×
  • Buscar
Publicidad

Maternidad y ansiedad

Maternidad y ansiedad

El embarazo y la maternidad son momentos en los que se siente mucha presión, bien ejercida por ti como por los demás.

Publicidad

¿Cuáles son las posibles causas de ansiedad durante el embarazo?

- Cambios hormonales: el cuerpo, debido a los cambios internos, te pone en una etapa de adaptación (crisis) que te puede llevar a sentir sensaciones o cosas “extrañas”, generándote ansiedad.

- Emociones cambiantes: esto también viene por los cambios de hormonas, puede que a veces ni tú te entiendas.

- Noticia inesperada: puede que el embarazo no haya sido planeado y que te invadan los miedos o incertidumbres sobre si ha sido el mejor momento o puedes sentirte presionada por tu familia, pareja sociedad. Esto puede llevar a sentir que tu vida está fuera de control.

- Falta de apoyo: enfrentarte al embarazo sola sin el apoyo de pareja o familiares puede generar ansiedad en los momentos que podrías necesitar fortaleza.

- Náuseas: a veces son intensas y puede que las quieras controlar, eso puede generar más ansiedad.

- No verte embarazada: sentirte embarazada y que no se note puede que te produzca frustración. No te preocupes, la barriguita aparecerá pronto.

- No poder seguir con tu vida normal: puede que tu médico te diga “sigue con tu vida normal” y esto te generará ansiedad al darte cuenta de que no es posible.

- Insomnio: es normal tener etapas durante el embarazo donde se te haga imposible conciliar el sueño, si estas duran demasiado tiempo busca alguien con quien hablar.

- Incertidumbre hacia el futuro: mientras más quieres controla tu futuro, menos vivirás tu presente y esto genera ansiedad.

- Incomodidades físicas: conforme el embarazo avanza crecen las incomodidades (sobre todo a la hora de dormir o de caminar). Este estado de incomodidad, si te desesperas, te puede generar ansiedad.

- Taquicardia: puede deberse a los cambios en niveles de glucosa, por la tensión arterial o por diferentes razones. Es algo totalmente normal, despreocúpate. Terminando el embarazo, disminuirá.

- Comparaciones: compararte o que te comparen con otras embarazadas puede ser un motivo de preocupación. En un grave error ya que cada cuerpo es único y diferente (al igual que cada embarazo).

¿Qué pasa si tengo ansiedad durante el embarazo?

Lo más seguro es que no te pase nada, pero la ansiedad o estrés materno grave durante el primer trimestre del embarazo está relacionada con:

- Partos prematuros

No te puedes perder ...

Maternidad y arte

Maternidad y arte

La mujer durante el embarazo vive una gran sensibilidad y afloran una gran cantidad de emociones. Esto hace que sea una etapa donde se pueda expresar el arte de una manera muy especial. Hay una gran cantidad de tipos de arte y cada madre puede elegir la manera de expresarse.

Y tambien:

- Bajo peso al nacer

- Retraso de crecimiento fetal

- Malformaciones congénitas

- Efectos en el desarrollo del niño:
 

            · Problemas de atención e hiperactividad

            · Problemas de conducta

            · Menor puntuación en los índices de desarrollo intelectual

            · Rasgo de autismo


¿Cuáles son las posibles causas de ansiedad poco antes del parto?

- Dificultad para respirar: a estas alturas el bebé estará más grande y puede que apriete tus pulmones. Debido a esto puedes tener taquicardia o dificultad para respirar por las noches, algo totalmente normal.

- Falta de sueño y descanso: entre que tu barriga está enorme y que te tienes que levantar cada poco al baño, puede hacer que te sientas más cansada de lo normal y tengas mayores dificultades para conciliar el sueño.

- Querer tener todo listo: tener todo preparado (incluso el más mínimo detalle) puede ser algo que genere mucha ansiedad. Prioriza las cosas y encárgate paso a paso de cada necesidad, no intentes hacerlo todo en un día.

