×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal no sentir cólicos en el embarazo?

¿Es normal no sentir cólicos en el embarazo?

Durante el embarazo son muchos los síntomas que experimenta una mujer a lo largo de los 9 meses, pero debes saber que no todas sienten los mismos síntomas ni con la misma intensidad. Incluso tu primer embarazo puede ser diferente del segundo, así que no debes preocuparte si no tienes cólicos al igual que los tiene tu amiga. Cada mujer y cada embarazo es un mundo.

Publicidad

No te puedes perder ...

La 31ª semana de embarazo

La 31ª semana de embarazo

El bebé cada vez te molesta más, presiona tus costillas, el diafragma, el estómago y los intestinos. Además, el peso del vientre te causará dolor de espalda. En estas semanas es muy común notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto.

Y tambien:

Índice

 

Primeros síntomas de embarazo



En las primeras semanas de embarazo aparecen los primeros síntomas y molestias que, generalmente, son mareos, cansancio, fatiga, náuseas, sabor metálico de la boca, incremento de la sensación olfativa y cólicos abdominales similares a los de la menstruación.

Estos síntomas no aparecen en todas las mujeres ni lo hacen con la misma intensidad. Mientras algunas desde la cuarta semana de embarazo empiezan a sentirse extrañas y sospechan del embarazo porque tienen náuseas, otras apenas notan nada y solo la amenorrea o falta de la regla les hace pensar que pueden estar embarazadas. De igual modo, a medida que avancen las semanas de embarazo estos síntomas variarán de unas a otras. Algunas mujeres pasan un primer trimestre horrible con náuseas y vómitos constantes, sueño y cansancio, dolores abdominales e incluso ligeros sangrados; mientras que otras se sienten mejor que nunca y no notan ninguna molestia.

No se sabe por qué a algunas mujeres los cambios hormonales y físicos relacionados con la gestación les sientan tan mal, mientras que otras experimentan embarazos fantásticos. La edad puede influir y a mayor edad, es posible sentirse más cansada y peor, pero la forma física y la salud general de la embarazada también influirán enormemente. De igual modo, el primer embarazo suele ser mejor que los segundos ya que cuidar de otros niños mientras se está embarazada puede hacer que los dolores y molestias aumenten.

En definitiva, no se sabe por qué algunas lo pasan peor que otras en el embarazo; e incluso es posible que tengas un primer embarazo muy malo y uno segundo maravilloso, o viceversa. Sea como sea, debes aceptar lo mejor posible las molestias de estas semanas y aprender por qué suceden y qué puedes hacer para disminuirlas y así llevar un embarazo le mejor posible.

¿Por qué aparecen los cólicos en el embarazo?

Los cólicos o dolores abdominales, similares a los de la regla, pueden darse durante todo el embarazo según los motivos que los provoquen. Siempre que sean leves y se pasen al descansar o tomar un analgésico, no debes preocuparte. Pero si son tan fuertes que no puedes ni moverte, duran mucho tiempo o van acompañados de otros síntomas como fiebre o sangrado abundante, debes ir al médico de Urgencias ya que puede ser síntoma de algo más grave como aborto espontáneo, desprendimiento de placenta, infección, etc.

Sin embargo, lo normal es que solo experimentes dolores leves que pueden deberse a los siguientes motivos:

1- Implantación. Cuando se produce la implantación del embrión en las paredes uterinas puede producirse un ligero dolor abdominal que dura poco tiempo.

2- Crecimiento del útero. A medida que el útero crece y los ligamentos del útero se estiran pueden aparecer dolores en la zona agudos.

3- Contracciones. Desde la mitad del embarazo puedes experimentar las contracciones de Braxton Hicks, contracciones que no son de parto y sirven para preparar al útero para el parto.

4- Problemas estomacales. Los problemas estomacales son muy habituales en el embarazo. Náuseas, vómitos, ardor, estreñimiento, gases… todos pueden causar dolores y cólicos abdominales.

5- En la recta final los ligamentos y articulaciones se relajan cada vez más para permitir el parto, por lo que es frecuente sentir un dolor en la zona de la pelvis que se extiende hacia la vejiga, el estómago, el recto…

¿Cómo reducir el dolor de los cólicos?

Cuando sientas cólicos o dolores puedes aliviarlos siguiendo estos consejos:

- Túmbate en un lugar tranquilo y silencioso y descansa. Relájate, respira profundamente y no pienses en el dolor.

- Si el dolor es molesto, puedes tomar un analgésico, pero intenta no hacerlo cada vez que te duela un poco. Aunque el paracetamol es compatible en el embarazo, se recomienda no abusar de él.

- Date un baño de agua caliente relajante.

- El ejercicio regular ayuda a reducir los dolores y molestias del embarazo.

- Puedes ponerte un saco de semillas o calor seco en la zona para calmar el dolor.

Y recuerda que si el dolor es muy intenso y no se pasa, es mejor que acudas al médico para consultar la causa y evitar complicaciones en el embarazo.

¿Este dolor puede deberse a alguna complicación del embarazo?

Aunque la mayoría de las veces los cólicos pueden ser comunes, hay algunas causas graves de dolor abdominal durante el embarazo:

- Embarazo ectópico: esto ocurre cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero (normalmente en las trompas de Falopio). Los embarazos ectópicos pueden causar cólicos dolorosos, además, esto se considera una condición médica grave que debe ser tratada por un médico.

Aborto espontáneo: este se considera por un manchado vaginal acompañado de cólicos debe o agudos. Ten en cuenta de que algunas mujeres tienen manchado y cólicos y pueden perfectamente tener un embarazo saludable. Lo recomendado es que, si tienes cólicos fuertes y sangrado, se lo comuniques de inmediato a tu médico.

- Preeclampsia: se caracteriza por la tensión arterial alta y la proteína en la orina. La preeclampsia severa puede causar dolor intenso en al abdomen superior.

- Parto prematuro: caracterizado por el aumento de presión, dolor abdominal y los cólicos.

- Infecciones del tracto urinario: el dolor abdominal bajo y el dolor al orinar pueden ser síntoma de una infección.

- Desprendimiento de la placenta: esto ocurre cuando la placenta se separa del útero antes de que el bebé nazca. Es una afección potencialmente mortal y un síntoma de esto puede ser un calambre doloroso que no desaparece. Si esto te ocurre, debes contactar con tu médico lo antes posible.


Te puede interesar:

Algunas mujeres afirman que si no hay sangrado de implantación no hay embarazo. En realidad esta es una falsa creencia ya que siempre se produce el sangrado de implantación pero lo que sucede es que no siempre se hace visible.

Fuentes:

American Pregnancy Association, https://americanpregnancy.org/es/pregnancy-concerns/cramping-during-pregnancy/

Concepción y embarazo a partir de los 35, Laura Goetzl.

Fecha de actualización: 30-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.