Fiebre y ronchas en niños

Fiebre y ronchas en niños
comparte

Existen muchas enfermedades infantiles que causan la aparición de fiebre y ronchas o sarpullidos en la piel. La forma de las ronchas, su tamaño, su extensión y otros síntomas que las acompañan son suficientes para que el pediatra pueda identificar de qué enfermedad se trata. Estas son las principales.

Las erupciones en la piel o exantemas son muy habituales en los niños pequeños ya que, en su mayor parte, están causadas por virus que se pasan solo una vez en la vida por lo que es raro que los adultos desarrollen estas enfermedades ya que, en su mayor parte, ya las padecieron de pequeños.


Estas erupciones suelen ir acompañadas de fiebre más o menos alta según la enfermedad y, en algunos casos, de otros síntomas. Estas lesiones pueden ser de distintos tipos: máculas (manchas planas bien delimitadas), vesículas o ampollas (lesiones con contenido líquido), pápulas (lesiones sólidas, con relieve, como burbujas, de menos de 1 cm de diámetro), petequias o equimosis (pequeños “derrames” de sangre en forma de puntos o manchas en la piel), maculopapular (rash con máculas y pápulas al mismo tiempo, la forma de sarpullido más común de las virosis exantemáticas) o habones.


Además, pueden aparecer primero en cualquier zona del cuerpo (cara, tronco, extremidades) y extenderse luego por unas zonas u otras según el virus causante. Y pueden evolucionar y cambiar con el paso de las horas o los días según avance la enfermedad. La varicela, por ejemplo, empieza con pequeños granitos en la cara que luego se convierten en ampollas.

No te puedes perder ...

Tipos de glomerulonefritis en niños

Tipos de glomerulonefritis en niños

La glomerulonefritis es un tipo de enfermedad renal en la cual la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y líquidos de la sangre se daña. Es más habitual en personas con un sistema inmune débil, como los niños.


Los síntomas que acompañan a las ronchas también pueden variar según la enfermedad causante provocando picor, dolor o ninguna de las dos. De igual modo se puede presentar fiebre más o menos alta que dura más o menos tiempo, vómitos, diarrea, mucosidad, tos, etc.


Si las lesiones desparecen al presionarlas con el dedo (la piel se pone blanca), suele tratarse petequias que van unidas a infecciones leves o calor. Pero si no desaparecen, son muy grandes, se extienden o son muy molestas, debes acudir al médico de inmediato.


1- Exantema súbito


También conocido como roséola, sexta enfermedad o fiebre de los tres días, está causada por un virus llamado herpesvirus humano 6 (HVH-6) o por herpesvirus 7, que son virus de la familia del herpes.


Los primeros síntomas de esta enfermedad son enrojecimiento de los ojos, irritabilidad, fiebre muy alta que dura tres días y puede ir acompañada de convulsiones, dolor de garganta, rinorrea y ganglios del cuello inflamados. De 2 a 4 días después de empezar con estos síntomas aparece una erupción cutánea de color rosa o rojo que se extiende por el tronco, los brazos, las piernas y el cuello. Estas lesiones son de tipo macular maculopapular y evanesce transitoriamente al presionar, parecidas a las de la rubéola o la escarlatina.


Las manchas duran 1 o 2 días, pero hay casos en que el exantema es tan fugaz que no dura más de que 4 horas.


Es una enfermedad común en niños desde 3 meses hasta los 4 años. Se contagia a través de las secreciones salivares y su periodo de incubación es de 5 a 15 días. No requiere tratamiento, solo medidas para aliviar las molestias del niño, y se desaparece sola en unos días.


2- Varicela


La varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus varicela-zóster, que provoca una erupción muy característica que parecen picaduras de insecto que producen un intenso picor y que se convierten en ampollas primero y, finalmente, en costras. Pueden aparecer desde 20 hasta 1.000 granitos, siendo lo más común entre 250 y 500, sobre todo en el tronco y el cuero cabelludo. Por lo general, a partir del 4° día dejan de aparecer nuevas lesiones, y hacia el 6° día todas las lesiones se han convertido en costras. En este punto, el paciente ya no es contagioso. En 1 o 2 semanas las costras se caen, pudiendo dejar alguna señal si el niño se ha rascado.


Además de un intenso picor la varicela provoca otros síntomas como fiebre alta, dolor de garganta e inflamación de los ganglios, cansancio, falta de apetito, dolor de cabeza,…


No existe tratamiento contra la varicela, aunque sí vacuna que se pone a los 15 meses la primera dosis para evitar el contagio y la extensión del virus, así como la gravedad de la misma. Por otra parte, se deben adoptar ciertas medidas para aliviar el picor y evitar que las lesiones se infecten, como darle baños de agua tibia con avena, cortar sus uñas para que no se infecten las heridas, ponerle guantes para que no se rasque, analgésicos para el dolor, etc.


3- Eritema infeccioso


También conocido como megaloeritema o quinta enfermedad, es una patología frecuente en niños de edad preescolar causada por el parvovirus B19. Los síntomas principales de esta enfermedad son erupción rosada en las mejillas que puede aparecer y desaparecer dependiendo de distintos factores, malestar general, mocos y fiebre media. Las lesiones tienen una duración de dos o tres días y pueden extenderse por las extremidades. En esta etapa, las ronchas adquieren un aspecto muy característico, que se llama rash reticular (manchas rojizas en forma de renta).


El tratamiento va destinado a aliviar los síntomas con medicamentos como paracetamol o antiinflamatorio para la fiebre y el dolor si hace falta.


4- Escarlatina


La escarlatina puede sonar alarmante, pero es una enfermedad bastante común en niños de 4 a 8 años que no suele revestir gravedad. Está causada por bacterias estreptocócicas del grupo A que no afectan por igual a todo el mundo, es decir, no todas las personas desarrollan la enfermedad.


