¿Es normal tener náuseas todo el día en el embarazo?

¿Es normal tener náuseas todo el día en el embarazo?
comparte

Siempre habías oído que uno de los síntomas más habituales de las primeras semanas de embarazo eran las náuseas matutinas… pero ahora resulta que estas náuseas no vienen solo por las mañanas o al levantarte de la cama, sino que duran todo el día… ¿Es esto normal?

Las náuseas son uno de los síntomas del embarazo más habituales y más comunes. Según diversos estudios, alrededor del 50% de las mujeres sufre náuseas y vómitos, el 25% sólo tiene náuseas y el otro 25% no se ve afectadas. Por lo tanto, en torno al 75% de las mujeres embarazadas tiene que sufrir este molesto síntoma que, igualmente, puede ser más o menos intenso en cada una de ellas.


Las náuseas comienzan en torno a la sexta semana de embarazo, primero de manera más leve y se van haciendo más intensas hacia la octava semana de embarazo. Después, van disminuyendo desde la semana 12 para desparecer en torno a la semana 16. Esto es lo habitual, aunque hay mujeres que las experimentan durante más tiempo, incluso durante toda la gestación, y otras que dejan de sentirlas antes de que acabe el primer trimestre.


Debido a esto, se cree que las náuseas están causadas por la hormona gonadotropina coriónica humana o hCG, ya que esta hormona comienza a elevar sus niveles desde el mismo momento de la implantación, alcanza su punto álgido en torno a la semana 11 y disminuye ligeramente y se estabiliza desde la semana 13. Otras posibles causas de estas náuseas son la mayor sensibilidad olfativa que se produce en el embarazo, lo que puede causarnos aversión a ciertos olores y sabores, el estrés de estas semanas o un mecanismo de protección del organismo para evitar productos que puedan ser peligrosos para el feto.


Sea como sea, estas náuseas pueden ir acompañadas de vómitos o no y, como decíamos, aunque son más frecuentes al levantarse por la mañana, la mayoría de las embarazadas las experimentan durante todo el día e incluso algunas afirman sentirlas más fuerte por la tarde. Por lo tanto, no debes preocuparte si te pasas todo el día con náuseas, malestar y pocas ganas de comer, es algo normal. Lo que debes hacer es aprender a combatir estas náuseas y tener paciencia, ya que se pasarán en unas semanas.


¿Cómo luchar contra las náuseas?


Existen diversos consejos y trucos que te ayudarán a evitar o minimizar las náuseas y los vómitos. Pruébalos a ver cuál es más eficaz para ti:


1- Si te notas peor al levantarte de la cama, procura comer algo tumbada, antes de moverte, y levántate con cuidado, ya que ciertos movimientos pueden aumentar esta sensación. Deja en la mesilla unas galletitas o pide a tu pareja que te traiga el desayuno a la cama.


2- Las comidas poco copiosas ricas en proteínas pueden ayudar a reducir las náuseas. Algunos alimentos se toleran mejor en estas primeras semanas, como las galletitas saladas, el jamón y el pavo cocido, los yogures, el pan integral, las aceitunas… prueba qué alimentos te sientan mejor y procura comerlos. No te preocupes porque tu dieta sea poco variada, ya mejorará a medida que las náuseas se pasen. Lo importante es que te mantengas nutrida e hidratada.


3- Bebe agua y líquidos a menudo para evitar la deshidratación. Si el agua no te apetece estas primeras semanas, algo muy habitual cuando se tienen náuseas, prueba a echarle una rodajita de limón. Así, no solo te entrará mejor, sino que disminuirás las náuseas ya que el limón es un gran aliado.


4- Otro alimento que nos ayuda a reducir las náuseas es el jengibre. Son muchos los estudios, avalados por la Organización Mundial de la Salud, que afirman que la raíz de jengibre previene las náuseas y los vómitos en las embarazadas. Puedes tomar jengibre seco, sin sobrepasar los 2 g por día, o 10 g de jengibre fresco. Tómatelo a pequeños mordiscos, chupándolo o bebiéndolo en forma de infusión.


5- Respirar hondo puede ayudarte a sentirte mejor. Cuando notes náuseas, respira hondo o inhala el aroma de un limón recién cortado. Te ayudará a sentirte mejor.


6- Algunas infusiones también ayudan a reducir las náuseas, como las de hojas de menta o de cáscaras de naranja.


7- Si nada funciona y te encuentras tan mal que no puedes ni ir a trabajar o moverte de la cama, no dudes en consultar a tu ginecólogo ya que hay ciertas medicinas que se pueden tomar sin causa problemas al feto. La más conocida, y efectiva, es el Caribán, cuyo principio activo es la piridoxina hidrocloruro (vitamina B6). Se puede tomar por la mañana y por la noche según las náuseas sean solo al levantarse o todo el día. También puedes probar con Primperán, pero nunca te automediques, consulta siempre antes a tu obstetra.


8- Por último, existen otros remedios que pueden ayudarte, como las pulseras de acupresión para evitar los mareos.

 

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×