Calendario de ovulación y días fértiles para no quedar embarazada

Calendario de ovulación y días fértiles para no quedar embarazada
comparte

Hasta la invención y masificación de los preservativos, muchas parejas usaron el método ogino para no quedarse embarazadas. ¿Sabes en qué consiste? ¿Es realmente eficaz o es posible que falle?

También conocido como el método del calendario o método del ritmo, el método Ogino-Knaus es una manera natural de controlar la natalidad. Fue desarrollado en 1924 por el ginecólogo japonés Kyusaku Ogino, y más tarde perfeccionado por Hermann Knaus, de ahí su nombre.

 

Consiste en calcular los días fértiles de una mujer según su calendario de ovulación y, en esos días y los inmediatamente anteriores y posteriores, no mantener relaciones sexuales.

 

En una mujer regular, el día de la ovulación se produce siempre 14 días antes del primer día de la siguiente menstruación. Ese día es el más fértil, pero como los espermatozoides sobreviven un tiempo dentro de la vagina, los tres anteriores y los tres posteriores también hay muchas posibilidades de quedarse embarazada. Por eso, esos días no se deben mantener relaciones sexuales sin protección.

Si te cuesta calcular los días fértiles puedes usar nuestra calculadora de días fértiles para salir de dudas. 

No te puedes perder ...

 

Sin embargo, en el resto de días del ciclo, siempre hablando de una mujer regular, no hay posibilidades, por lo que se podrán mantener relaciones. En estas condiciones, este método tiene una efectividad del 80%.

 

Hay que tener en cuenta que este método no funciona en mujeres irregulares o si se produce un cambio en el ciclo menstrual por cualquier motivo, algo que es muy habitual ya que 

el estrés, los nervios, la ansiedad, las carencias nutricionales, los trastornos alimentarios o ciertas enfermedades pueden alterar el ciclo menstrual y, por lo tanto, que ovules antes o después de lo que pensabas y te quedes embarazada sin quererlo.

Este método, actualmente, no tiene sentido si de verdad no quieres un embarazo ya que puedes fallar fácilmente. Si de verdad no quieres quedarte embarazada debes recurrir a anticonceptivos más eficaces como los preservativos o métodos de barrera, que además protegen contra enfermedades de transmisión sexual (ETS), el DIU (Dispositivo Intrauterino), la píldora anticonceptiva, el anillo vaginal o cualquier otro. Si tienes dudas, consulta a tu ginecólogo cuál es el más eficaz para ti, aunque debes tener en cuenta si tienes una relación exclusiva o no. Si mantienes relaciones sexuales esporádicas o con varias personas a la vez es mejor que uses los preservativos para evitar las ETS. Si no, puedes recurrir a cualquiera de los otros. La efectividad de estos métodos ronda el 97-99%, aunque siempre si se usan correctamente.


Otras formas de conocer tus días fértiles


Existen otras maneras de calcular los días fértiles o de saber si estamos ovulando ya que la ovulación, es decir, el momento del ciclo menstrual en el que se libera un óvulo por parte de uno de los ovarios, suele ir acompañado de otros síntomas y cambios en el organismo:


- Aumento del flujo vaginal, que además se vuelve más viscoso y elástico, parecido a la clara de huevo.


- Dolores abdominales, especialmente en uno de los lados correspondiente al del ovario que está ovulando.


- Aumento de la libido.


- Sensibilidad en las mamas.


- Cambios de humor.


- Aumento de la temperatura basal entre 0,5 y 1º C.


El problema es que algunos de estos síntomas pueden confundirse con los propios de la menstruación y otros, como la temperatura basal, solo puede conocerse si usas una pulsera de ovulación que calcule tu temperatura o te la tomas todos los días del ciclo antes de levantarte de la cama, algo que suele hacerse cuando se busca un embarazo, pero no al revés.


Por lo tanto, como decíamos, si no quieres quedarte embarazada, lo mejor es que te olvides del método ogino o de estos otros síntomas y uses un anticonceptivo eficaz, es la mejor manera de asegurarse.

 

¿Qué métodos anticonceptivos existen?

Si no te quieres quedar embarazada lo mejor que puedes hacer como hemos dicho con antelación es usar algún tipo de método anticonceptivo.

 

Aunque no hay métodos anticonceptivos mejores que otros, para tomar la decisión de que método anticonceptivo va mejor contigo se debe tener en cuenta:

 

-el estado general de tu salud

-la frecuencia con la que tienes relaciones sexuales

-el número de personas con las que tienes relaciones sexuales

-si en un futuro se quiere tener hijos (en caso afirmativo se deshecha la idea de métodos anticonceptivos irreversibles)

-la eficacia de cada método de prevención del embarazo

-los efectos secundarios que puedan producir

-la facilidad y la comodidad del método anticonceptivo elegido

 

Primero hablaremos de los métodos anticonceptivos de barrera, estos impiden la entrada del esperma al útero.

 

-preservativo: los condones masculinos son recubrimientos delgados (existen diversos materiales) que se colocan sobre el pene erecto. Existen condones que contienen espermicida para mayor protección. Estos aparte de los embarazos previenen enfermedades de trasmisión sexual (sólo los de látex y los de vinilo). Estos no producen efectos secundarios en ningún miembro de la pareja a no ser que alguno tenga alergia al látex.

-preservativo femenino: son un recubrimiento delgado de plástico poliuretano con aros de poliuretano en los extremos. Esto se introduce en la vagina antes de tener relaciones sexuales. Al igual que los preservativos masculinos, impiden que el esperma acceda al aparato reproductor femenino y de las enfermedades de trasmisión sexual.

-diafragma: aro de goma que se coloca en el cuello del útero cerrando el paso a los espermatozoides,

 

Después existen métodos hormonales y químicos, son medicamentos anticonceptivos, el modo de actuación es diferente dependiendo del método. Hablaremos de unos pocos, pero hay multitud de variedades:

 

-anillo vaginal: se lo coloca la mujer vía vaginal de manera mensual. Libera diariamente dosis bajas de hormonas, no tiene interferencias con antibióticos, ni a nivel digestivo y su eficacia no se ve alterada por vómitos o diarreas

-píldoras anticonceptivas: pastillas que producen hormonas similares a las que producen los ovarios. Impiden la ovulación y, por tanto, el embarazo.

-parches anticonceptivos: pequeña lámina adhesiva que contiene hormonas que impiden la ovulación, se pega a la piel y las hormonas se van liberando poco a poco.

 

Otra opción es u dispositivo intrauterino o DIU, es un pequeño aparato en forma de T con un hilo colgante en el extremo más largo. Se introduce dentro del útero para impedir el paso de los espermatozoides y evitar que el óvulo se deposite en la pared del útero. Solo lo puede colocar y retirar un ginecólogo y la eficacia anticonceptiva es de 3 a 5 años.

 

Por último, están los métodos quirúrgicos, que se realizan mediante una intervención en un centro sanitario. Suelen ser permanentes y no reversibles:

 

-ligadura de trompas

-vasectomía


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un programa para combinar nombres online en función de cinco criterios para facilitar al máximo la dificil tarea de encontrar el nombre perfecto para cada bebé.


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 21-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>