×
  • Buscar
Publicidad

Maternidad no deseada

Maternidad no deseada

Hace muchos años se consideraba que la mujer nacía con el cometido de ser madre, hoy ya no es así. Cada vez más madres deciden no ser madres por decisión propia, pero cuando te quedas embarazada en esta situación es normal dudar sobre qué hacer.

Publicidad

Índice

¿Los embarazos no deseados sólo les ocurren a las adolescentes?

No te puedes perder ...

Problemas para continuar con la lactancia materna

Problemas para continuar con la lactancia materna

La OMS recomienda que la lactancia materna exclusive dure, por lo menos, hasta los 6 meses. Sin embargo, diversos estudios, como el de “Hábitos de Lactancia Materna” llevado a cabo por el grupo de trabajo español de la Global Breastfeeding Initiative, muestra cómo la vuelta al trabajo y las dificultades para extraerse la leche representan los principales obstáculos para la continuación de la lactancia durante el tiempo recomendado.

Y tambien:


Normalmente cuando se habla de embarazos no deseados a la gente se le viene a la cabeza la imagen de una adolescente o una violación. Sin embargo, esto no siempre es así. A todo el mundo, independientemente de la edad, le puede pasar. Hay embarazos no deseados en matrimonios que llevan casados varios años o en parejas que, a pesar de que se quieren y quieren tener una relación estable, no ven que sea el momento de tener un bebé.

Cuando esto pasa, la mujer y la pareja se suelen enfrentar a fuertes dilemas. Se suelen tener que enfrentar a la que puede ser la decisión más importante de su vida; ¿continuar con el embarazo o interrumpirlo?
 

Me he quedado embarazada sin planificarlo, ¿qué puedo hacer?


Si estás embarazada, pero no ha sido un embarazo planificado o deseado, tienes varias opciones:

- Quedarte con el bebé: si decides quedarte con el bebé, tienes que empezar a organizar y preparar todo antes y después del nacimiento de tu hijo. Pide una cita con tu médico de cabecera o ginecólogo lo antes posible.

- Entregar a tu bebé en adopción: consulta sobre esta opción con tu médico.

- Inducir un aborto: en la mayoría de los países occidentales es posible terminar con el embarazo hasta la semana 12 de gestación. Esto es 14 semanas después del primer día  de tu última regla.
 

¿Cómo puedo identificar los sentimientos asociados al embarazo no deseado?


Ten en cuenta que no es lo mismo un embarazo no deseado que un embarazo no planificado. En el embarazo no deseado existe un rechazo frontal a la posibilidad de tener un hijo, mientras que en el segundo no se rechaza la idea de tener un hijo, pero el embarazo ocurre en un momento que no es el que consideraban pertinente.

Por eso, es importante tratar de precisar los sentimientos y las emociones asociados a los embarazos no deseados. Para esto debes hacerte una serie de preguntas como:

- ¿Siento ira o enfado por el embarazo?

¿Siento miedo?

- ¿Siento culpa?

- ¿El rechazo hacia el embarazo es total o parcial?

- ¿Cuánto influye la actitud de mi pareja en lo que siento frente al embarazo?

- ¿Cuáles son las razones por las que no deseo este embarazo?

Estas preguntas son válidas tanto para la madre como para el padre. El fin de responder estos interrogantes es averiguar cuál es la actitud real frente al embarazo no deseado teniendo en cuenta las variables más importantes. En ocasiones no es tan claro como puede parecer. Lo ideal es que cualquier decisión que se come lleve a un acto consciente.
 

¿Qué ocurre si no quiero seguir con el embarazo, pero me veo obligada?


Existen numerosos estudios que tratan de averiguar cómo afecta a la salud de las mujeres seguir con un embarazo no deseado. Estos estudios, a pesar de que no tenían una metodología demasiado rigurosa, tienen resultados muy claros.

En estos estudios se observó que, en las mujeres que habían sido obligadas a seguir con el embarazo, tenía un índice menor de salud mental y de bienestar socioeconómico en comparación con mujeres que no habían pasado por esta situación.

Otro estudio con metodología más rigurosa (y una muestra más grande de mujeres) observó que en estas mujeres hay una tendencia casi tres veces mayor a desarrollar conductas autolesivas en un futuro (incluyendo el suicidio). Estos resultados eran aún más notables cuando la continuación del embarazo ha sido forzada a través de la negación del aborto, este riesgo aumenta más del doble en comparación con las mujeres que terminaron el embarazo.

Además, se evidenció que había una mayor presencia de desórdenes mentales comunes como depresión y ansiedad, encontrando una incidencia muy alta (63%) entre las mujeres que quisieron abortar o habían intentado hacerlo sin lograrlo.

También se ha detectado que existe una variedad de respuestas negativas a largo plazo en las mujeres, que varían desde el resentimiento hacia el hijo hasta presentar síntomas de enfermedad mental, ansiedad y pobre adaptación psicosocial.

Esto quiere decir que los embarazos no deseados no solo afectan de manera inmediata y tardía a la salud mental de la mujer, exponiéndola a depresión, ansiedad e infelicidad, sino que, además, la continuación forzada de los embarazos no deseados empeora los riesgos de salud que se deben asumir. De esta forma, la negación del aborto pone en riesgo mayor la salud de las mujeres.
 

¿Puedo arrepentirme de ser madre?


