Riesgos de quedar embarazada con el DIU

Riesgos de quedar embarazada con el DIU
comparte

El DIU (Dispositivo Intrauterino) es un método anticonceptivo en forma de ‘T’ que se coloca dentro del útero para evitar embarazos no deseados y regular el control de la natalidad. Las probabilidades de quedar embarazada con el DIU son aproximadamente de un 1-2% dependiendo del tipo de dispositivo que hayamos elegido. Aunque sea un porcentaje muy reducido, no podemos ignorarlo. El anticonceptivo puede fallar por no colocarlo de la manera correcta, por no retirarlo cuando toca o por el propio fallo del mismo.

Aunque ambos tienen la misma forma y sólo miden 1¼ de pulgada de alto, existen diversos tipos de DIU: el que funciona por hormonas (Mirena, Kyleena, Liletta, y Skyla) y el de cobre (ParaGard). Los primeros liberan la hormona progestina o levonorgestrel (Lng), muy similar a la hormona progesterona que se encuentra en otros métodos anticonceptivos. Este posee un tallo hueco donde está contenida y la va secretando de forma progresiva en el cuerpo de la mujer. Tienen una duración de entre tres y seis años dependiendo de cuál elijamos (Mirena 6 años, Kyleena 5 años, Liletta 4 años y Skyla hasta 3 años).

 

Otro tipo de DIU, quizá el más extendido, es el recubierto en cobre, el cual dispone de un hilo de este material enrollado sobre el tallo y los extremos del dispositivo. El cobre actúa como tóxico para los espermatozoides. Además, la forma de T también bloquea los espermatozoides y evita que lleguen al óvulo. Este tipo de DIU tiene más duración que los hormonales –hasta diez años–, tiene un poco más de eficacia (un 99% frente al 98-99% de los otros) y no altera las hormonas de la mujer como otros métodos anticonceptivos.

No te puedes perder ...

 

Este método anticonceptivo representa múltiples ventajas frente a otros más comunes como las pastillas o los preservativos. El beneficio principal es que no tienes que preocuparte por tomar diariamente las dosis hormonales o de tener siempre al alcance profilácticos. Simplemente te lo colocas –siempre con la ayuda de un médico– y evitará que te quedes embarazada. Además, como curiosidad, también puede servir como anticonceptivo de emergencia: el DIU ParaGard, si se coloca hasta cinco días después de tener sexo sin protección, puede prevenir el embarazo en un 99.9% de los casos.

 

Aun así también tiene desventajas: no te protege contra las enfermedades de transmisión sexual, más bien al revés, pues al principio inflama el útero y hace que esté más vulnerable. Por lo que si estás utilizando este método, asegúrate de que la persona con la que mantengas relaciones no tenga ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual.

 

 

Las posibilidades de que te quedes embarazada utilizando este método son muy bajas. Pero puede ocurrir, y existen algunos casos de mujeres que les ha sucedido. Por ejemplo, Lucy Hellein, una mujer estadounidense de Fort Mitchell (Alabama), se quedó embarazada a pesar de que tenía colocado el DIU y cuando se enteró de su estado ya tenía 18 semanas de gestación. Este era su tercer dispositivo y los otros le habían funcionado perfectamente, por eso su ginecólogo le explicó que quizá en este caso lo tendría mal colocado y se le habría caído en algún momento. A pesar de la exploración, no encontraron el DIU por ninguna parte, ni siquiera el hilo anudado al final del tallo que posee cada uno para corroborar que está en su sitio. Pero cuando su hijo Dexter nació, encontraron el anticonceptivo detrás de la placenta. Lucy publicó una foto de su bebé agarrando el dispositivo intrauterino que le realizó el cirujano durante la cesárea y fue un fenómeno viral, compartido más de 56.000 veces desde que se publicó.

 

Pero este caso no es el único, y a pesar de que su pequeño nació sano, existen muchos riesgos para la mujer y para el feto si se queda embarazada a pesar de este método y si descubres que es tu caso, lo mejor es que lo extraigas con la máxima brevedad posible. Ya que en caso de no extraer el DIU las posibilidades de que se produzca un aborto son del 50%, y en el tercer trimestre el peligro de perder al bebé es 10 veces mayor de lo normal. Aun así, desgraciadamente, la remoción del dispositivo conlleva un 25% de probabilidades de pérdida del feto y en caso de seguir adelante con el embarazo, se puede producir un parto prematuro, un bebé de bajo peso o muerte fetal en el útero. Pero hay esperanza: si se retira en los primeros días de embarazo, puede no tener complicaciones. Por tanto, la mejor medida es la extracción del DIU porque aunque pueda provocar un aborto, las consecuencias de mantenerlo son más graves.

 

En las situaciones en la que ya no es posible la extracción del DIU como en el caso de Lucy, ya sea porque no se ven los hilos en el canal cervical o porque no se encuentra el dispositivo, la ecografía descubrirá si te has quedado embarazada con él puesto, o sencillamente no está por haberlo expulsado. En este último caso, y ante la duda sobre si lo has expulsado, lo mejor es que tras dar a luz o producirse el aborto natural hagas una radiografía abdominal para finalizar con su búsqueda. Eso sí, ¡no te alarmes!… Si tu embarazo sigue adelante, el bebé no estará expuesto a malformaciones ni lesiones porque la bolsa amniótica que le envuelve le está protegiendo.  Por tanto, a pesar de que es un embarazo con más riesgo, debes tranquilizarte y seguir los controles y recomendaciones de tu ginecólogo.

 

 

Para evitar los riesgos y no tener que enfrentarte a estos problemas lo mejor es que tomes las máximas precauciones posibles:

 

- Comprueba que no estés embarazada en el momento de la inserción. Puedes colocarlo durante la menstruación.

 

SIEMPRE, debe colocarlo un ginecólogo/a. Sólo así sabremos con seguridad que no se va a desprender. La gestación es tres veces más frecuente si el DIU está mal colocado o se ha movido.

 

- Si es posible, haz una ecografía previa a la inserción. No es imprescindible, pero sí aconsejable. Así podrás descartar también la presencia del virus del papiloma.

 

Cumple todas las revisiones programadas por tu ginecólogo tras la inserción. A veces estos dispositivos tardan un poco en hacer efecto, y también pierden sus propiedades si se pasa la fecha de su extracción. Lo ideal es hacer una revisión a los 2 meses y al año de la inserción.

Foto: Creado por Nensuria - Freepik.com


Te puede interesar:
La calculadora de cuándo va nacer el bebé permite realizar un seguimiento del embarazo y prever la fecha prevista de nacimiento, facilitando al máximo así los cuidados de la gestación.


Fecha de actualización: 01-03-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>