×
  • Buscar
Publicidad

Escarlatina en el primer trimestre de embarazo

Escarlatina en el primer trimestre de embarazo

¿Es peligroso contraer la escarlatina cuando se está embarazada? ¿Puede afectar al desarrollo y crecimiento del feto o acusar abortos espontáneos? Para todas aquellas mujeres preocupadas por esta cuestión, os adelantamos que la escarlatina no es peligrosa durante la gestación.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la escarlatina?

La escarlatina es una infección causada por una bacteria (Streptococcus grupo A). Estas bacterias a veces producen un veneno (toxina) que causa un sarpullido, la “escarlata” de la escarlatina.

Los síntomas principales de la enfermedad son erupción de pequeñas protuberancias rojizas (enantema), fiebre, anginas, escalofríos, dolor de cabeza…

Generalmente, los primeros signos clínicos son la fiebre y el dolor de garganta. También se pueden presentar escalofríos, vómitos o dolor abdominal. La lengua se ve de color blanquecino e hinchada y puede tener una apariencia aframbuesada o de fresa (roja y con pequeños bultos) muy característica. La garganta y las amígdalas pueden estar muy enrojecidas y pueden doler mucho al tragar (odinofagia).

Pero lo que hace que sepamos que es escarlatina es el sarpullido rojo que aparece uno o dos días después. Este exantema aparece primero en el cuello, las axilas y ingle, y luego se extiende al resto del cuerpo. Al principio son una especie de parches planos y pequeños que poco a poco se convierten en bultos diminutos ásperos como el papel de lija. Este sarpullido desaparece en unos 7 días y puede aparecer descamación de la piel de la punta de los dedos de las manos y los pies y el área de la ingle que puede durar varias semanas.

Además, las mejillas pueden estar enrojecidas, pero el área alrededor de la boca puede estar pálida. Los pliegues de las axilas, los codos y la ingle también podrían estar más rojos que el resto del cuerpo.

Al estar causada por una bacteria, no existe vacuna contra ella y una misma persona puede padecer varias veces en su vida esta infección.

Es más común entre los niños pequeños de 5 a 15 años y se propaga por al aire.

El tratamiento de la escarlatina son antibióticos. Como primera opción, se recomienda usar penicilina o amoxicilina para las personas que no sean alérgicas a la penicilina. Estos antibióticos reducen el tiempo de la enfermedad, alivian los síntomas, evitan el contagio y reducen el riesgo de desarrollar complicaciones como la fiebre reumática. Además, se recomienda reposo y beber muchos líquidos.
 

¿Es peligrosa la escarlatina?

No te puedes perder ...

Y tambien:


Durante el embarazo es normal preocuparse de contraer cualquier tipo de enfermedad, incluso nos da miedo coger un simple resfriado por si puede hacerle daño al bebé.

Aunque mucha gente piensa que la fiebre o la gripe pueden causar abortos o malformaciones en el feto en el primer trimestre de gestación, no hay estudios que lo confirmen.

Del mismo modo, la escarlatina no afecta al feto en desarrollo, puesto que está causada por una bacteria que provoca una enfermedad parecida a un resfriado fuerte.

Lo que sí es cierto es que se debe cuidar el estado de salud de la mamá y acudir al médico en cuanto pensamos que podemos tener alguna dolencia. Por eso, si crees que puedes haber contraído la escarlatina, acude de inmediato al médico para que te recete antibióticos para acabar con la bacteria y controlar de esta manera la fiebre y demás síntomas.

También puedes usar antitérmicos para que la fiebre no suba mucho.

Presta atención a los síntomas antes descritos, ya que son los mismos en los adultos: fiebre, escalofríos, lengua aframbuesada, dolor de garganta fuerte y sarpullido. Aunque la sintomatología es suficiente para diagnosticar la enfermedad, pueden realizarse algunas pruebas como presencia del estreptococo en exudado faríngeo, antiestreptolisinas en suero (desarrollo de anticuerpos) o aumento de leucocitos y eosinófilos (glóbulos blancos) en la sangre.
 

¿Se puede prevenir el contagio de escarlatina?

La escarlatina, como cualquier otra enfermedad infecciosa, se puede contraer en el embarazo, siendo más habitual si se tienen niños de 5 a 15 años o se tiene contacto habitual con bebés y niños, como es el caso de las profesoras de educación infantil o primaria. Por eso, en estos casos, es conveniente que adoptes unas medidas de precaución extra:

- Lávate bien las manos con agua caliente y jabón después de estar en contacto con niños, sobre todo si alguno está enfermo.

- No compartas cubiertos, comida ni bebida con nadie, menos aún si tienes síntomas de alguna enfermedad.

- Mantén una distancia de seguridad con el enfermo o usa guantes si tienes que cambiarle el pañal o atenderlo.


Fuentes:

Escarlatina https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/scarlet-fever/symptoms-causes/syc-20377406

CDC: https://www.cdc.gov/groupastrep/diseases-public/scarlet-fever-sp.html

Sanitas: https://muysaludable.sanitas.es/padres/embarazo/escarlatina-embarazo-ocurre/

Fecha de actualización: 07-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.