×
  • Buscar
Publicidad

Mi bebé nunca quiere dormir

Mi bebé nunca quiere dormir

¿Estás desesperado porque ya no sabes qué más hacer para que tu bebé duerma? ¿Te da la sensación de que desde que nació no ha dormido (ni tú) más de 1 hora seguida? Aunque puede resultar agotador tener un bebé que duerma poco, no hay mucho que puedas hacer salvo tener paciencia, crear una buena rutina de sueño y esperar a que se haga un poco mayor.

Publicidad

Los recién nacidos duermen entre 16 y 18 horas al día, es decir, prácticamente todo el tiempo, aunque no lo hacen seguido, sino que suelen tener periodos de sueño de entre 1,5 y 2 horas ya que necesitan comer más o menos cada este tiempo, por lo que se despiertan a mamar, se vuelven a dormir y así todo el día durante sus primeras semanas de vida. En torno al mes comienzan a dormir algo menos y a estar un poco más tiempo despiertos y, conforme crecen, van disminuyendo las horas de sueño y durmiendo más tiempo seguido de noche y menos de día.


No obstante, estos son parámetros medios, es decir, lo que hace la gran mayoría de los bebés, pero no significa que todos deban dormir exactamente las mismas horas ni en los mismos periodos de tiempo. Así, hay bebés que son más dormilones y enseguida comienzan a dormir hasta 6 horas seguidas de noche, mientras que otros son capaces de estar felices durmiendo solo 12 o 13 horas al día repartidas en pequeñas siestas, lo que deja poco margen de descanso a sus papás.


Y dormir poco y mal durante meses es realmente agotador. Si tu bebé es más inquieto y despierto y cuesta que se duerma, tanto de día como de noche, es probable que estés desesperado y te plantees si existe alguna medicina que puedas darle o algún remedio que ayude a que duerma. O si tiene algún problema de salud que no hayáis detectado que le haga dormir tan poco. Pero la respuesta a ambas cuestiones es no. Ni puedes darle medicinas o remedios a tu bebé, ni, probablemente, le pase nada. Simplemente, necesita dormir menos horas aunque para confirmar si las horas de sueño que duerme son suficientes para él puedes observar su comportamiento: si está activo, feliz, tranquilo, come bien, engorda bien y no llora a todas horas, es que no le pasa nada. Si, por el contrario, le notas irritable, cansado, lloroso o con falta de apetito puede que necesite dormir más pero que tenga problemas para conciliar el sueño por algún motivo.

No te puedes perder ...

¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?

¿Qué puedo darle a mi bebé que tiene flemas?

Es totalmente normal que los bebés presenten mocos y flemas durante sus primeros meses de vida. Esta es la razón por la que se les dice mocosos, así que no te preocupes por si tu bebé se encuentra resfriado, puesto que no lo está. Realmente las flemas sirven para proteger a tu pequeño, son un mecanismo de defensa para su organismo, que empieza a fortalecerse ante los virus. 

Y tambien:


En este último caso, consulta a tu pediatra y analiza su ritmo de vida ya que el problema puede que sea que sus horarios no son apropiados para su edad y sus necesidades. Puede que la última toma del día sea muy tarde para él y tengáis que adelantarla o que debáis bañarle más pronto.


De cualquier modo, si tu bebé es de los que duermen muy poco y ya no sabes qué más hacer, puedes seguir estos consejos:


1- Ten paciencia y calma, el sueño de los bebés se hace más similar al de los adultos a partir de los 2 años y, con 4 años, casi todos duermen perfectamente. Aunque ahora te parezca mucho tiempo, en comparación con toda la vida de tu hijo no es tanto.


2- Organízate con tu pareja para alternaros y poder descansar. Puedes sacarte la leche para que él le dé alguna toma y puedas dormir más horas seguidas o, si ya no come por la noche, turnaros y cada noche pasarla uno de vosotros con él para que podáis dormir al menos 3 o 4 días a la semana.


3- Si todavía estás en la baja de maternidad aprovecha los momentos que él duerma, aunque sea de día, para descansar y dormir tú.


4- Las rutinas y los horarios aportan seguridad al bebé y los ayudan a conciliar el sueño y dormir mejor. Báñalo, dale de cenar y acuéstalo todos los días a la misma hora. Además, la última siesta de la tarde no debe de estar muy pegada a la hora de irse a la cuna de noche.


5- Prueba diversas formas de dormir a ver cuál os funciona mejor y os ayuda a dormir más. Colecho, poner la minicuna al lado de vuestra cama, cambiarlo a su propia habitación (siempre que tenga más de 3 meses y ya no haga tomas nocturnas), etc.


6- Los objetos de apego y los chupetes pueden ayudar a dormir mejor, prueba con tu hijo.


7- Aunque es cierto que existen ciertas infusiones que pueden ayudar a tranquilizar al bebé para que duerma mejor, no suelen ser muy efectivas y, además, no pueden darse a cualquier edad, por lo que pregunta antes a tu médico o farmacéutico.


8- Pasear, salir a la calle, jugar mucho o ir al parque puede ayudar a “cansar” al niño y que llegue a la noche con más ganas de echarse a dormir.


9- No le quietes las siestas diurnas, es un error pensar que el bebé dormirá mejor si pasa sueño de día. Al contrario, si llega muy cansado e irritable a la noche no será capaz de dormirse. Tiene que hacer todas las siestas diurnas que necesite, aunque hay que intentar que la última no esté muy pegada a la hora de irse a la cama. 


Te puede interesar:

TodoPapás ha desarrollado una herramienta para saber si un niño tiene altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.

Fecha de actualización: 25-05-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad