¿Cómo afecta el embarazo no deseado?

¿Cómo afecta el embarazo no deseado?
comparte

Quedarse embarazada y esperar un bebé es algo maravilloso, a pesar de las molestias y pequeñas dificultades que pueden surgir en estos 9 meses, pero los sacrificios pierden sentido si ese bebé no era buscado y el embarazo realmente no era deseado. En estos casos, todo puede ser mucho más complicado.

Un embarazo no deseado puede darse en diferentes etapas de la vida y, según el momento, podrá conllevar más o menos problemas. Por ejemplo, no es lo mismo un embarazo no deseado con 16 años que uno con 35. En el caso de una chica adolescente, los problemas serán muchos al enfrentarse al qué dirán de los demás, las presiones de su familia, las dificultades para cuidar al bebé, el no poder seguir formándose ella adecuadamente… por no hablar de problemas físicos ya que su cuerpo realmente no está preparado para un embarazo y un parto.

 

En el caso de una mujer de 35 años que no quería quedarse embarazada, los problemas pueden ser distintos, como no tener una estabilidad emocional, no estar preparada porque está dedicada a su carrera, etc.

 

Sean cuales sean las causas, estar embarazada es algo maravilloso sí, pero cuando se comparte con una pareja y se tiene claro que es el momento de tener un hijo (o se quiere ser madre soltera, pero esa decisión también está clara). Si por el motivo que sea no se buscaba el embarazo, pero este llega por un descuido y se decide seguir adelante, habrá que hacer frente a una serie de problemas que pueden ir surgiendo en estos 9 meses y tras el parto:

No te puedes perder ...

¿Cómo afecta el divorcio a los hijos?

¿Cómo afecta el divorcio a los hijos?

El divorcio es la disolución de un matrimonio, una situación bastante difícil para la pareja que la realiza, pero si tienen hijos esto podría afectarlos, por ello es que recomendamos saber cómo actuar si vas a divorciarte.

 

- Dudas sobre si seguir adelante o no. El primer problema que surgirá será tomar la decisión de si se sigue adelante con el embarazo o no. Por supuesto, no es una decisión nada sencilla, ya que no es un embarazo buscado, pero hay que pensárselo bien antes de elegir.

 

- Problemas con la pareja. Si no tienes pareja estable, tendrás que saber quién es el padre para poder decirle que vas a tener un hijo y saber cómo piensa implicarse en el proceso. Legalmente está obligado a mantenerlo, aunque lo bueno sería que quisiera establecer una auténtica relación de padre con el bebé. Si tienes pareja estable, pero todavía no estabais buscando un bebé, os costará un tiempo haceros a la idea y es posible que, mientras, surjan discusiones y problemas por las nuevas responsabilidades y cambios.

 

- Depresión. Está demostrado que las mujeres que se quedan embarazadas sin desearlo o que tienen problemas durante la gestación tienen muchas más posibilidades de desarrollar depresión tanto en estos 9 meses como tras el parto, por eso debes cuidar de tu salud mental y, ante la mínima sospecha de depresión, acudir a un especialista para recibir el tratamiento correspondiente.

 

En resumen, un embarazo no deseado no resultará tan maravilloso como uno buscado, ya que, cuando quieres tener un hijo y te quedas embarazada, todo parece menos malo y las náuseas, los vómitos, las pruebas y los dolores se llevan mucho mejor, puesto que el fin es tener a nuestro ansiado bebé en brazos. Pero si te has quedado embarazada sin quererlo, y has decidido seguir adelante, todo te resultará molesto y un inconveniente, incluido el hecho de no poder comer, beber y salir como antes.

 

Para que estos problemas no afecten a la salud y desarrollo del bebé, ni a la tuya, una vez que has tomado la decisión de seguir adelante debes intentar hacer caso a estos consejos:

 

1- Cuídate. El bebé no tiene por qué pagar las consecuencias, así que nada de alimentos peligrosos, ejercicio exhaustivo, actividades de riesgo, tabaco o alcohol. Cuídate para evitar problemas de desarrollo en el bebé y complicaciones como aborto o parto prematuro. Y, como decíamos, no te olvides de tu salud mental para evitar una depresión.

 

2- Acude a todas las revisiones. Es fundamental el seguimiento y control del embarazo acudiendo a todas las revisiones marcadas por tu médico y haciéndose todas las pruebas necesarias para que, ante cualquier problema, se pueda resolver cuanto antes de la mejor manera.

 

3- Habla con tu pareja. Si no estabais preparados, es mejor que habléis sobre lo que estáis sintiendo, lo que queréis hacer, cómo lo vais a llevar y lo que supone ese bebé para vosotros para evitar que sea la causa de vuestra ruptura. El apoyo de tu pareja puede ser fundamental para que ese embarazo no deseado se convierta en algo maravilloso. De igual modo, es importante que cuentes con el apoyo de tus familiares y amigos, así que hazles ver por qué has tomado la decisión de seguir adelante y qué necesitas de ellos.

 

4- Haz una lista de todas las cosas maravillosas y buenas que este bebé aportará a tu vida, empezando por un amor único e indescriptible que realmente no te esperas y que puede hacerte mucho más feliz de lo que nunca habías pensado.

 

5- Intenta disfrutar al máximo de tu gestación y prepararte para que ese embarazo no deseado se convierta en algo deseado.  

 

 

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta con la descripción de los síntomas del embarazo. Se trata de un cuestionario que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 31-05-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>