¿Cuándo puedo saber si estoy embarazada si soy irregular?

¿Cuándo puedo saber si estoy embarazada si soy irregular?
comparte

La ansiedad de saber si estás embarazada o no cuando lo estás intentando hará que corras a comprarte un test de farmacia en cuanto hayan pasado varios días pero, ¿cuándo puedes saber si estás embarazada o no con una prueba casera? ¿Y con un análisis de sangre? ¿Y si eres irregular?

Si estás intentando quedarte embarazada, seguro que cuentas los días para poder hacerte una prueba de embarazo y así saber si lo has conseguido o no. Estas pruebas se aconseja hacerlas una vez haya pasado la fecha de la regla, pero ¿cómo saber cuándo hacérsela si eres irregular y no sabes cuándo te toca la próxima regla?
 

Con una prueba casera

Los test de embarazo que se pueden comprar en cualquier farmacia funcionan porque reaccionan con la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana (hCG). Y esta hormona aparece en la orina de la mujer entre 10-15 días después de la concepción. Si esta se produjo en los días fértiles, será más o menos en la fecha prevista para que baje la menstruación. Por eso se recomienda no obsesionarse y esperar hasta el día previsto para la regla; si esta se retrasa, entonces se puede comprar el test para salir de dudas.

 

Para que sea efectivo, se debe hacer con la primera orina de la mañana (ya que el nivel de hCG a esa hora es mayor), y al menos 15 días después de la fecha de concepción. Si se hace antes, puede dar un falso negativo, es decir, el test da negativo porque la hormona del embarazo aún no está presente en el cuerpo al ser demasiado pronto, pero realmente la mujer sí está encinta.

Si sale positivo, no hay dudas, estás embarazada. Aunque tengas muchas ganas de saberlo, es conveniente que esperes al menos 15 días desde los días que mantuviste relaciones y piensas que se produjo la concepción.

No te puedes perder ...

 

Si soy irregular

Ser irregular o regular no altera en nada los periodos del embarazo una vez se ha producido la concepción, es decir, la hCG estará presente en todos los casos entre 10 y 15 días después de que el óvulo haya sido fecundado. Por lo tanto, aunque seas irregular, puedes hacerte un test de embarazo unos 15 días después de la fecha en la que sospechas que se ha podido producir el embarazo.

 

La irregularidad del ciclo solamente afecta a la hora de saber cuándo tenía que venirte la regla y si esta se ha retrasado o no, con lo que podrás estar indecisa durante un tiempo hasta saber si estás embarazada o simplemente es un retraso fruto de tus alteraciones menstruales. Pero si han pasado varias semanas, la regla no te baja y notas posibles síntomas de embarazo, hazte un test. Si sale positivo, estás de enhorabuena.

 

Con una prueba de sangre

Los análisis de sangre para confirmar un embarazo funcionan igual que los de orina: rastrean en busca de los niveles de hCG. Hace unos años, este tipo de prueba era más precisa que los test de farmacia, ya que podían detectar antes el embarazo. De hecho, los análisis de sangre pueden determinar la concepción entre 6 y 8 días después de la fecundación. Mientras que la mayoría de pruebas de orina no pueden hacerlo hasta 2 semanas después. Sin embargo, las pruebas caseras cada vez son más exactas y algunas marcas ya son capaces de decir si estás embarazada o no unos 8 días después de concebir ya que detectan hasta 25mUI/ml de hCG en la orina, cantidades que se tienen entre la segunda y la cuarta semana de embarazo.

 

¿Qué síntomas son los que primero aparecen?

Si bien el primer síntoma de embarazo que se aprecia es la falta de la menstruación, en las siguientes semanas notarás una serie de cambios en el cuerpo que podrían indicarte el embarazo si eres irregular:

 

-pechos sensibles e hinchados: esto ocurre muy poco después de la concepción, los cambios hormonales que se están produciendo en tu cuerpo pueden provocar que se te hinchen los pechos y que incluso te duelan. Es probable que las molestias disminuyan pasadas unas semanas y tu cuerpo se adapte a esos niveles hormonales.

-nauseas con o sin vómitos: estas pueden producirse en cualquier momento del día (o de la noche) y aparecen aproximadamente 4 semanas después de la concepción. Para evitar las náuseas lo mejor es no tener el estómago vacío, beber muchos líquidos y evitar olores fuertes. Si las náuseas son intensas debes comunicárselo a tu médico

-aumentan las veces que vas a hacer pis: ya que los riñones empiezan a procesar más líquido adicional para ti y tu bebé.

-estás más fatigada: esto ocurre sobre todo las primeras semanas del embarazo ya que los niveles de progesterona aumentan mucho y esto puede darte sueño.  Descansa todo lo que puedas, sigue una dieta saludable y haz ejercicio.

-empiezas a sentir repugnancia por alimentos que antes te gustaban: te vuelves más sensible a determinados olores y el sentido del gusto puede verse alterado. Además, sentirás preferencia por ciertos alimentos.

-acidez estomacal: las hormonas hacen que la válvula ubicada entre estómago y esófago se relaje. Esto puede causar acidez estomacal, para evitarlo tienes que evitar los alimentos fritos, los cítricos, el chocolate y las comidas picantes.

-estreñimiento: los niveles elevados de progesterona pueden hacer que los movimientos digestivos se ralenticen provocando estreñimiento y los suplementos de hierro muchas veces incrementan el problema. Para que esto no ocurra lo mejor es tener una dieta rica en fibra, beber mucha agua y hacer ejercicio de forma regular.

 

No sólo tendrás cambios en tu cuerpo, tus emociones también se verán alteradas en las primeras semanas del embarazo. Emociones como felicidad, entusiasmo, ansia, o que te veas exhausta pueden pasar al mismo tiempo, Aunque estés contenta por tu embarazo el bebé puede representar el mayor estrés emocional de tu vida.

 

Puede que aún no sepas que estás embarazada, pero tu cuerpo lo sabe y las hormonas van a hacer que tengas cambios de humor, lo que sientes es totalmente normal. Si después de saber que estás embarazada estos cambios de humor continúan y son graves o intensos lo mejor es consultar con un especialista.

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta que permite la combinación de nombres online en función de cinco criterios para facilitar al máximo la dificil tarea de encontrar el nombre perfecto para cada bebé.


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Mayo Clinic, "Primer trimestre de embarazo: qué esperar" https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/pregnancy/art-20047208

Fecha de actualización: 15-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>