Escarlatina en niños

Escarlatina en niños
comparte

La escarlatina es una infección provocada por una bacteria llamada estreptococo del grupo A que produce un sarpullido muy característico acompañado de fiebre y dolor de garganta.

La escarlatina tiene un nombre que puede sonar alarmante, pero lo cierto es que es una enfermedad bastante común en niños de 4 a 8 años que no suele revestir gravedad.

 

Es una infección estreptocócica del grupo A que actualmente no es tan habitual como lo era hace 100 años, por eso puede sonar a enfermedad antigua erradicada. No afecta a todo el mundo, solo a un pequeño porcentaje de las personas que tienen infección estreptocócica de la garganta. Es decir, no todo el mundo reacciona igual ante esta toxina.

 

Su síntoma más característico es un sarpullido escarlata o anaranjado que se extiende por toda la piel del niño, como si se hubiera quemado con el sol. Es áspera al tacto y puede picar. Aparece generalmente primero en la cara y el cuello y se va extiendo por pecho, espalda y resto del cuerpo. Forma una especia de líneas rojas en los pliegues corporales. Suele desaparecer en unos 6 días y, después, la piel afectada se descamará.

 

A menudo el sarpullido va acompañado de fiebre alta, dolor de garganta ya que las amígdalas se inflaman, dolor de cabeza, náuseas, lengua aframbuesada, inflamación de los ganglios, dolor muscular…

No te puedes perder ...

Tipos de glomerulonefritis en niños

Tipos de glomerulonefritis en niños

La glomerulonefritis es un tipo de enfermedad renal en la cual la parte de los riñones que ayuda a filtrar los desechos y líquidos de la sangre se daña. Es más habitual en personas con un sistema inmune débil, como los niños.

 

Si el médico sospecha que pueda ser escarlatina realizará una prueba estreptocócica para confirmar mediante un exudado de las amígdalas.

 

¿Cómo se trata?

 

Al ser una bacteria, los antibióticos son eficaces, por lo que el médico recetará los fármacos necesarios.

 

Para la fiebre y el dolor se le puede administrar paracetamol y, para los picores, baños con harina de avena. También es bueno beber muchos líquidos.

 

Es importante tratarle cuanto antes ya que suele ser una enfermedad leve pero puede causar ciertas complicaciones si no se cura como fiebre reumática, enfermedad renal, otitis media, infecciones de la piel, neumonía, etc.

 

Una vez iniciado el tratamiento con antibióticos la infección ya no se contagia, pero hasta ese momento, conviene tomar una serie de precauciones para evitar más contagios, como lavarse las manos a menudo, no compartir vasos ni otros utensilios, estornudar con cuidado, etc.


Te puede interesar:
Las tablas de percentiles de peso y talla del bebé son elaboradas por la OMS para facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.


Fecha de actualización: 23-09-2015

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>