Días fértiles según el moco cervical

Días fértiles según el moco cervical
comparte

La concepción es posible mientras existe ovulación, esto es hasta la menopausia. Si bien, en la práctica no siempre es tan sencillo. Saber cuándo se produce la ovulación y cuándo son los días fértiles es imprescindible para conseguir un embarazo. 

El embarazo es el resultado de la combinación de varios factores, que además han de concurrir en un breve espacio de tiempo. Una mujer solo ovula una vez por ciclo y cada óvulo apenas dispone de un día para ser fecundado antes de morir.

 

Por lo tanto, conocer los días fértiles es especialmente importante cuando se está tratando de concebir. El inconveniente es que no es fácil identificarlos, ya que sus síntomas no son muy evidentes. Afortunadamente existen diversos métodos para conocer los días de mayor fertilidad y optimizar así las posibilidades de concebir.

 

Uno de ellos es el método del moco cervical o también llamado método Billings, que se fundamenta en la observación del moco cervical a lo largo del ciclo menstrual.

 

¿Qué es el moco cervical?

 

El flujo cervical es una sustancia producida en el útero tras la menstruación, que permite la supervivencia de los espermatozoides, nutriéndolos y transportándolos en su camino por el tracto cervical hacia el óvulo.

No te puedes perder ...

 

El moco cervical no tiene siempre el mismo aspecto, sino que cambia a lo largo del periodo ovulatorio. Sus características (color, consistencia, viscosidad, volumen…) varían a medida que se acerca la etapa fértil de una mujer.

 

Hace tiempo se descubrió que estas modificaciones del moco cervical estaban relacionadas con los niveles hormonales. En el transcurso del ciclo menstrual los estrógenos van aumentando su nivel hasta alcanzar su punto álgido, momento en el que se da la máxima probabilidad de quedar embarazada. Este pico coincide con un cambio brusco de las características del moco cervical, que también ha ido transformándose durante el ciclo hasta lograr las condiciones óptimas para transportar el esperma y permitir la fecundación.

 

Sabiendo esto, el doctor John Billings desarrolló un método de planificación familiar, que hoy recibe su nombre.

 

Cómo funciona el método

 

El método Billings es un método natural que se basa en el examen del moco cervical con el objetivo de predecir los días fértiles. Los cambios en sus características son un excelente indicador de fertilidad.

 

Como vemos, la consistencia del flujo cervical cambia conforme pasan los días, coincidiendo con las etapas de la ovulación. Según nos acercamos a la mitad del ciclo, el moco perderá su aspecto pegajoso y opaco para volverse más resbaladizo, transparente y elástico.

 

El método requiere que la mujer conozca su patrón de secreción, mediante la observación y la anotación del aspecto su flujo vaginal durante todos los días de su ciclo.

 

Para comprobarlo basta con una muestra de la vagina con el dedo índice, juntarlo al pulgar y separar  ambos dedos, si es de color claro y forma unas delgadas hebras, estás en tus días fértiles. Este gesto debe hacerse a diario, para poder comparar y elaborar el patrón que desvelará cuándo son los días óptimos para intentar concebir.

 

Pero ¡ojo!, conviene no confundir los días de mayor secreción con los días de mayor fertilidad. Según los expertos, para identificar los días fértiles, es más importante atender a las características del moco cervical que a la cantidad. A veces estos cambios coinciden con variaciones en la vulva o la libido sexual.

 

Fases de la ovulación

 

El ciclo ovulatorio de una mujer puede dividirse en varias fases según el tipo de secreción cervical. Tras la menstruación los días que siguen se caracterizaran por una ausencia de secreción, más tarde aparece un moco viscoso, blanquecino y pegajoso. La lubricación va aumentando a medida que avanzan los días y nos acercamos al periodo fértil, en el que las secreciones son más fluidas, transparentes y elásticas. Tras estos dos o tres días de fertilidad, el flujo se vuelve más pastoso y turbio para dar paso a un periodo de mayor sequedad que precede a la menstruación.

 

Según esto encontramos distintos tipos de moco cervical a lo largo del ciclo ovulatorio.

 

- Menstruación

 

- Seco. Periodo de sequedad vaginal posterior a la regla. Ausencia de secreciones

 

- No fértil: Moco cervical espeso, blanco, pegajoso, opaco, turbio.

 

- Fértil: Moco cervical elástico, claro, transparente, fino, similar a una clara de huevo. No se rompe al separarlo con los dedos.

 

Días fértiles según el moco cervical

 


Si no sabes calcular tus días fértiles, entra en nuestra calculadora de días fértiles. 

 

 


Te puede interesar:
"¿cómo puedo tener una niña?" es la pregunta que algunas parejas se hacen cuando desean tener un bebé. Existe una teoría que relaciona el momento de la concepción con el estado de la ovulación. La evidencia científica de esta relación es poca, pero dado que su práctica es totalmente inocua es una opción que siempre se puede probar.


Fuentes:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 17-10-2013

Redacción: Lola García-Amado

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>