×
  • Buscar
Publicidad

Síntomas de embarazo en los primeros días

Síntomas de embarazo en los primeros días

Es muy difícil saber con seguridad si estás embarazada o no en los primeros días de embarazo, ya que los cambios en el organismo aún no son perceptibles. Sin embargo, es posible que empieces a notar ciertas sensaciones extrañas…

Publicidad

No te puedes perder ...

Síntomas de un aborto natural

Síntomas de un aborto natural

Un aborto natural es aquel que se produce de manera repentina y espontánea en las primeras 22 semanas de gestación. Existen varios síntomas que nos alertan de que algo puede ir mal: sangrado, dolor abdominal fuerte, desaparición de los síntomas de embarazo y malestar general.

Y tambien:

Índice

 

Primeros cambios

Desde el mismo momento en que una mujer mantiene relaciones sin protección en sus días fértiles, buscando un embarazo, intenta descubrir cambios en su organismo que le indiquen que se ha logrado la concepción. No obstante, es muy difícil notar nada diferente hasta pasados unos 10 días, más o menos el tiempo que el óvulo fecundado tarda en recorrer el camino de las trompas de Falopio al útero y adherirse a este.

Hay muchas mujeres que afirman haber notado desde el primer momento cambios en su apetito, mareos, dolores de tripa, aumento de las ganas de orinar… Sin embargo, es difícil achacar la mayoría de estos síntomas al embarazo en este primer momento, ya que el incremento hormonal y de volumen de sangre aún no deja traslucir sus efectos.

En torno a los 10 días, es normal notar un primer síntoma: el sangrado de implantación, que se produce en el momento en el que el embrión llega al útero, que al estar irrigado por mucha sangre, desprende una pequeña cantidad que se elimina por la vagina. Este sangrado suele ser escaso, muchas veces tan solo una pelotita de sangre, aunque otras veces puede llegar a confundirse con el inicio de la regla.

A veces este sangrado puede ser simplemente flujo vaginal de color rosado y muchas veces solo se observa cuando la mujer se limpia después de orinar.

También aproximadamente en este tiempo se pueden sentir cólicos o dolor abdominal. Esto ocurre porque con el óvulo fecundado existe un aumento del flujo sanguíneo en el área pélvica y las hormonas femeninas entran en acción para preservar el embrión y continuar con el embarazo. Esto puede llegar a causar molestias abdominales que pueden ser confundidas con cólicos menstruales de intensidad débil a media. La inflamación del vientre también es uno de los primeros síntomas del embarazo y es causado por las intensas alteraciones pélvicas que se están produciendo, surgiendo con más frecuencia en los 7 días a las 2 semanas. Para muchas mujeres puede pasar desapercibido.

A partir de ese momento, sí que es posible que empieces a notar ciertos cambios en tu organismo que te hagan sospechar (mareos, náuseas, dolor abdominal…), sobre todo cuando se te retrase la regla. Ese es el momento para hacerte un test casero y averiguar si estás embarazada o no.

Síntomas desde la semana cuarta



A partir de la segunda semana del embarazo te puedes encontrar con:

- Cansancio: el cansancio es uno de los síntomas más comunes del embarazo. Suele aparecer a las dos semanas desde la implantación del embrión y puede estar presente durante todo el embarazo. Es normal que el cansancio vaya aumentando durante las 12 primeras semanas del embarazo, mientras que el cuerpo se va adaptando el metabolismo para proporcionar la energía necesaria para el desarrollo del bebé.

Este tipo de cansancio es fácil de identificar, cuando una mujer empieza a sentir que las tareas que hacía anteriormente se están volviendo muy exhaustivas, llega al final del día sin energía o necesita dormir más de 10 horas para establecer la energía que gastó.

- Senos sensibles e inflamados: en las dos primeras semanas del embarazo puedes notar que tus pechos están más sensibles, esto es debido a la acción de las hormonas que estimulan las glándulas mamarias, preparándola para la lactancia materna.

Existe también un aumento en el volumen del pecho, comienzan a desarrollare más las glándulas mamarias para soportar las necesidades del bebé después del nacimiento.

Además de esto, los pezones también pueden sufrir algunas alteraciones, quedando más sensibles e hinchados, y la aréola puede ser más oscura de lo normal por el aumento de flujo sanguíneo en la región. Muchas mujeres pueden sentir incomodidad con el simple roce con la blusa o con el sostén.

- Aversión a los olores fuertes: en el comienzo del embarazo es común que las mujeres estén incomodas con los olores fuertes, aunque sean olores aparentemente agradables como perfume. Muchas embarazadas pueden llegar a vomitar después de sentir un olor fuerte (como la gasolina, tabaco, productos de limpieza, etc.).

Acompañando al olfato, algunas mujeres detectan también cambios en el sabor de la comida, el cual se vuelve más intenso, produciendo náuseas.

- Variaciones en el humor: las dos primeras semanas de embarazo, la mujer puede notar variaciones en el humor sin causa aparente. Es muy común que la embarazada llore por cosas que antes no lloraría. Este síntoma puede acompañar todo el tiempo del embarazo.

Ocurre debido a las fuertes alteraciones hormonales, que es algo normal en el embarazo. Estas alteraciones pueden causar un desequilibrio en los niveles de neurotransmisores, haciendo que estés más inestable emocionalmente.

- Náuseas, vómitos y salivación: las náuseas y los vómitos son de los síntomas más conocidos y frecuentes por las mañanas. Suelen aparecer después de la semana 6 del embarazo y pueden permanecer toda la gestación. La salivación es un síntoma menos conocido y puede permanecer durante todo el embarazo.

- Mareos, sueño y dolor de cabeza: los mareos y el sueño a deshora son síntomas del embarazo que están causados debido a la caída de la presión arterial, la disminución de la glucosa en sangre y de la mala alimentación provocada fundamentalmente por las náuseas y los vómitos frecuentes. Estos síntomas suelen aparecer en las primeras semanas de embarazo, pero suelen disminuir a partir de la vigésima semana de gestación.

El dolor de cabeza también es común durante el embarazo debido a las alteraciones hormonales, normalmente es leve, aunque persiste y muchas veces las mujeres pueden no asociarlo con el embarazo.

- Aumento de las ganas de orinar: las hormonas del embarazo hacen que los músculos de la vejiga se relajan y, por lo tanto, es más difícil vaciar completamente la orina que está dentro de la vejiga, por lo que la mujer puede sentir más ganas de ir al baño a orinar que antes.


Te puede interesar:

Cuando una mujer está ovulando presenta varios síntomas de días fértiles tales como la elevación de la temperatura basal, el cambio en las características del flujo, etc.

Fuentes:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 20-02-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.