- Parto natural: pensar en el dolor, en las dificultades o en todo lo que le ha sucedido a otras mujeres en partos naturales puede aumentar tu tensión. Además, es muy difícil tener la seguridad de que va a ser  un parto natural.

¿Cuáles son las posibles causas de ansiedad después del parto?

- Expectativas frustradas: puede que tuvieses la idea de cómo querías que fuese el momento y no fue como esperabas. Esto puede hacer que te sientas mal, culpable o te frustres, pero recuerda que las cosas suceden como tienen que suceder.

- Separación del bebé: darte cuenta de que ahora tu bebé es un ser independiente te puede generar tensión o tristeza, de ahí se entra al puerperio o depresión posparto. Tranquila, esta separación es natural y poco a poco te irás adaptando.

- La presión de tus amigos y familiares: mientras estás intentando entender las emociones por las que estás pasando, muchas veces los familiares y amigos intentan decirte cómo hacer las cosas. Date tu espacio para estar contigo misma y con tu hijo.

- Cambios físicos: puede que te presiones para recuperar tu figura de antes del embarazo o que te veas al espejo y no te reconozcas. Esto es un proceso y poco a poco te volverás a adaptar.

- Adaptación del bebé a tu vida: durante el embarazo el bebé era el que seguía tu ritmo, ahora eres tú la que tiene que adaptarse a su ritmo. Si quieres controlar al máximo a tu bebé vas a frustrarte y aparecerá la ansiedad.

- Conflictos con tu pareja: es común sentirse separados emocionalmente después del parto, que tus exigencias hacia él aumenten o que estés más susceptible a su ausencia, palabras o gestos. Esto es parte del proceso.

¿Cómo manejar la ansiedad?

- Baja tus expectativas: no pretendas ser una madre perfecta y tener todo bajo control, esto hace que se incremente tu ansiedad.

- Aliméntate, descansa y haz ejercicio: dieta sana, duerme lo suficiente y realiza ejercicio de forma regular son los tres pilares del bienestar, tanto físico como psíquico (y tanto la ansiedad como la depresión).

- Identifica tus pensamientos negativos: estos pensamientos no son tuyos, son producto de tu estado.

- Pide ayuda: un tratamiento psicológico puede que sea suficiente para mejorar, muchas veces no hacen falta medicamentos.

- Saca tiempo libre para ti: pide que alguien de confianza cuide a tu bebé y date un gusto.

- Ponte en contacto con otras mamás para compartir experiencias.

- Descansa cuando el bebé descanse.

- Apóyate en otros adultos (familiares o amigos) que puedan reconfortarte o acompañarte. De vez en cuando planea algo especial donde tú y tu pareja podáis pasar un rato juntos

¿Tengo depresión posparto?

Tener ansiedad posparto no significa tener necesariamente depresión posparto. Aproximadamente el 15% de las nuevas madres sufre depresión posparto. Los síntomas de esta pueden aparecer pocos días después del parto hasta un año después de él. Se alternan días buenos y días malos y los síntomas pueden ser leves o graves. Normalmente la depresión posparto dura más de 2 semanas.

Algunos síntomas de la depresión posparto son:

- Fatiga

- Sentirse triste, sin esperanza y/o abrumado

- Dificultad para dormir y comer

- Sentimientos de culpa e inutilidad

- Pérdida del interés de las cosas que solía disfrutar

- Alejarse de amigos y familiares

- Falta de interés en el bebé

- Pensamientos de hacerse daño a sí misma o al bebé

La ansiedad posparto es tratable y, a menudo, desaparece cuando se encuentra el tratamiento adecuado. Si sospechas que puedes tener depresión posparto ponte en contacto con un especialista.


Te puede interesar:

Algunas mujeres pueden pensar que están embarazadas porque afirman que "no tengo síntomas de embarazo pero tengo retraso". Esta es una situación muy común y, si se desea saber si se está embarazada, siempre se recomienda realizar un test.

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.