Náuseas en el segundo trimestre de embarazo

Náuseas en el segundo trimestre de embarazo
comparte

Las náuseas son un síntoma propio de los primeros meses de embarazo, pero rara vez se extienden más allá del cuarto mes. Si esto sucede, ¿indica que existe alguna complicación?

Las náuseas son muy comunes durante las primeras semanas de gestación, de hecho, para muchas mujeres son uno de los primeros síntomas de sospecha de embarazo. La causa de las mismas no está muy clara, aunque la mayoría de expertos apunta a los cambios hormonales que provocan una mayor sensibilidad olfativa y alteraciones en el sistema digestivo. En concreto, se piensa que las náuseas podrían estar causadas por el aumento de la hormona gonadotropina coriónica humana, la llamada hormona del embarazo, ya que empieza a aumentar en cuanto se produce la implantación hasta la semana 12, momento en que reduce un poco sus niveles, aunque estos continúan altos hasta después del parto. 


Estas náuseas –que pueden ser más o menos graves- suelen desaparecer con la llegada del segundo trimestre de embarazo, en torno a la semana 12. En torno al 60% de las mujeres que tienen náuseas deja de tenerlas en esta semana, otro 30% pasada la semana 16, y el resto las tienen todo el embarazo. Sin embargo, para algunas desafortunadas, esta molestia continúa hasta el final del embarazo.


¿Puede afectar al bebé?


El hecho de que la mayoría de gestantes deje de tener náuseas en el segundo trimestre no significa que sea perjudicial para el bebé seguir teniéndolas ni indica que haya algún problema en el embarazo. Simplemente, cada organismo reacciona de una manera completamente distinta a los cambios que provoca la gestación: algunas no tienen náuseas en ningún momento, otras siente unas ligeras náuseas las primeras semanas, otras se pasan días vomitando sin apenas poder comer y tienen que recurrir a la medicación para mejorar…


Por lo mismo, algunas gestantes continúan sufriendo esta molestia hasta el final del embarazo, con lo que deberán seguir las recomendaciones del obstetra para aliviar sus síntomas (beber mucho líquido, nada de comidas grasas y abundantes, hacer 5 comidas al día, tomar jengibre, mucha fibra en la dieta…). Y si las náuseas son graves, fármacos antieméticos o antimareo para combatirlas. Y tener mucha paciencia, intentando disfrutar a pesar de todo del embarazo. 


Sin embargo, si durante el primer trimestre no has tenido náuseas y estas comienzan después de la semana 13, son de carácter grave y van acompañadas de vómitos, debes consultarlo enseguida al obstetra, ya que puede ser un indicativo de algún otro problema: infección gastrointestinal, embarazo molar, preeclampsia, etc.

 

 


Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

 

 

 

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×