• Login
  • Registrarme
×


×
×

Varicela en niños

Varicela en niños
comparte

Popular por ser una de las enfermedades más contagiosas y más molestas por el intenso picor que producen sus granitos, la varicela suele aparecer sobre todo durante la infancia, pasándola el 90% de los niños antes de los 15 años de edad.

 

¿Qué es?
 
La varicela es una enfermedad infecciosa, que afecta a los niños principalmente, causada por el virus varicela-zóster, que provoca una erupción muy característica y, por lo general, cursa sin complicaciones, aunque en determinadas situaciones puede conllevar a situaciones graves.


La vacuna de la varicela previene la enfermedad hasta en un 80% de los casos, recomendando el Comité Asesor de Vacunas la vacunación universal de niños sanos con una primera dosis entre los 12 y los 15 meses y una segunda de varicela atenuada entre los 3 y 4 años con el inicio de la escolarización. Ésta puede ocasionar efectos secundarios leves, como enrojecimiento, dolor transitorio, hipersensibilidad, inflamación de la zona… Sin embargo, existen determinadas situaciones en las que debe posponerse la vacunación:

• No debe administrarse una segunda dosis si la primera produce una reacción alérgica severa.

Meningitis en niños

Meningitis en niños

Poco frecuente pero quizá la enfermedad infantil más temida por padres y pediatras, la meningitis hace saltar la voz de alarma ante la mínima sospecha del comienzo de un brote epidémico. Pero antes de convertirnos en presas del pánico, conviene conocer la enfermedad, sus causas y cómo prevenirla.



• No se debe vacunar a niños con defensas disminuidas ni a mujeres embarazadas. Si se pone a una mujer en edad fértil, debe posponerse al menos un mes el embarazo.

• Tampoco debe ponerse si se han administrado al niño defensas que puedan interferir con la vacunación.

• Se puede poner en el mismo momento que la vacuna triple vírica en distintos sitios del cuerpo, con agujas y jeringas distintas. Si no es así, la de la varicela debe separarse cuatro semanas de ésta.


Sus síntomas…

Los niños están enfermos un día antes de la erupción, aunque no se diagnosticará la enfermedad hasta la aparición de las conocidas y temidas lesiones rojas, como picaduras de insecto, que producen un intenso picor y que se convertirán en ampollas primero y, finalmente, en costras. Pueden aparecer desde 20 hasta 1.000 granitos, siendo lo más común entre 250 y 500, sobre todo en el tronco y el cuero cabelludo. La molestia que producen hace que los niños estén muy irritables, especialmente durante la noche. Aunque en casi todas las ocasiones las lesiones de la piel suelen curar sin problemas, a veces el proceso de cicatrización puede dejar alguna marca; por ello, es necesario evitar rascarse y no tomar el sol hasta que los granitos hayan desaparecido por completo. 

La mayoría de los enfermos presentan fiebre, a veces de hasta 40 ºC, pudiendo aparecer también otros síntomas,  como dolor de garganta e inflamación de los ganglios, cansancio, falta de apetito, dolor de cabeza,…


¿Cómo se contagia?

La varicela es una de las enfermedades más contagiosas que existen, siendo la probabilidad de contagio entre escolares o personas de la misma familia  superior al 90%. Su período de contagio se desarrolla desde dos días antes de la aparición de la erupción hasta la transformación de todas las lesiones en costras, transmitiéndose por vía aérea con las secreciones expulsadas al hablar y toser, por contacto directo con los granitos o pañuelos o utensilios usados por el enfermo.

Por esto, las mujeres embarazadas que no han pasado la varicela deben ser especialmente cuidadosas, ya que si contraen la enfermedad entre cinco días antes y dos días después del parto, el bebé puede desarrollar una varicela neonatal extremadamente grave; sin embargo, si la enfermedad aparece en los dos primeros trimestres de gestación, el riesgo de alteraciones en el feto es pequeño, de entre un 1 y un 2%.

Asimismo, para evitar contagios es necesario tomar algunas medidas esenciales:

• Bañarse o ducharse frecuentemente
.
• Alejar a los miembros no vacunados de la familia del enfermo y, sobre todo, no llevarle a clase ni donde pueda contagiar a otros. Los que no hayan pasado la varicela pueden prevenir o disminuir sus síntomas con una inyección de anticuerpos en las 96 primeras horas de contacto con la persona afectada.

• Lavarse las manos constantemente, sobre todo antes de comer.


¿Tiene complicaciones?

Aunque la varicela en los niños suele ser una enfermedad benigna, en ocasiones aparecen complicaciones, entre las que destacan como más frecuentes las sobreinfecciones bacterianas cutáneas y respiratorias, como neumonía, laringitis u otitis; complicaciones neurológicas e infecciones invasivas por el estreptococo del grupo A, síndrome de Reye… Así, en caso de que el niño presente fiebre superior a 38 ºC durante más de 3 o 4 días, es necesario que el pediatra lo evalúe en busca de complicaciones.


Fuente: Asociación Española de Pediatría.
Redacción: Silvia Paredes

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.