×
  • Buscar
Publicidad

Embarazo sin síntomas en el primer mes

Embarazo sin síntomas en el primer mes

Cuando una mujer está buscando un embarazo, se pasa los días atenta a cualquier posible síntoma indicativo de la concepción: ausencia de la regla, náuseas, mareos, inapetencia… Pero, ¿y si los síntomas no aparecen?

Publicidad

Índice

 

¿Por qué no tengo síntomas?

Todos sabemos cuáles son los principales síntomas de un embarazo: amenorrea o ausencia de menstruación, náuseas, mareos, dolor abdominal, hinchazón de los senos, repulsión a ciertos alimentos y olores…

Sin embargo, muchas mujeres solo tienen uno de estos síntomas, el más importante por otra parte: la ausencia de la regla. El resto de signos pueden deberse a otros motivos, pero si mantuviste relaciones sin protección en tus días fértiles, eres regular y no te viene la regla, prácticamente seguro que estás embarazada. Solo quedará realizarse un test casero de embarazo para confirmar las sospechas.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Una vez sepas que estás encinta, seguro que esperarás que en cualquier momento aparezcan el resto de síntomas que tus amigas y familiares te han comentado que tuvieron: náuseas, mareos, senos hinchados… pero pasan los días y nada, tú te encuentras como una rosa, y empiezas a preocuparte. ¿Por qué no noto nada de esto?

La respuesta es bien sencilla, cada organismo reacciona de manera distinta frente a los cambios hormonales que provoca la gestación. Algunas mujeres pasan un primer trimestre horrible, sin apenas poder comer ni levantarse de la cama, mientras que otras apenas si son conscientes de que están embarazadas.

Si eres de estas últimas, no te preocupes y disfruta de tu buena suerte. ¡Quizá el segundo trimestre no sea tan benévolo!


¿Cuáles son los síntomas que pueden aparecer en el primer mes de embarazo?

Puede que pienses que no tienes ningún síntoma de embarazo, igual es que no conoces todos los que pueden pasar en el primer mes:

- Amenorrea: lo primero que se suele notar es la ausencia de menstruación. Es un síntoma muy claro y revelador que suele llevar a pensar en una única dirección: el embarazo. Este suele ser un síntoma importante en las mujeres con ciclos menstruales regulares. En el caso de las mujeres con ciclos menstruales irregulares, el retraso o la falta es más difícil de detectar con rapidez.

- Sensibilidad en los pechos: suele aparecer en los primeros días del embarazo, pero a veces pasa desapercibido. El pecho es una de las primeras partes del cuerpo femenino que se preparan para su futura función, la de alimentar al bebé. Durante el embarazo aumentarán de tamaño y se volverán bastante más sensibles debido, en primer lugar, a los cambios hormonales que se están produciendo y, en segundo, a la acumulación de grasa.

- Cansancio y fatiga: si de un día para otro comienzas a sentirte más cansada de los habitual durante la jornada, puede que estés embarazada. Esta es una señal de presunción de embarazo, provocada por la frenética actividad que está teniendo lugar en tu interior. Ten en cuenta que tu cuerpo ya no solo tiene que encargarse de ti, ahora hay una nueva vida en tu interior que tu cuerpo es el encargado de alimentar y desarrollar.

- Náuseas y vómitos: estos son los síntomas más conocidos. Suelen producirse por la mañana, aunque pueden aparecer en cualquier momento a lo largo del día. Algunas mujeres lo sufren a los pocos días del embarazo (debido a los cambios hormonales producidos al implantarse el embrión en el útero) y otras no las llegan a  sufrir.

- Cambios de humor: la revolución de hormonas que se está produciendo en tu cuerpo afecta también a tus emociones. Por eso es normal que una embarazada pase de la euforia a la tristeza absoluta o a una excesiva irritabilidad.

- Desarrollo del sentido del olfato: es posible que el desarrollo de la gestación haga que la futura madre tenga un incremento en la sensibilidad en su sentido del olfato. De repente los olores los percibes de manera más intensa, generando rechazo por alguno de ellos.

- Estómago revuelto o acidez: el aparato digestivo también detecta que algo nuevo está pasando en el cuerpo y puede reaccionar de distintas maneras. Algunas embarazadas sienten que su estómago se revuelve y les sienta mal la comida; otras sufren acidez repentina y algo molesta. Esto, principalmente, se debe al aumento del tamaño del útero.

- Dolor premenstrual: algunos síntomas del embarazo se parecen mucho a los que experimenta cualquier mujer antes y durante la menstruación. Este es uno de ellos, las mujeres pueden presentar un dolor en la parte baja del abdomen muy similar al del periodo.

- Un poco de acné: debido al desajuste de hormonas que se produce en el cuerpo de las embarazadas, en los primeros momentos de la gestación las embarazadas pueden notar como se acumula más grasa en la piel. Esto puede hacer que surjan las típicas marcas de la adolescencia en algunas partes del cuerpo.

- Variaciones en tu apetito: algunas mujeres experimentan momentos de hambre voraz mezclados con otros de inapetencia. Además, en esta etapa suelen desarrollarse rechazo repentino a algunos sabores y apetencia por algunos que antes no te gustaban (normalmente sabores avinagrados).

- Congestión nasal: suele ser uno de los primeros síntomas que aparece. Además, es de los problemas más frecuentes y, a veces, viene acompañado de hemorragias nasales. Aunque aparezca durante el primer mes de embarazo, lo normal es que te acompañe hasta el final del mismo.

- Mareos y vahídos: también son muy frecuentes en el primer mes de embarazo. Ten cuidado cuando esto ocurra, si te sientes mareada siéntate con la cabeza entre las rodillas o recuesta la espalda y coloca las piernas hacia arriba.

Para evitar los mareos huye del calor y de los sofocos (pueden hacer que tu tensión se desplome). Cuando te duermas o descanses, hazlo sobre el lado izquierdo, esta postura facilita el flujo de sangre hacia los órganos. Recuerda también que, cuando te levantes, debes hacerlo sin brusquedad. Procura comer bien y no pasar mucho tiempo en ayunas. Si crees que te mareas por este motivo, procura llevar algún tentempié en el bolso para mantener un nivel adecuado de azúcar en sangre, la hipoglucemia suele ser más frecuente en las embarazadas.

Si no tienes ninguno de estos síntomas, no te preocupes, cada cuerpo es distinto, está todo bien.


Te puede interesar:

"¿cuáles son los días más fértiles?" es la primera pregunta que se hace una mujer cuando decide quedarse embarazada. Si es regular resulta sencillo averiguarlo ya que coincide con la mitad del ciclo menstrual. En el caso de tener un ciclo irregular debe basarse a través de otros indicadores como la temperatura basal o las características del flujo.

Fuentes: Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 27-05-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.