesgo de caída.


TronaConsejos para la compra de una trona alta

Aunque la seguridad de los productos se evalúa en los laboratorios de ensayo, el consumidor puede intuir el grado de seguridad que ofrece el artículo que quiere comprar teniendo en cuenta lo siguiente:

- Para evitar el atrapamiento de dedos, las aberturas deben tener una anchura inferior a 7mm o bien superior a 12mm.

- Todos los bordes y esquinas accesibles deben estar redondeados para evitar riesgos de cortes o laceraciones.

- Si la trona es plegable, ésta debe llevar mecanismos de bloqueo para evitar que la trona se pliegue cuando el niño está sentado, o mientras se coloca en la trona o se saca de ella.

- Si la trona es plegable, para evitar el riesgo de un desplegado incompleto comprueba que el peso del niño que utiliza el producto actúa en contra del movimiento de plegado, o bien que al menos uno de los mecanismos de bloqueo se acciona automáticamente cuando el producto se despliega para su uso.

- El diseño de la trona debe impedir que el niño se deslice hacia delante fuera del asiento, por ejemplo mediante una correa para la entrepierna y cinturón o con un arnés integral.

- Si el respaldo es reclinable, la trona debe tener un arnés integral.

- La trona debe ir provista de brazos u otros medios de protección lateral.

- La trona puede ir provista como máximo de dos ruedas.

- La trona si es conforme con la norma europea ha de estar marcada como mínimo con la siguiente información:

Marca del fabricante/importador
La norma EN 14988-1/2: 2006
ATENCIÓN. NO DEJE AL NIÑO SIN VIGILANCIA

Cambiadores

La función principal de los cambiadores es soportar y retener al niño con el propósito de cambiarle. Éstos pueden ser plegables y estar equipados con una bañera y/o cajones.

La norma europea EN 12221-1/2: 1999 establece los requisitos mínimos de seguridad que deben cumplir los cambiadores. La aplicación de esta norma permite evaluar, entre otros, los siguientes aspectos:

- diseño del artículo (anchura mínima de la tabla cambiadora, riesgo de atrapamiento de dedos, cabeza, cuello, etc.)

- medidas de protección (barreras para impedir la caída del niño, etc.)

- toxicidad/inflamabilidad de materiales

- estabilidad (debe ser lo suficientemente estable para prevenir una caída involuntaria)

- resistencia, siempre en las condiciones más desfavorables simulando un uso continuado.

resistencia de la bañera (resistencia al agua caliente, a impacto)

Además la norma exige que con el producto se suministren las instrucciones de uso, las advertencias necesarias y el marcado del artículo, que sean de ayuda al usuario.


CambiadorConsejos para la compra de un cambiador

No te puedes perder ...

- Si el cambiador posee ruedas, comprueba que tiene dos ruedas y dos patas o bien cuatro ruedas, dos de ellas con freno.

- Si la longitud del cambiador es mayor que su anchura, verifique que el cambiador posee barreras a lo largo de los dos laterales mayores.

- Comprueba su mecanismo de plegado, pliega tú mismo el cambiador y despliégalo.

- Si el cambiador posee tabla de cambio abatible, verifica que ésta no se cierra fácilmente sobre la bañera.


- Recuerda que los cambiadores conformes a la norma europea de seguridad vendrán marcados con la siguiente información:

Nombre o marca del fabricante/distribuidor y referencia del producto
Cambiador para niños de hasta 12 meses, si procede
ADVERTENCIA: NO DEJAR NUNCA AL NIÑO DESATENDIDO


Aiju


Te puede interesar:
Conocer el percentil del bebé por meses, tanto en talla como peso, permite realizar un control continuo de cómo se está desarrollando en comparación con otros bebés de su misma edad.


Fuente: AIJU

Fecha de actualización: 25-05-2007

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>