Megaloeritema

Megaloeritema
comparte

El megaloeritema, también conocido por quinta enfermedad o eritema infeccioso, es una patología frecuente en niños de edad preescolar, originada por el parvovirus B19 y que provoca en quien la padece malestar general, mocos y fiebre media.

Esta enfermedad vírica se caracteriza principalmente por el brote de una erupción rosada en las mejillas que puede aparecer y desaparecer dependiendo de distintos factores (los cambios de temperatura, el baño, la práctica de ejercicio, etc.).

Aunque no es una afección grave, es altamente contagiosa (por vías aéreas a través de la saliva) y epidémica (se dan varios casos a la vez), con lo que es habitual que prolifere en lugares donde se concentran muchos niños (colegios, parques, guarderías, centros de juegos).

Síntomas

Los síntomas del megaloeritema suelen aparecer secuencialmente tras un periodo de incubación de 1 a 2 semanas. Habitualmente los signos más evidentes se muestran en este orden:

1. Fiebre baja y síntomas similares a los de un catarro (congestión nasal, lagrimeo, etc.).

2. Manchas rosadas o rojas en las mejillas, como si hubieran abofeteado al niño (eritema). Tienen una duración de dos o tres días. Son más o menos intensas en función de algunos estímulos como el calor, el ejercicio, la exposición al sol, etc.

3. Exantema o erupción cutánea en el cuerpo que se extiende por las extremidades. Puede llegar a durar hasta cinco semanas.

Tratamiento

Esta patología evoluciona muy bien sin tratamiento. Es más, hasta que no se manifiestan sus síntomas no puede identificarse con certeza, y en ese momento el periodo de incubación ya ha cesado, por lo que el contagio no es posible. El tratamiento solo irá destinado a aliviar los síntomas, así que, de ser necesario, pueden superarse con analgésicos (paracetamol o ibuprofeno). Los antibióticos no están indicados en este caso.

Al ser una enfermedad con un periodo de incubación anterior a la presencia de síntomas, cuando éstos ya han aparecido no tiene sentido que el niño se ausente de la guardería o del colegio, si se encuentra bien y realiza una actividad normal. La fase más peligrosa, en términos de contagio, posiblemente habrá pasado desapercibida días atrás y cuando brota el exantema por el cuerpo o el eritema en las mejillas, la enfermedad ya es inocua.

Cuándo acudir al médico

Si el estado del niño es débil.

Tiene fiebre alta (más de 38º).

Sufre dolor de articulaciones.

Tiene algún trastorno previo (por ejemplo anemia crónica).

Si se contagia una mujer embarazada. Aunque la enfermedad es benigna en niños pequeños, puede tener consecuencias muy serias si se padece durante la gestación.


Te puede interesar:
El peso y talla de los bebés son datos que utilizan los pediatras para determinar si un bebé dado está creciendo adecuadamente en comparación con otros de su misma edad.


Fecha de actualización: 04-12-2013

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>