• Buscar
Publicidad

¿En qué semana aparecen los síntomas de embarazo?

¿En qué semana aparecen los síntomas de embarazo?

Todas las mujeres no somos iguales y por ese mismo motivo es que los síntomas no aparecen siempre de la misma forma cuando nos quedamos embarazadas. Las señales de embarazo son distintas en cada una de nosotras, pero existen, y son manifestaciones físicas que nosotras mismas podemos detectar.

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo aparecen los síntomas de embarazo?

Es cierto que cualquier embarazo comienza en el momento de la concepción. Sin embargo, será una prueba de embarazo el que lo confirme unos días después. La mayoría de las mujeres no sabe que están esperando un bebé hasta que no se realizan esta prueba de medicina.

Lo más habitual es que los primeros síntomas comiencen sobre la semana seis (contada esta desde la última regla que tengamos). Muchas mujeres pueden sentir los síntomas de embarazo en esas primeras semanas, aunque muchas otras pueden no sentir apenas ninguno durante todo el proceso de gestación. Se estima que 7 de cada 10 mujeres presentan los signos del embarazo. Si no presentamos ninguno, esto no debe preocuparnos, pues no significa que el embarazo vaya mal o presente complicaciones.

Las mujeres tenemos que atravesar varias etapas en las que se producirán cambios físicos y emocionales, pero no todos ocurren a la vez y, además, debemos tener en cuenta que, en muchas ocasiones, sobre todo al principio, algunos síntomas pueden llegar a confundirse con los premenstruales.

Como decíamos anteriormente, existen señales que las mujeres podemos detectar, pero que no se sienten hasta que no se retrasa la menstruación o hasta una o dos semanas después del retraso. Normalmente todos estos síntomas suelen aparecer en distintos momentos del primer trimestre e ir disminuyendo a medida que el embarazo avanza.

Aunque no es lo más común, muchas mujeres ya comienzan a sentir los síntomas en la primera semana de gestación. Otras, sin embargo, a partir de la segunda o la tercera semana, y algunas no sienten nada hasta que no se cumple su primer mes de embarazo.

 

¿Qué síntomas aparecen primero?

El primer síntoma que suele aparecer es la fatiga. Esto se debe a que los niveles de la hormona progesterona se disparan durante las primeras semanas del embarazo, haciendo que te sientas somnolienta. Ahora tu cuerpo no trabaja solo para ti, tiene que hacer un trabajo extra para tu bebé.

Sea como sea, la presencia de algunos síntomas como las náuseas o vómitos, el hambre o el cambio en los pechos, será importante a la hora de detectarlo, y a pesar de la aparición por separado o en conjunto de todos ellos, el primer síntoma será la ausencia de la menstruación una vez transcurrido un mes desde el día de la concepción.

Otros síntomas frecuentes son los cambios en la apariencia de los senos, ya que, en algunos casos, estos suelen aumentar su tamaño o estar más sensibles y puede ocurrir también que tengamos la sensación de tenerlos hinchados. La incomodidad probablemente disminuya después de unas pocas semanas, a medida que tu cuerpo se adapte a los cambios hormonales.

Además, cabe la posibilidad de que aparezca un leve sangrado vaginal tras unos días posteriores a la fecundación, pero este será muy diferente al que aparece con nuestra menstruación. Esta leve hemorragia se llama sangrado de implantación. Ocurre cuando el óvulo fertilizado se adhiere al revestimiento del útero y se produce la implatación del embrión humano, entre 7 y 10 después de la concepción. Suele ocurrir unos días antes de la fecha del periodo menstrual, pero no todas las mujeres lo tienen.

Además, es posible que orines con más frecuencia de lo habitual. Esto se debe a que la cantidad de sangre en el cuerpo aumenta durante el embarazo, lo que hace que los riñones procesen líquido extra que termina en la vejiga. A medida que el embarazo se desarrolle se hará un síntoma más notorio, ya que el bebé presionará la vejiga, haciendo que tenga una capacidad menor.

Debido al aumento de la sangre y de los niveles de hormonas, puedes sufrir congestión nasal. Esto hace que las membranas mucosas de la nariz se hinchen, se sequen y sangren  con facilidad. Esto puede hacer que tengas la nariz tapada con mucosidad.

Otro síntoma común cuando estamos embarazadas es el leve malestar o el dolor abdominal, pues en las primeras semanas de embarazo se suele sentir un leve malestar general, nuestro cuerpo está cambiando y nos comenzamos a sentir diferentes.

A esto le suele acompañar la hinchazón. Esto se produce debido a los cambios hormonales que se producen pueden hacer que te sientas hinchada, de manera similar a lo que sientes al principio de un periodo menstrual.

Tu humor también puede verse afectado por el embarazo. La avalancha de hormonas en tu cuerpo (sobre todo al comienzo del embarazo) pueden hacer que te sientas inusualmente emocional y llorosa. Además, puedes tener cambios de humor con frecuencia.

El sentido del olfato se vuelve bastante más sensible, y comenzamos a notar los olores que antes pasaban desapercibidos para nosotras. Los cambios en el olfato, además pueden producir cambios en el sentido del gusto haciendo que tengas algunas preferencias alimentarias, lo que se conoce comúnmente como antojos. Es cierto además que, durante el embarazo, otros sentidos del cuerpo experimentan cambios parecidos, excepto en el caso de la vista, que puede incluso empeorar durante el proceso de gestación. Todo esto se debe a los cambios hormonales.

Finalmente, esa sensibilidad del olfato provocará que tanto los olores intensos como agradables puedan producirnos náuseas y hacernos sentir mal. Esas náuseas, junto con los vómitos, son otros de los síntomas más típicos y suelen comenzar a finales del primer mes de gestación. En el caso de algunas mujeres, ya comienzan a sentir achaques desde el inicio de esta etapa. Normalmente las denominan náuseas matutinas, pero pueden aparecer a cualquier hora del día. La causa de las náuseas durante el embarazo no está clara, pero es probable que las hormonas jueguen un papel importante, especialmente la gonadotropina coriónica humana. 

Una vez hemos notado la ausencia de nuestra menstruación, han aparecido los primeros síntomas y el test de embarazo ha confirmado que estamos embarazadas, debemos procurar estar tranquilas para no transmitir los nervios a nuestro bebé.

Es fundamental cuidarnos mucho estos meses tanto física como mentalmente para contribuir a que todo vaya bien. 


Te puede interesar:

La fecha de embarazo es un dato importante para poder realizar el seguimiento correcto de la gestación y averiguar la fecha prevista del nacimiento del bebé.

Fuentes: 

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 04-03-2021

Redacción: Ana Ruiz

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×