La maternidad sin duda cambia para siempre la vida de la mujer. Es sentir que se puede querer a alguien por encima de lo que te quieres a ti misma. Ser madre es entender que alguien va a depender de ti, desde el embarazo y durante los primeros años para poder sobrevivir, y después para educarse, moldear la personalidad y demás cuestiones que te hacen formarte en la vida.

Debes tener en cuenta que no todas las madres lo viven de esa manera. A muchas mujeres, aún habiendo deseado ser madres, les invade un sentimiento, el arrepentimiento, lo que además les genera culpa. Incluso llegan a pensar (no suelen decirlo en voz alta) que si pudiesen volver atrás, no serían madres.
 

¿Qué consecuencias mentales puedo sufrir si interrumpo mi embarazo?
 

La Asociación Psicológica Americana publicó en 2008 un informe en el que se habla de los posibles efectos que puede tener el aborto en la salud mental de la mujer.

En este informe se evidenció que la interrupción de un embarazo no deseado en el primer trimestre no tiene mayor riesgo para la salud mental que la continuación del mismo. Además, concluyeron que perder o terminar con un embarazo deseado, por ejemplo, una malformación, sí puede tener graves consecuencias en la salud mental de la mujer.

Con esto queremos decir que el factor determinante, por lo tanto, no es el aborto en sí, sino el deseo que la mujer siente por el mismo.

Existen numerosos casos en los que el aborto puede generar alivio del estrés que viene de la mano con un embarazo no deseado. Hay que tener en cuenta que en algunos casos en los que en la decisión se añade el estigma social o el religioso, o en los que la mujer se ve obligada a mantener en secreto su decisión o no cuenta con una red de apoyo, esto puede generarle un estrés aún mayor (que no viene directamente del aborto, sino de las situaciones desfavorables que lo acompañan).

Otros estudios manifiestan que el aborto genera depresión en las mujeres, por lo que reducir el número de abortos debería reducir la tasa de depresión en la población femenina. Quienes defienden esto no tienen en cuenta la tasa de depresión y otras alteraciones relacionadas con las mujeres a las que se les niega el aborto.
 

¿Cómo identificar las presiones e intentar apartarlas de la decisión?


Los embarazos no deseados son un tema polémico. Te puedes encontrar multitud de posturas (religión, familia, pareja, amigos, etc.), muchas de ellas contradictorias entre ellas.

Cada una de esas posturas pueden convertirse en una forma de presión que te puede inducir a tomar una decisión de la que después te arrepientas. Este es el motivo por el que en un embarazo no deseado solo deben involucrarse las personas directamente relacionadas (la madre y el padre) ya que después son los que van a tener que convivir con la decisión.

Si hay desorientación o estáis confusos, lo mejor es que se busque ayuda en un profesional. No es recomendable intentar buscar las respuestas en los amigos o en Internet. Esto puede hacer que tomes una decisión sesgada y, aunque no lo quieran, pueden ejercer una presión innecesaria en ti.
 

¿Cómo puedo prevenir un embarazo no deseado?


Para no quedarte embarazada es necesario que uses algún método anticonceptivo. Debes tener en cuenta que existen unos métodos anticonceptivos más eficaces que otros, aunque la forma más eficaz de evitarlo es la abstinencia sexual.

 

Métodos anticonceptivos

Parejas que se quedan embarazadas utilizando este método (en un año)

Grado de eficacia a la hora de evitar el embarazo

¿Protege de las ETS?

Abstinencia sexual

Ninguna

Completamente eficaz

Implante anticonceptivo

Menos de 1 de cada 100

Muy eficaz

No

DIU

Menos de 1 de cada 100

Muy eficaz

No

Parche anticonceptivo

9 de cada 100

Eficaz

No

La píldora anticonceptiva

9 de cada 100

Eficaz

No

Anillo anticonceptivo

9 de cada 100

Eficaz

No

Inyección anticonceptiva

6 de cada 100

Eficaz

No

Pastilla del día después

Hasta 11 de cada 100 (si se toma las primeras 72 horas después de un coito no protegido)

Eficaz

No

Preservativo masculino

18 de cada 100

Moderadamente eficaz

Diafragma

12 de cada 100

Moderadamente eficaz

No

Preservativo femenino

21 de cada 100

Poco eficaz

Método Ogino

24 de cada 100

Poco eficaz

No

Espermicida

29 de cada 100

Poco eficaz

No

Marcha atrás

27 de cada 100

Poco eficaz

No

Coito sin protección

85 de cada 100

No eficaz

No

 

Es importante que elijas un método anticonceptivo basándote en su eficacia, pero hay otros factores que debes tener en cuenta a la hora de elegir el método anticonceptivo que vas a usar. Entre ellos, se incluyen:

- Lo fácil que es de usar.

- El precio.

- Si padeces alguna afección o tomas algún medicamento que pueda influir en la eficacia del método anticonceptivo.


Fuentes:

Global Doctors for Choice, https://globaldoctorsforchoice.org/wp-content/uploads/DocPosición-salud-mental-y-embarazo-no-deseado-final-final_v03.pdf

La mente es Maravillosa, https://lamenteesmaravillosa.com/afrontar-embarazo-no-deseado/

Mujeres para la Salud, https://www.mujeresparalasalud.org/el-derecho-de-las-mujeres-a-poder-elegir-una-maternidad-deseada-y-saludable/

Teens Health, https://kidshealth.org/es/teens/bc-chart-esp.html

Fecha de actualización: 31-05-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.