• Buscar
Publicidad

¿A partir de cuándo se puede hacer el test de embarazo?

¿A partir de cuándo se puede hacer el test de embarazo?

Seguro que cuando tienes un retraso de la menstruación lo primero que se te pasa por la mente es que estás embarazada y estás deseando saberlo. Para ello, existen dos métodos para confirmarlo: análisis de sangre y test de embarazo. Pero, ¿sabes cuál es el momento adecuado?

Publicidad

Índice

 

¿Cuándo hacerse una prueba de embarazo de orina?

El método más utilizado es el test de embarazo por análisis de orina. Se puede obtener fácilmente en las farmacias sin receta médica. Tienen forma de termómetro y su principal función es averiguar si existe la presencia de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana), la relacionada a la formación de la placenta. Por esta razón, sólo las embarazadas la tienen.

Este test se debe utilizar cuando notas un retraso de unos días de tu periodo, que es cuando empieza a aparecer la hormona hCG, es decir, unos 14 días después de la fecundación y de mantener relaciones sexuales en los días fértiles. Se puede realizar en cualquier momento del día, aunque lo recomendable es hacerlo por la mañana nada más levantarte porque es cuando más concentración de esta hormona hay y será muy sencillo descubrirla. Es muy importante que no se beba una cantidad considerable de líquido antes del inicio del test porque dicha concentración se puede diluir y, a su vez, se disminuye la fiabilidad.

El resultado sale, aproximadamente, a los cinco minutos. Si da positivo, sin duda estás embarazada. Si es negativo, puede que ocurra el caso del falso negativo al no realizarte el test en el momento adecuado. Entonces, lo más aconsejable es repetir el test varios días después.
 

¿Y si soy irregular?

Si eres irregular puede ser más complicado saber cuándo hacerse la prueba de embarazo, ya que puedes no saber exactamente cuándo te tiene que venir la menstruación o cuándo se fecundó el óvulo y, por lo tanto, cuándo se ha pasado esa fecha y puedes hacerte ya la prueba.

En este caso, se recomienda esperar unas tres semanas desde cuando mantuviste relaciones sexuales sin protección para que dé tiempo al embrión a implantarse y producir la hormona GCH.

Si notas síntomas de embarazo y tienes dudas, lo mejor es que acudas al ginecólogo, quien podrá hacerte un análisis de sangre o incluso una ecografía para ver si hay embrión.
 

¿Cómo hacerse la prueba de embarazo?

Es imprescindible que pongas en contacto la tira del test con una pequeña cantidad de tu orina, aunque la forma concreta de hacerlo depende de cada marca, por eso lo más importante es que leas bien las instrucciones del prospecto.

Puedes mear encima de la tira o echar la orina en un bote y luego introducir la tira en él. Normalmente, a los pocos segundos aparece una tira de control que indica que lo has hecho correctamente. Si no aparece, la orina no ha impregnado la tira y no es válido, debes comprar un nuevo test.

Entre 3 y 5 minutos después, la aparición o no de una segunda línea, un símbolo o un cambio de color (de acuerdo a las instrucciones contenidas en el envase del producto) te indicará si estás o no embarazada.
 

¿Puede haber un falso positivo?

No, si el resultado es positivo estás embarazada, pero sí se pueden dar las siguientes situaciones tras un resultado positivo:

- Mujeres que están siguiendo tratamientos de reproducción asistida con inyecciones de hCG.

- Después del parto.

- Después de un aborto reciente.

- Cuando se produce un embarazo ectópico.

- En caso de síndrome de ovario poliquístico.

- En un embarazo anembrionario.

- En un embarazo bioquímico, en el que la hormona se detecta al implantarse el embrión, pero no evoluciona y se produce un microaborto.
 

¿Por qué otros motivos se puede retrasar la regla?

Asimismo, debes de tener en cuenta que la retirada de la menstruación en medicina puede ocurrir por:

- Cambios en tu peso

- Estrés

- Exceso de deporte

- El síndrome del ovario poliquístico

- Presencia de tumores

- Si superas los 40 años se puede tratar de menopausia

Trastornos hormonales
 

¿Cuándo hacerse la prueba de sangre de embarazo?

En cuanto al análisis de sangre, es más fiable porque es capaz de detectar niveles de hCG muy pequeños, desde 1mlU/mL. Al contrario que en el test anterior que, al ser a través de análisis de orina, solo percibe esta hormona a partir de 20mlU/mL. Esto quiere decir que desde que el embrión se implanta en el vientre materno y se produce la hormona del embarazo, será perceptible rápidamente en el análisis de sangre.

Si tienes paciencia, la mejor opción es un análisis de sangre debido a su gran precisión. En cambio, si al final te decides por el test no olvides seguir las indicaciones y no realizarlo antes de tiempo porque el resultado puede ser un falso negativo.
 

Otros síntomas de embarazo

Además de la amenorrea y del resultado del test de orina, existen otros síntomas que te pueden ayudar a saber si estás embarazada o no:

- Cansancio, fatiga y somnolencia

- Náuseas

- Mareos

- Mayor percepción olfativa

- Frecuentes ganas de ir al baño

- Tensión y dolor en los senos

- Cólicos abdominales

- Ligero sangrado entre 7 y 10 días después de la fecundación

Si la prueba de embarazo da positivo, empieza ya a cuidarte y pide consulta con tu médico. Si da negativo, pero sigue sin bajarte la regla y tienes síntomas de embarazo, repite la prueba o consulta a tu profesional de medicina.


Fuente:

Goetzl, Laura (2006), Concepción y embarazo a partir de los 35, Pearson Educación.

Fecha de actualización: 17-03-2021

Redacción: Esperanza Pavón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×