• Buscar
Publicidad

Tu bebé con 18 meses

Tu bebé con 18 meses

Con un año y medio, tu pequeño camina sin caerse -aunque aún se tambalee- y empieza a repetir todas las palabras que escucha. Le encanta que le digas cómo se llaman los objetos que os rodean, así que aprovecha todos los ratos que estés con él (mientras le das de comer, paseáis o le bañas) para designar y señalar cada cosa: la cuchara, la esponja, los árboles de la calle… Desarrollo motriz

Publicidad

Indice

 

Desarrollo del bebé de 18 meses

Tu hijo cada vez camina mejor. Puede subir las escaleras sin ayuda (aunque aún lo haga de una en una) y le gusta encaramarse a todos tus muebles. Intentará darle una patada a una pelota, pero es posible que no siempre lo consiga. Probablemente le guste bailar si le pones música y tocará todos los botones e interruptores que estén a su alcance. Empieza a correr y, aunque a veces se tambalea, no se cae demasiado. 

 

Memoria e imaginación del bebé

En algún momento entre los 18 y los 24 meses de edad, tu pequeño comenzará a mostrar que puede pensar acerca de cosas que no estén presentes. Es un proceso mental vital para que el niño pueda resolver situaciones. Por ejemplo, ya no se sentirá confundido si escondes un objeto mientras él observa y luego lo mueves a otro lugar mientras él no mira. Cuando descubra que no está donde pensaba, seguirá buscando.

Juega con sus muñecos dándoles vida propia: los maneja para que hable y actúen en su escenario. Como imita y copia lo que ve, intenta hablar por teléfono e incluso da de comer a sus juguetes.

 

Desarrollo emocional y social del bebé de dieciocho meses

Reconoce su imagen en el espejo. Sabe lo que quiere y cuándo lo quiere y se enfada si no lo consigue. Puede mostrar oposición, desafiar y provocar. En realidad, con esta edad aún es bastante egocéntrico, ya que no sabe ponerse en el lugar de otros. Las expresiones y sensaciones las muestra sin matices. Celos, enfados, alegrías, tristezas… se exhiben en plenitud. Si algo le sorprende, ríe a carcajadas.

 

El lenguaje del bebè

Su vocabulario se enriquece cada día que pasa. Empieza a decir frases de dos o tres vocablos. Entre las palabras estrella aparecen el “no”, el “sí” y el “mío”. Pero, además de parlotear, le gusta escuchar. Le encanta que sus papis le digan cómo se llama una cosa y la señalen con el dedo. Está atento a las conversaciones de los demás y repite las palabras que oye. Comprende indicaciones simples y puede seguirlas. No sólo reconoce su nombre, sino también el de sus padres y hermanos.


Disciplina

Si recompensas un buen comportamiento y castigas el malo, tu hijo aprenderá rápidamente a distinguir lo que está bien de lo que está mal. Puedes intentar modelar la conducta que deseas que adopte tu niño, ya que éste aprende copiándote. Pero si decides imponer una regla, como por ejemplo no permitirle que salga nunca al jardín sin un adulto, entonces mantenla y no lo dejes salir. Pronto recordará que esto está prohibido.


Juegos estimulantes para el bebé

- Dale cuentos con muchos dibujos y que no sean muy largos. Le gustan porque puede seguirlos y asociar el relato con los dibujos que se suceden página tras página.

- Coge al niño de la mano y andad deprisa, dando zancadas o pasos largos, corriendo y muy despacio de manera alternativa.

- Dale una escoba para que se monte a horcajadas en ella y juegue imaginando que es un caballito.

- Ayúdale a mejorar su técnica de subir y bajar escaleras ensayando en escalones que no sean muy altos.

- Podéis jugar a interpretar diferentes personajes y situaciones: que sois piratas en busca de un tesoro, a papás y mamás que cuidan de sus niños, etc. Aunque no entienda bien lo que hacéis, se reirá mucho viéndote “hacer el payaso”.
 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 24-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×