¿Cuántos días después de tener relaciones se puede hacer una prueba de embarazo?

¿Cuántos días después de tener relaciones se puede hacer una prueba de embarazo?
comparte

Es cierto que existen algunos primeros síntomas que pueden indicarnos si estamos embarazadas o no. Sin embargo, no todas las mujeres pasan por lo mismo, y muchas de ellas no notan nada hasta pasadas unas cuantas semanas.

Muchas mujeres consideran que el mejor momento para hacerse una prueba de embarazo es unos días posteriores a la fecha en que su periodo debería haber comenzado y no lo ha hecho. Es más, la desaparición de la regla, conocida como amenorrea, es quizás la señal más precisa para saber si estamos o no embarazadas. Sin embargo, puede fallar. Son frecuentes los retrasos en el periodo de algunas mujeres, por cambios hormonales, por ejemplo, sin estar embarazadas.


Entre la séptima y duodécima semana de gestación es cuando más fiable será nuestro test de embarazo. Estos dependen de la existencia de la gonadotropina coriónica humana (hCG, siglas en inglés), una hormona glicoproteica producida durante el embarazo por el embrión en desarrollo después de la fecundación. Es decir, la responsable de que se inicie la ovulación. Por tanto, es necesario esperar a que la gonadotropina se produzca para que las posibilidades de fallo en el test sean mínimas y el resultado fiable.

¿Cómo superar la depresión posparto?

¿Cómo superar la depresión posparto?

Este trastorno de la salud mental puede afectar a madres de todo tipo: primerizas, multíparas, que han tenido un embarazo sencillo o que han pasado por un embarazo problemático… Independientemente de la situación de cada caso, se trata de una alteración 100% tratable.


A pesar de que estas pruebas suelen tener una fiabilidad bastante alta (entre un 95 y 99%), también pueden fallar, y más aún si no lo hacemos en el plazo de tiempo determinado. Los test de embarazo pueden ser utilizados a partir del primer día de retraso, ya que la hormona se detecta, como decíamos anteriormente, más o menos a partir del séptimo día después de la implantación del óvulo.


Si optamos por el test de embarazo casero, que se compra en cualquier farmacia, tenemos que dejar caer nuestra orina sobre la tira que contiene el aparato o bien sumergirlo en un pequeño recipiente que la contenga. Un minuto después, las rayitas que aparezcan serán las que indiquen si se ha efectuado correctamente el test, y tras tres o cuatro minutos, las que determinen si estamos embarazadas o no.


Los resultados de los test de embarazo, como decíamos, son prácticamente inmediatos y bastante precisos. En el caso de que el test de embarazo sea positivo, se puede estar segura, casi en su totalidad, del resultado. Si es negativo, se puede volver a realizar el test al cabo de unos días, o bien recurrir a otro tipo de prueba, como la de sangre en el laboratorio, que difiere de la anterior en cuanto a cómo y cuándo detectan la hormona.


La prueba de embarazo en sangre es un test de embarazo rutinario que indica si estamos embarazadas (prueba de embarazo en sangre positiva) o estamos ante una falsa alarma (prueba de embarazo en sangre negativa) y se realiza durante el primer trimestre del posible embarazo, más concretamente en la primera semana. Aunque detecta la hCG, al igual que la prueba de embarazo en orina, la primera detecta niveles de hCG muy pequeños y es fiable antes incluso de la primera falta. Este tipo de examen revela no solo la presencia en sangre sino también la cantidad.


Si partimos de la base de que la prueba de embarazo de sangre se realiza durante el primer trimestre, a cada semana de gestación le corresponde unos valores de la hormona hCG, cuya unidad de medida es el mUI (miliunidades internacionales por milímetro de sangre). Para leer una prueba de embarazo de sangre cuantitativa, debemos prestar atención a estas medidas:
 

- 9-130 mUI/ml: 3-4 semanas

- 75-2600 mUI/ml 4-5 semanas

- 850-20.800 mUI/ml: 5-6 semanas

- 4.000-100.200 mUI/ml 6-7 semanas

- 11.500-289.000 mUI/ml 7-12 semanas


Finalmente, hemos de ser conscientes de que ambas pruebas son buenas y fiables, pero siempre es conveniente informarse previamente de las ventajas y desventajas de cada una de ellas para decidir de la mejor manera qué es lo que más nos conviene.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.