Su síntoma más característico es un sarpullido escarlata o anaranjado de textura áspera (como lija), de entre 1 y 2 mm, que se extiende por toda la piel del niño, como una quemadura. Puede picar, aunque no siempre ocurre. Aparece generalmente primero en la cara y el cuello y se va extiendo por pecho, espalda y resto del cuerpo. Forma una especia de líneas rojas en los pliegues corporales. Estas lesiones desaparecen unos 6 días después y, tras ello, la piel se descama.


A menudo el sarpullido va acompañado de fiebre alta, dolor de garganta ya que las amígdalas se inflaman, dolor de cabeza, náuseas, lengua aframbuesada, inflamación de los ganglios, dolor muscular…


Para confirmar el diagnóstico se suele hacer una prueba de estreptococos de la garganta.


Al estar causado por una bacteria sí hacen falta antibióticos. Una vez iniciado el tratamiento con antibióticos la infección ya no se contagia.


6- Herpes Zóster


También conocido como culebrilla o zona, es una enfermedad infecciosa causada por el virus Varicela-zóster, el mismo que causa la varicela. Normalmente aparece por reactivación del virus de la varicela en épocas de estrés o defensas bajas en personas que han tenido la enfermedad en el pasado.


Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de un sarpullido en forma de pápulas muy dolorosas y de color rojizo que evolucionan hasta formar vesículas agrupadas. Durante 3 o 5 días aparecen nuevas vesículas y hacia el séptimo día las burbujas caen y las pápulas se secan creando costras. Puede haber una lesión única o lesiones múltiples diseminadas en “franja”.


Suele afectar sobre todo al tórax, el abdomen y la zona lumbar.


Los analgésicos pueden ayudar con el dolor y, si el médico lo ve necesario, se pueden recetar antivirales.


7- Mononucleosis


La mononucleosis infecciosa, más comúnmente conocida como la enfermedad del beso, es una infección provocada por el virus Epstein-Barr, de la familia de los herpes simples, que se contagia a través de la saliva. Es más habitual en adolescentes, aunque puede surgir a cualquier edad.


El periodo de incubación de esta dolencia es bastante largo, puede durar hasta 10 semanas. Los síntomas más frecuentes son fiebre alta, cansancio, adenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor de cabeza y abdominal, rinitis, mal aliento, leucoplasia e inflamación del hígado o el bazo. La erupción no es común, pero puede aparecer una semana después en aquellos pacientes que por error se tratan con antibióticos. En este caso se tratará de lesiones de tipo maculopapular, con manchas planas rojas y pequeñas elevaciones, que pueden combinarse en grandes placas rojas que evanescen a la presión de los dedos.


Muchas veces los síntomas pueden confundirse con los de una gripe común o infección de garganta así que es necesario hacer un análisis para confirmar el diagnóstico.


Al ser un trastorno vírico no existe un tratamiento específico. La mayoría de las veces el médico prescribe reposo absoluto y abundante ingesta de líquidos, así como antitérmicos y antiinflamatorios si hacen falta.


8- Rubéola


La rubéola se caracteriza por la aparición de pequeñas erupciones en la piel de un color rosáceo que se inician en la cabeza y progresan hacia los pies, haciéndose más intensas en el tronco, que no provocan picores ni molestias y suelen desaparecer en pocos días. Junto al sarpullido aparecen otros síntomas como malestar general, fiebre poco intensa, enrojecimiento de los ojos, dolor de garganta (faringitis) e inflamación dolorosa de ganglios alrededor de la nuca y en la región posterior de las orejas.


Es una enfermedad poco habitual gracias a las vacunaciones que no requiere tratamiento específico.


9- Sarampión


Es una de las virosis exantemáticas más graves, por eso es muy preocupante que su contagio esté aumentando en algunos países en los que la vacunación está bajando. El rash del sarampión es un exantema maculopapular y evanescente de color rojo-café, que aparece aproximadamente 2 o 3 días después del inicio de una fiebre alta. Las manchas son abundantes y pueden converger, creando placas rojas grandes. 48 horas después de aparecer el sarpullido la fiebre suele mejorar. Unos 3 días después las manchas oscurecen y desaparecen poco a poco.


Los síntomas incluyen fiebre, goteo en la nariz, tos, ojos rojos y sensibles. Tampoco hay tratamiento específico para tratarlo.


10- Enfermedad boca-mano-pie


La enfermedad se origina por la infección de una variedad del virus Coxsackie y cursa con ampollas rojas o úlceras, a veces realmente dolorosas, en la garganta, encías, labios, cara interna de las mejillas, palmas de las manos y plantas de los pies. Suele ser una afección leve que los niños cursan sin mayores problemas, aunque también pueden surgir otros síntomas como fiebre repentina, dolores de cabeza, de garganta, náuseas, vómitos, convulsiones febriles, falta de apetito, rinorrea, lesiones en el área del pañal, etc., aunque no es lo normal.


El tratamiento va destinado a paliar los síntomas y no la enfermedad en sí. Paracetamol, mucha hidratación y otras medidas de alivio. La enfermedad dura de 7 a 10 días.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta para saber si un niño tiene altas capacidades que arroja como resultado qué porcentaje de ajuste muestra a los síntomas típicos que tienen los niños con altas capacidades según su edad.


Fuentes:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Blog EnFamilia de la AEP: https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/exantema-subito; https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/escarlatina; https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/megaloeritema; https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/sarampion; https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/varicela; https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/herpes-zoster; https://enfamilia.aeped.es/prevencion/vacuna-rubeola; https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/enfermedad-boca-mano-pie

Fecha de actualización: 13-09-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>