×
  • Buscar
Publicidad

Embarazada sin síntomas

Embarazada sin síntomas

Cuando una mujer se queda embarazada, comienza a experimentar una serie de síntomas que le alertan de su estado de buena esperanza: amenorrea, náuseas, cansancio, sueño, mareos, dolores en la pelvis, etc. Estos síntomas se dan en mayor o menor medida en cada mujer; sin embargo, algunas gestantes pueden llegar a no presentar ninguno de ellos. ¿Por qué? Averígualo a continuación

Publicidad

Indice

 

Todos conocemos (por los medios de comunicación o en persona) casos de mujeres que no se han enterado de que estaban embarazadas hasta que se pusieron de parto. Aunque resulta difícil de creer (por el aumento del tamaño del útero o la ausencia de la menstruación durante este tiempo, principalmente), el hecho es que ocurre. ¿Cómo es que estas mujeres no se dieron cuenta de que estaban embarazadas?

 

Principales síntomas del embarazo

El primer indicio de embarazo es la amenorrea o falta de menstruación. Cuando una mujer está buscando un embarazo y no le llega el periodo a su debido momento, sospechará sobre la posibilidad de haber logrado su objetivo, lo que una prueba de embarazo podrá confirmar.

Este es quizá el síntoma más amable, ya que el resto viene acompañado de molestias: náuseas matutinas, vómitos, cansancio, sueño, pequeños sangrados vaginales durante la implantación, malestar estomacal, apetencia o repulsión de ciertos alimentos, mareos y desmayos, aumento de la frecuencia miccional, flatulencia, estreñimiento, aumento de la temperatura corporal, cambios en los senos… Para muchas mujeres el hecho de no tener ninguno de estos síntomas puede parecer una bendición, sin embargo, si eso conlleva enterarse más tarde del embarazo, puede ser perjudicial para el desarrollo del bebé.
 

¿Por qué a veces no se producen las náuseas?

Hay que distinguir entre las mujeres que son afortunadas y tienen una sintomatología leve de aquellas que no tienen ningún síntoma y no llegan a enterarse de que están encinta.

Cada persona es un mundo y cada organismo reacciona de una manera diferente ante un embarazo. Algunas tienen unas náuseas horribles durante los 3 primeros meses y apenas si pueden probar bocado, mientras que otras no experimentan ningún malestar estomacal en toda la gestación. Hay mujeres que tienen unos embarazos muy buenos y pueden trabajar casi hasta el último momento, y otras tienen que pasarse meses y meses de reposo.

El no tener síntomas molestos debería ser para cualquier embarazada una buena noticia, pero para muchas, en las primeras semanas, se convierte en un motivo de inquietud hasta que la primera ecografía confirma que todo va bien. En cuanto la prueba de embarazo corrobora tu estado, esperas empezar a vomitar, sentirte cansada, tener mareos, etc. Los libros, películas, los comentarios de amigas y familiares… influyen poderosamente en las expectativas que tenemos ante esta nueva situación desconocida. Surgen multitud de dudas y preguntas y, sobre todo, el miedo a que el bebé no esté bien. Por eso, muchas mujeres se preocupan si no tienen náuseas o si el pecho no les empieza a crecer, pensando que es una señal de que algo no va bien en el embarazo.

Esto es un mito que hay que desterrar: no todas las mujeres sufren las mismas molestias ni en la misma medida. Si tú eres una de las afortunadas que no padeces ninguno de estos males asociados al embarazo, deja de preocuparte y disfruta de tu nueva condición.

 

¡No sabía que estaba embarazada!

No te puedes perder ...

Beneficios y contraindicaciones del masaje en el embarazo

Beneficios y contraindicaciones del masaje en el embarazo

Debido al estrés respecto a los cambios hormonales que se producen en el embarazo, sobre todo en el primer trimestre, la mayoría de las embarazadas lo único que desean es poder relajarse. En la mayoría de las ocasiones recurren a los masajes para intentar que desaparezcan los dolores del período gestacional. Aunque parezca algo totalmente beneficioso, es cierto que también tiene contraindicaciones.

Y tambien:

Otro caso diferente es el de aquellas mujeres que no tienen ningún síntoma y no se enteran de su embarazo hasta que se ponen de parto. ¿Cómo se llega a dar esta situación?

Amenorrea

En primer lugar, lo que más sorprende es que no les llamara la atención el hecho de dejar de tener el periodo durante tanto tiempo. En una mujer con una menstruación normal y regular que mantiene una actividad sexual frecuente, en cuanto el ciclo se retrasa un par de días se plantea la posibilidad del embarazo; pero en estos casos, normalmente se trata de mujeres con ciclos muy irregulares que pueden llegar a estar meses sin tener la menstruación por diferentes motivos (ovarios poliquísticos, quistes) o mujeres que están ya en la edad pre-menopáusica y confunden el embarazo con el inicio de la menopausia.

Asimismo, durante el primer trimestre es normal tener pequeños sangrados, que estas mujeres confunden con la regla en vez de con un síntoma del embarazo.

Por último, en algunas embarazadas se produce lo que se conoce como “ciclo menstrual regular”. Esto ocurre normalmente cuando una mujer queda embarazada cerca del comienzo de su siguiente periodo menstrual, lo que conlleva a que siga sangrando cada mes durante la gestación.

Crecimiento del vientre

Otro de los síntomas más evidentes de una gestación es el crecimiento de la barriga. Hasta el 5º mes puede pasar desapercibido, pero a partir de ese momento se hace día a día innegable. La mayoría de las veces ese aumento pasa inadvertido cuando son mujeres obesas o con tendencia a engordar mucho, confundiéndose además de esta manera los movimientos del bebé con problemas estomacales por la capa de grasa que recubre el estómago.

Síntomas propios de la gestación

Como ya hemos visto antes, no todas las mujeres padecen este tipo de síntomas (náuseas, mareos, vómitos, cansancio…) o los sienten muy leves, con lo que simplemente los pueden interpretar como un malestar pasajero producido por cualquier otra causa (cansancio propio del estrés diario, gastroenteritis, etc.).

Además, hay que tener en cuenta la fuerza de la mente: una persona que esté buscando un embarazo creerá estar encinta ante cualquier pequeño indicio y enseguida se hará una prueba de embarazo; sin embargo, una persona que no se plantee esta posibilidad pensará en miles de motivos diferentes para cada señal (amenorrea, aumento de peso, náuseas…) antes de que se le pase por la mente la posibilidad de estar embarazada.

Aunque es normal no tener síntomas durante el primer trimestre del embarazo, se debe acudir al médico cuando:

- haya sangrado vaginal, sobre todo si es más abundante que una regla normal

- si notas dolor abdominal, que es intenso o persistente

- tienes fiebre alta

- tienes vómitos constantes que te impiden la alimentación y nutrición adecuada.

Si quieres saber más sobre los síntomas de embarazo puedes probar nuestra Calculadora de Síntomas. 


Te puede interesar:

Cuando se hace referencia a una "calculadora embarazo y parto" generalmente ese está buscando saber cuántos meses de gestación se llevan así como la fecha prevista para el nacimiento del bebé.

Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 01-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.