×
  • Buscar
Publicidad

Síndrome del ovario poliquístico

Síndrome del ovario poliquístico

Este trastorno hormonal es un problema muy común entre las mujeres adolescentes y jóvenes (afecta a un 4% de la población femenina), que provoca desarreglos menstruales, acné, hirsutismo… ¿Sabes cuáles son sus síntomas? ¿Cómo tratarlo?

Publicidad

Indice

 

¿Qué es el Síndrome del Ovario Poliquístico?

El Síndrome del Ovario Poliquístico (SOPQ) es un desajuste hormonal que normalmente se produce porque la hipófisis o glándula pituitaria que segrega las hormonas produce más hormona luteinizante (LH) de lo normal. No hay que confundirlo con los ovarios poliquísticos, que son aquellos que producen más folículos de lo normal, pero sin ningún tipo de trastorno endocrino.

Además de producir un exceso de LH, normalmente las personas que padecen esta dolencia también presentan un nivel por encima de lo normal de otras hormonas: testosterona, insulina, hormona foliculoestimulante… provocando los siguientes síntomas:

No te puedes perder ...

Síndrome del nido: la imperante necesidad de ordenar y limpiar

Síndrome del nido: la imperante necesidad de ordenar y limpiar

Ordenar los armarios de la cocina, reorganizar tu dormitorio, limpiar cada rincón de tu casa… Lo llaman Síndrome del Nido y supone un ritual común entre muchas embarazadas (y padres) que quieren tener su hogar a punto para la llegada de su bebé

Y tambien:

- Cambios en el ciclo menstrual

> Anovulación (ausencia total de periodos menstruales), lo que puede provocar infertilidad.

> Ciclos menstruales irregulares: puede ocurrir que el periodo esté varios meses sin venir o que se presente varias veces en un mismo mes.

> Pequeñas bolsitas alrededor de los ovarios formadas por los folículos que se producen pero no se desprenden en la ovulación, sino que se quedan en reposo.

> Hipertecosis: Aumento de las células tecales del ovario y su corteza.

- Síntomas provocados por el exceso de testosterona

> Hirsutismo (aumento del vello en la cara, el pecho y el abdomen)

>  Disminución del tamaño de las mamas.

> Menos pelo en la cabeza (parecido a la calvicie masculina).

> Agrandamiento del clítoris.

- Cambios en la piel

> Acné.

> Aparición de manchas oscuras alrededor de las axilas, ingles, cuello y mamas llamadas acanthosis nigricans.

- Otros síntomas

> Aumento de peso repentino o problemas para adelgazar.


Estos síntomas no se presentan de igual manera en todas las mujeres, depende de las hormonas que se vean alteradas en cada persona y de la gravedad del síndrome.

 

Diagnóstico y tratamiento del SOPQ

Normalmente se detecta en la veintena, aunque puede afectar a mujeres menores de 20 años. Para asegurarse de que la mujer padece el SOPQ se llevan a cabo una serie de pruebas:

- Ecografía de los ovarios

- Análisis de sangre para ver los niveles hormonales

- Niveles de azúcar en sangre y colesterol

- Niveles de insulina

El SOPQ no se puede curar totalmente, sin embargo, existen muchos tratamientos complementarios para atenuar sus síntomas y que la mujer pueda llevar una vida normal e incluso quedarse embarazada.

En primer lugar, hay que regular los ciclos menstruales, lo que se suele hacer con la píldora anticonceptiva o cualquier otro tipo de terapia hormonal como el anillo vaginal, el aro… De esta manera se controlarán también los niveles de testosterona (lo que disminuirá el acné y el vello corporal).

Para aquellas mujeres que presenten resistencia a la insulina, se recetará un medicamento que ayude a reducir los niveles de esta hormona.

Además, si existen problemas de peso, se recomendará una dieta especial, ejercicio regular… El resto de síntomas que puede padecer una persona con este síndrome (las manchas, el exceso de vello…) pueden igualmente ser controlados con diversos tratamientos estéticos.


¿Pueden tener hijos las mujeres con este síndrome?

Una de las consecuencias más importantes de este trastorno es que al alterar los ciclos menstruales o incluso provocar anovulación, dificulta las posibilidades de la persona que lo padece de lograr un embarazo.

El tratamiento para regular el periodo es la terapia hormonal, pero estos fármacos que se recetan son anticonceptivos, por lo tanto sirven para regular el ciclo menstrual, pero a la vez evitan la concepción.

Por lo tanto, si una mujer que padece SOPQ desea quedarse embarazada, lo primero que deberá hacer será dejar el tratamiento anticonceptivo. Si su problema es que era irregular, puede averiguar cuáles son sus días fértiles con un test de ovulación o tomándose la temperatura basal para ver cuáles son los picos de más temperatura.

Si sufría anovulación, se le recetarán inductores de la ovulación para ayudar a que el óvulo madure y sea liberado. Normalmente se receta citrato de clomifeno, con el que se obtienen resultados positivos en un 75% de los casos.

En raras ocasiones es necesario recurrir a una laparoscopia pélvica para tratar la ausencia de ovulación y la infertilidad. Esta intervención consiste en extirpar una sección del ovario o hacer agujeros en los ovarios para estimular la ovulación.

Y, por supuesto, como ante cualquier otro problema de infertilidad, existen hoy en día muchos métodos para lograr el embarazo: fecundación in vitro, inseminación artificial, etc.
 


Te puede interesar:

"¿cuáles son los días más fértiles?" es la primera pregunta que se hace una mujer cuando decide quedarse embarazada. Si es regular resulta sencillo averiguarlo ya que coincide con la mitad del ciclo menstrual. En el caso de tener un ciclo irregular debe basarse a través de otros indicadores como la temperatura basal o las características del flujo.

Fuente:Síndrome del ovario poliquístico, Clínica Mayo: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/pcos/symptoms-causes/syc-20353439

Fecha de actualización: 03-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.