×
  • Buscar
Publicidad

Náuseas en el segundo trimestre de embarazo

Náuseas en el segundo trimestre de embarazo

Las náuseas son un síntoma propio de los primeros meses de embarazo, pero rara vez se extienden más allá del cuarto mes. Si esto sucede, ¿indica que existe alguna complicación?

Publicidad

Indice

 

¿Por qué se producen las náuseas en el embarazo?

Las náuseas son muy comunes durante las primeras semanas de gestación, de hecho, para muchas mujeres son uno de los primeros síntomas de sospecha de embarazo. Según diversos estudios, alrededor del 50% de las mujeres sufre náuseas y vómitos, el 25% sólo tiene náuseas y el otro 25% no se ve afectadas.

La causa de esta enfermedad no está muy clara, aunque la mayoría de expertos apunta a los cambios hormonales que provocan una mayor sensibilidad olfativa y alteraciones en el sistema digestivo. En concreto, se piensa que las náuseas podrían estar causadas por el aumento de la hormona gonadotropina coriónica humana, la llamada hormona del embarazo, ya que empieza a aumentar en cuanto se produce la implantación hasta la semana 12, momento en que reduce un poco sus niveles, aunque estos continúan altos hasta después del parto.

Así, los niveles de hCG aumentan en las primeras semanas de embarazo pasando de 5 mUI/ml, nivel normal en mujeres no embarazadas, a concentraciones que oscilan entre los 10 y los 50 mIU/ml en la semana posterior a la concepción (cuando esta hormona ya reacciona a los test de embarazo). Esta hormona ayuda a que el embrión se implante y no se desprenda del útero. Pero una vez este primer peligro de aborto ha pasado, sus niveles comienzan a descender a partir de la semana 12 y, de la semana 19 a la 40, se mantienen estables en niveles mucho más altos que las mujeres no gestantes, pero más bajos que en las primeras semanas de embarazo.

Otras posibles causas de las náuseas son la mayor sensibilidad olfativa y gustativa, que hace que olores y sabores que antes nos gustaban, ahora nos resulten desagradables; una reacción psicológica de la angustia de la madre frente al embarazo; o los mareos que son comunes en estas primeras semanas.  

Estas náuseas –que pueden ser más o menos graves, llegando a causar hiperémesis gravídica- suelen desaparecer con la llegada del segundo trimestre de embarazo, en torno a la semana 12. En torno al 60% de las mujeres que tienen náuseas deja de tenerlas en esta semana, otro 30% pasada la semana 16, y el resto las tienen todo el embarazo. Sin embargo, para algunas desafortunadas, esta molestia continúa hasta el final del embarazo.


¿Pueden las náuseas afectar al bebé?

No te puedes perder ...

Y tambien:

El hecho de que la mayoría de gestantes deje de tener náuseas en el segundo trimestre no significa que sea perjudicial para el bebé seguir teniéndolas ni indica que haya algún problema en el embarazo. Simplemente, cada organismo reacciona de una manera completamente distinta a los cambios que provoca la gestación: algunas no tienen náuseas en ningún momento, otras siente unas ligeras náuseas las primeras semanas, otras se pasan días vomitando sin apenas poder comer y tienen que recurrir a la medicación para mejorar…

Por lo mismo, algunas gestantes continúan sufriendo esta molestia hasta el final del embarazo, con lo que deberán seguir las recomendaciones del obstetra para aliviar sus síntomas (beber mucho líquido, nada de comidas grasas y abundantes, hacer 5 comidas al día, tomar jengibre, mucha fibra en la dieta…). Y si las náuseas son graves, fármacos antieméticos o antimareo para combatirlas. Y tener mucha paciencia, intentando disfrutar a pesar de todo del embarazo. 

Sin embargo, si durante el primer trimestre no has tenido náuseas y estas comienzan después de la semana 13, son de carácter grave y van acompañadas de vómitos, debes consultarlo enseguida al obstetra, ya que puede ser un indicativo de algún otro problema de medicina: infección gastrointestinal, embarazo molar, preeclampsia, etc.
 

Consejos para aliviar las náuseas

- Haz 5 comidas al día, cada 2 o 3 horas, para que las subidas y bajadas de azúcar en sangre no aumenten las náuseas.

- Incluye mucha fibra en tu dieta, sobre todo si también tienes estreñimiento, trastorno que puede aumentar las náuseas.

- Bebe mucho líquido. Si te cuesta beber agua sola (algo normal cuando se tienen náuseas), puedes probar a echarle una rodajita de limón.

- Toma algo en la cama antes de levantarse de la misma como galletitas saladas (que suelen funcionar muy bien).

- Las comidas ricas en proteínas pueden ayudar a reducir las náuseas. Algunos alimentos se toleran mejor cuando se tienen náuseas, como las galletitas saladas, el jamón y el pavo cocido, los yogures, el pan integral, las aceitunas… prueba a ver qué te funciona.

- El jengibre es un gran aliado contra las náuseas. Puedes tomar en comprimidos o infusión.

- Algunas infusiones también ayudan a reducir las náuseas, como las de hojas de menta o de cáscaras de naranja.

- Si nada funciona, consulta a tu obstetra sobre la posibilidad de tomar antieméticos como cariban o primperan.

- Existen otros remedios que pueden ayudarte, como las pulseras de acupresión para evitar los mareos.

 

 


Te puede interesar:

Los síntomas de embarazo son muy diferentes de una mujer a otra. Para algunas resultan muy evidentes desde casi el momento de la concepción y para otras el primer síntoma es la ausencia de la regla.

Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

 

 

 

Fecha de actualización: 04-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.